PRIMAL FEAR "16.6 (Before the Devil Knows you're Dead"



PRIMAL FEAR “16:6 (Before the Devil Knows you’re dead) – Frontiers Records – 2009


El tiempo de espera acabó para oír el más reciente trabajo de los germanos de Primal Fear, comandados por los sempiternos Matt Sinner y Ralf Scheepers, bajista y vocalista respectivamente, de uno de los referentes obligados del actual Power metal alemán con ese heavy tan avasallador como de costumbre, con la siempre interesante entrega vocal de Ralf que una vez más no desentona y nos muestra su unicidad dentro del género.

Si ustedes recuerdan los anteriores trabajos de la banda como “Seven Seals” (2005) y “New Religion” (2007), las experimentaciones sónicas estuvieron a la orden, algo que a mucho nos gustó y a otros, como era de esperar, les pareció de lo más reprochable. Pero que por esas innovaciones Primal Fear fuera a perder algo de su habitual contundencia y garra ni pensarlo por un segundo. Y tomen ¡¡¡ por que esta nueva entrega los sigue posicionando en su posición de liderazgo indiscutible dentro el panorama heavy actual, pues a esto quizás debemos atribuir la más reciente incorporación de la banda en la forma del guitarrista sueco Magnus Karlsson, que con su habitual impronta de caracter más hard metalera que ya le hemos visto en bandas como Allen/Lande, The Codex o Last Tribe, ya parece dar muestras de que su paso por Primal Fear será reconocida como un gran aporte para el desarrollo de los alemanes, ello sin desmerecer la siempre encomiable labor de Henny Wolter que en gran parte se le debe el buen hacer de sus últimos trabajos, con experimentos y todo.

Si bien este último trabajo no carece de lo anterior, esto es, innovación y búsqueda de nuevos sonidos, el resultado no es para nada desestimable, y los logros en realidad se agradecen, pues ya en sí la partida de este disco con “Riding the Eagle” es el mismo Primal Fear que vimos en sus discos de comienzos de este milenio, en trabajos como “Nuclear Fire” (2003) dotado de un speed brutal conducido por el siempre acertado Randy Black tras los parches. “Six Times Dead (16.6)” será sin duda uno de los más grandes hits que PF haya podido crear en toda su carrera, y como no va a serlo si es de esos cortes más rockeros que ha venido incorporando en sus último discos, pero esta vez yendo algo más allá, una melodías que contagian por todas partes, algo industrialoides (influencias de sus compatriotas Rammstein por aquí y por allá, casi imperceptibles diría yo). Con aires más orientales se desarrolla el siguiente “Black Rain”, destacando los geniales coros, de otro mundo, del buen Ralf, y esas melodías geniales que logran desencandenar la dupla Karlsson- Wolter.

“Under the Radar” es otra andanada de riffs crujientes y pesados, en plan painkiller, ideas que parecen haber retomado en este nuevo disco, tras haberlas dejado en un segundo plano en sus últimos trabajos. “5.0/ Torn” es un medio tiempo, con un gran desarrollo instrumental en los primeros segundos, aunque no es de los temas que recordaremos por siempre de los alemanes. Sin embargo, aquí sigue la primera gran experimentación de la banda con “Soar”, con unos sampleos electrónicos y unas guitarras de dudosa reputación que más parecen ser de bandas como Slipknot o Korn que de los germanos, aunque al dar paso al estribillo vuelven los PF de siempre con un muro de guitarras tan heavy que impacta de lleno, volviendo en los coros esos gritos medio raperos que quedan algo fuera de lugar. De seguro será de los temas que darán para bastante comentario, lo cierto es que de cualquier modo los resultados se tornan interesantes para los que esperaban oír estos remozados PF.

“Killbound” vuelven con las ideas de toda la vida, metal muy clásico, onda Accept, ultra heavy en la faceta que más le reconocemos a estos chicos. Por su lado, las ideas siguen fluyendo en “No Smoke Without FIre”, un corte a medio gas, con ciertos elementos sinfónicos en el acompañamiento y de piano, a modo de power ballad que a esta altura no viene mal para reposar y continuar en el viaje de este nuevo álbum.

El power speed del inicio lo retoman en el buenísimo “Night after night”, con unos leads notables de Karlsson, aunque en el estribillo retoman un ritmo más de medio tiempo, acelerando poco a poco la pedalera del señor Randy Black, desatando al fin un coro de esos enormes que tan bien logra Ralf cada vez que se lo propone. “Smith and Wesson” con risa de Scheepesr incluída, es un brutal ataque de poder y riffs intravenosos en un rollo más rockero, asistiendo a una interpretación bestial y oscura por parte de Scheepers, transformando a este en otro de los mejores cortes de la placa. Casi al final aparece “The Exorcist”, otra veloz y furiosa muestra de que los de Matt Sinner siguen teniendo cuerda para rato, siendo este de aquellos temas que no te suelta, moverás la cabeza como poseído hasta el último segundo. Para el cierre una tierna balada, con la interpretación de Matt Sinner casi a capella, asistido en coros por Scheepers, logrando un final de película, muy emotivo y dramático.

Gran disco, que por lo demás, ojalá tengamos muy pronto la oportunidad de ver en vivo, y repasar también la extensa discografía de estos tíos cuando venga a nuestro Chile querido en agosto, según oficialmente ellos han publicado en su Myspace http://www.myspace.com/primalfearofficial . Será de seguro una fecha inolvidable para muchos, entre los que me cuento. Asi que solo rogar que no se nos caiga este evento, como ha venido ocurriendo últimamente por estos lados (Dragonforce, Saratoga). Estaremos a la guarda. Más sobre ellos en http://primalfear.rocks.de/ .


NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre