ELEMENTS "Northern Echoes"



ELEMENTS “Northern Echoes” - Independiente – 2009

Desde las siempre prolíficas tierras finesas nos llega esta promisoria banda de heavy rock, de línea bastante clásica (de hecho partieron como banda de covers de Metallica) y con chica al frente, bajo el nombre de Elements, que a lo largo de ocho temas pretenden sorprender con esta producción bastante bien logrado, tanto sónica como ilustrativamente hablando (solo ver la carátula de este trabajo gratifica enormemente los sentidos), dando forma así a ya casi trece años de carrera (aun cuando en sus orígenes se hacían llamar Chaos).

Lo suyo es como indicaba en las primeras líneas de este review un heavy directo, de corte clásico y melodías sencillitas, sin mucho artilugio ni pirotecnia, tan propio de las bandas que a menudo nos llegan desde este país norteño, comandados por una vocalista correcta en su factura, como esta Johanna Salonen-Taipale, quien además de meter unas flautas por aquí y por allá, en su faena vocal no destiñe, a pesar de que tampoco está por sobre la media, podemos decir que no es ni la típica voz de registro dulzón ni lírico, pero tampoco es una fiera a lo Doro Pesch o Verónica Freeman, sino que simplemente cumple su función y se acopla ordenamente con lo que nos muestra el resto de sus partners al interior de Elements, que por otra parte no lo hacen nada mal tanto en lo técnico como en lo compositivo. Pero veamos por que…

“Truthseeker” es el tema opener de este disco, abriendo con arranque de baquetas sobre los parches a cargo del batero Ilpo Luoma, marcando así un uptempo de armonías básicas y elementales, con dobles guitarras en los solos, con una dupla efectiva a cargo en las personas de Jarmo Hyvärinen y Joni Juuti. Como digo, no hay grandes alardes por aquí y por allá, lo justo y preciso en un plan más bien clásico.

En cambio, “One in the Dark” encuentro que tiene mucho más groove y onda que su predecesor, un típico tema de base melódica más hard rockera y elegante, pensando en una onda similar a unos Lullacry o porque no hasta de un “Wish I had an Angel” de Nightwish, pero sin los teclados pomposos de un Holopainen y sin la operística voz de una Tarja, tan solo en la base guitarrera. Todo ello arropado con un locuaz solo de guitarra a cargo de Jarmo Hyvärinen, luciéndose hacia el final de este tema.

El tercero es “Runaway”, con una melodías guitarreras mucho más pegotes y melódicas que se inicia para luego dar paso a una estructura más calma más propia del rock gótico de bandas como Silentium o unos The Rasmus marcándose eso sí uno de los mejores coros, muy accesible y ganchero, con que la placa cuenta. “Towards the new Day” sigue en una estela más hard goth rock, muy melancólica y darkie, aunque con no menos actitud metalera cuando el tema sube en intensidad hacia su sección media.

El hard metal más ganchero y potente vuelve al tapete “Wish of Night”, con unos riffs directos y de factura más comercial y radial, estando en presencia de un auténtico hit, perfecto para las radiofórmulas y que en vivo de seguro será una de sus principales armas letales. Sin embargo, con “Sorrowmaker” retornan a una estructura de riffs más oscuros y doomie aunque tan solo en apariencia, pues tras su aletargado comienzo dan paso a uno de los temas más power de todo el disco, con unas guitarras que arrancan al galope endemoniado, haciendo honores a su etiqueta de banda de power metal, ralentizándose en el el puente y volviendo por los fueros del speed hacia los coros, muy épicos y logrados.

En “Torment” me encuentro con un tema que al parecer fuera calcado a la partida de su opener “Truthseeker” con unas guitarras casi auto emuladas, aunque luego incorporan otras ideas que lo dotan de mayor dinamismo, convirtiéndose al final en otra buena muestra de metal clásico por parte de estos Elements. Para el final nos dejan “How can you?” otra buena pieza de hard rock de buena cepa, musicalmente hablando perfecta, de mucha lucidez melódica y estupendos solos metalizados, aunque siendo la tónica del trabajo, se echa en falta una mayor versatilidad y protagonismo en los registros de su vocalista Johanna Salonen-Taipale. Para redondear, digamos que el sonido esta a la altura de lo que suele esperarse de las bandas de esta parte del mundo, cuyo masterizaje fue realizado por uno de los capos de los afamados estudios Finnvox, como lo es mister Mikka Jussila.

Si deseas conocer algo más sobre estos chicos contáctalos a través de su web http://www.elementsweb.net/ o también en Myspace http://www.myspace.com/elementsmyspace donde podrás escuchar en stream su particular música. Recomendado para seguidores de Silentium, Lullacry o incluso hasta de Masterplan.


NOTA: 7,3 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”