WARDOG "Scorched Eearth"



WARDOG (US) “Scorched Earth” – Metal Blade - 1996
Si bien Wardog actualmente ya no existe para el mundo del metal (y por cierto, una muy lamentable ausencia para la escena) nunca es tarde para hablar de una de las producciones más acertadas del llamado US Power Metal de mediados de los 90s (1996 para ser bien exactos), época en que recién empezaba a familiarizarme con este ahora idolatrado género como es el Heavy Metal. En la época en que aún daban “Headbangers Ball”, por la MTV Latina, vi por primera vez el video del tema “Broken but not dead”, que visualmente no decía mucho pero que en lo musical era todo un temazo, con mucha variedad y unos solos incisivos, con la particularidad de tener dos vocalistas, uno para los agudos – con un registro típicamente heavy metalero- y a cargo de Tom Gattis, y otro para registros más agresivos, casi thrasheros, pero a la usanza de esos años, medio Testament, medio Machine Head, por parte del bajista Chris Catero. Era mi primer acercamiento para con esta banda, que de ahí en más siempre me quedó dando vueltas por la cabeza sin nunca poder conseguirme algo de ellos. Recién hace un par de años, y gracias a Internet lo pude adquirir a través de la tienda on line alemana Hellion Records a precio como diríamos por aquí “de huevo”. Una ganga por conseguir este ahora verdadero clásico de los 90s, un bastión incuestionable del verdadero heavy metal a la americana, con mucha fuerza, poderío, velocidad y variedad. Desafortunadamente sólo editaron este álbum, otro del 94 y después un tercero y final en 1999 llamado “A Sound Beating” con lo que ponían punto final a un gran carrera a pesar de nunca pasar la barrera del underground. En este discazo nos encontramos con grandes cortes de alto octanaje, como el inicial y speedico “Scorched Earth”, gran arranque con una batería por parte de John Herrera a velocidad manowarescas (siempre me he preguntado si tenía algo que ver con Raymond Herrera de los Fear Factory), tranformándose en uno de sus principales hits, tras el cual arremete “Sounds of War”, algo más pausado pero no carente de intención metalera, con unos solos nada despreciables por parte del mismo Tom Gattis (el 2003 fundaría otra gran banda llamada Ballistic la cual lamentablemente aún desconozco, pero ya vendrá…). En tercer lugar viene ese gran single que me llevó a descubrirlos “Broken but not dead” con su variedad y groove a toda prueba. “Seeing is believing” es otra explosiva muestra de velocidad al límite, casi rozando el thrash con un riff muy bien conducido por estos chicos y de buenas a primeras llevaría a pensar en una banda como Megadeth aderezada con ciertos toques a Iron Maiden, pero pasado por un filtro de mayor speed. Al igual que el enorme “Killing Speed”, ya el título y su duración ( 2 minutos y medio) lo dice todo: de lo mejor del álbum. Más feliz y alegre si se quiere resulta la también veloz (con un ritmo mas Anthrax)”Bucket ‘O’ Beer”, que se erige en otro de los puntales altos de esta magnífica placa. Que más decir: de lo mejor que los 90s parieron y que ojalá algún díam Tom Gatis y cía. se animen nuevamente a dar forma y vida a esta tremenda agrupación. El sueño seguirá en pie…
NOTA: 9.5/ 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre