NEVERLAND (Dreamtone & Iris Mavrakis) "Reversing Time"

NEVERLAND (Dreamtone & Iris Mavrakis) “Reversing Time- AFM Records- 2008

 

Expectativas altas tenía por oír este primer trabajo en que reúnen fuerzas los turcos de Dreamtone y la cantante griega Iris Mavrakis. Al menos de los árabes ya había oído un primer trabajo del 2004 llamado “Unforeseen Reflections” que me había dejado un buen sabor, a pesar de lo pálido de su vocalista Oganalp Canatan. Pues bien, la banda ha crecido y bastante desde entonces, cambiando uno que otro integrante- aunque sigue en las filas el citado Oganalp- más la presencia femenina de Iris y un par de buenísimas colaboraciones que le suben el pelo a una producción que en lo netamente instrumental brilla con luz propia, aunque a veces se les pasa la mano un poco con las baladas, de lo cual lamentablemente no soy muy asiduo.

“Shooting Star” es la apertura de este trabajo dejando entrever sus influencias power progresivas, con muchos arreglos orquestales y corales (producto de la presencia de la Philarmonia Istanbul Orchestra), dándole un aire bien pomposo y sinfónico a todo, no igual que Rhapsody, si no que más balanceado entre guitarras y la sinfonía, en un entorno bien Symphony X. Al entrar la voz de Oganalp se nota que ha variado en algo (no es una maravilla pero…)asemejándose bastante a los tonos del vocalista de una banda danesa de power metal llamada Manticora.

“To lose the Sun” nos muestra la primera gran colaboración de este disco, y que consiste nada más y nada menos que el bardo Hansi Kursch, quien con sus tan característico y aguerrido tono marca la pauta para un tema evocador, a medio tiempo con mucha garra y fuerza erigiéndose como uno de los puntos altos de este “Reversing Time”.

“Mankind is a Lie” es otro de los cortes a medio tiempo, que comienza con un dueto marcado entre Oganalp e Iris, con unas cuantas cuerdas acústicas y una melodía completamente épica. “Everlasting Tranquillity” es una preciosa balada en tono medieval, con suaves notas de piano, más la dulce voz de Iris bordándolo todo, tras la cual arremete el tema título, con interesantes quiebres progresivos y la presencia de otra ayudita para levantar este trabajo como lo es la voz de los suecos progresivos de Evergrey, mr. Tom Englund. Un corte muy heavy, variado al igual que la seguida de “Black Water”, un uptempo que a mi juicio es el corte más agresivo de la placa – sin desmerecer el resto por supuesto- y que resalta alejándose de tanto ornamento orquestal o progresivo que hasta el momento hemos apreciado (salvo por el coro).

“Mountain of Judgement” comienza al igual que casi el resto de los demás temas, muy heavy, quizás lo más similar a Rhapsody (of Fire) que escucho en toda la placa. De muy buena factura, aunque un poquito happy, sobretodo en los coros. “Trascending miracle” es otro de esos cortes, aunque aparezca ya casi al final del disco, que se jacta de tener los mejores elementos progresivos en todo el disco, con solos correctísimos por parte del buen guitarrista Onur Ozkoc y melodías inquietantes y sinfónicas para todos los gustos, finalizando todo el trabajo se despachan una discreta balada titulada “Once again this life”, que a esta altura estaría perfectamente demás, pero ya que más da. De todos modos, un disco interesantísimos, con unas voces femeninas de lujo, colaboraciones de miedo y un vocalista que por lo menos canta mejor que Enrique Iglesias y Cristián Castro juntos, ja, ja, ja.

NOTA: 8/ 10

 

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”