ARRYAN PATH “Terra Incognita”


ARRYAN PATH “Terra Incognita” - Pitch Black Records – 2010

Mucho más maduros después de un mutismo musical absoluto de casi seis años, el cuarteto radicado en la remota isla mediterránea de Chipre regresa con nueva placa bajo el brazo titulada “Terra Incognita” tras lo que fuera ese aclamado debut “Road to Macedonia” (al menos para los circuitos más especializados del heavy metal más épico) y por lo demás dificilísimo de hallar para comprarlo a través de la web. Para quienes no les conozcan aún, decirles que su estilo se centra en las melodías de corte dramático completamente alejado de las nuevas tendencias del género y por ende mucho más arraigado en los sonidos clásicos de bandas más subterráneas como Manilla Road, Battleroar , aunque añadiendo un toque personal pocas veces visto.

De todos modos, para esta nueva entrega, estos Arryan Path se han adentrado algo más en terrenos no muy recorridos sino hasta ahora, incorporando a ratos riffs dinámicos y estructuras mucho más convencionales y modernas, aunque sin duda su gusto por agregar su particular impronta se ha logrado una vez más a cabalidad, con la mejora ostensible de su sonido y una crecida colosal en las condiciones de su vocalista Nicholas Leptos (también en Diphtheria y Prodigal Earth) quien en temas como “Cassiopeia” o “Terra Incognita” realmente emociona al oírlo con un registro que entrega fuerza y una personalidad imponente en toda ocasión.

La épica partida con el citado “Cassiopeia” tiene una ambientación muy arabesca, con unos riffs que paulatinamente se elevan contribuyendo a generar esa atmòsfera digna de una “Ilíada” o de un “Mío Cid Campeador”. Y es que, que mejor que sean aquellas bandas críadas bajo terruños de auténticas raíces orientales las que muestren en su repertorio el rico legado cultural de sus ancestros ( y no es que quiera desmerecer con ello lo hecho por otras gentes que alguna vez se han aventurado con este tipo de ideas, pero desde luego que suena mucho mejor con gente más inserta en el medio)…

Como decíamos, también hay momentos de heavy más clásico y convencional, de grandes coros y pegadizos estribillos como en “Molon Lave”, el potente “Open Season” o el accequible “The Blood Remains on the Believer”. No cabe duda que mientras más se escuche con detención un trabajo como este te irás convenciendo del gran disco que estos chipriotas han realizado: que melodías, que variedad, que emoción y dramatismo, un disco que podrías escuchar por horas, días y meses y a cada oída encontrarle detalles y sutilezas que solo la dedicación y la pasión de músicos como estos logra conseguir. Más info sobre esta bandaza en http://www.myspace.com/arryanpath .
NOTA: 10 / 10


Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”