VHALDEMAR “Vhaldemar”


VHALDEMAR “Vhaldemar” - Independiente - 2010

Temporada de grandes retornos para el mundo del rock y el metal en este 2010 (ahí todavía recordamos los nuevos registros de Dream Evil, Scorpions, Ozzy Osbourne, entre otros), y en este caso de los buenos, pues luego de dos discos aplastantes de heavy power metal, los hispanos de Vhaldemar se conviertieron hace unos cuantos años atrás en otro de los varios damnificados que dejó el cierre de la disquera Arise Metal Records, quedando a la deriva muchas buenísimas agrupaciones con dispar suertea la hora de encontrar nueva casa discográfica o de poder editar un nuevo álbum. Están ahí aún en la memoria reciente el caso de bandas como los suecos Skyfire (recién este año con nuevo trabajo), los desaparecidos Wiz y Asperity (con potentes discazos a mediados de esta década) o los disueltos españoles de Red Wine. Caso aparte el de los madrileños de Dark Moor, quienes rápidamente lograron ubicarse bajo las huestes del sello itálico Scarlet Records para el lanzamiento de sus últimos dos discos.

El hecho es que el heavy metal y los fanáticos no podían darse el lujo de perder a tan tamaña agrupación, con o sin sello había que levantar un nombre como el de Vhaldemar, así que luego de esperar con ansias el sucesor del aclamado “I Made My Own Hell” (2003), al fin podemos dar gracias a los dioses del metal por bendecirnos con el regreso de una de las mejores formaciones true metaleras españolas, siempre de la mano del virtuoso hero guitar Pedro Monge (muy del estilo de tipos como Marty Friedman). Y aunque esta vez han optado por la autogestión y el promover la descarga gratuita de su trabajo a través de su Myspace, nuevamente Vhaldemar ha hecho lo correcto, logrando un equilibrado disco basado en el poder de sus riffs afilados mesurados por los desbordes técnicos de Monge en las seis cuerdas, conducidos también por la agresiva voz de Carlos Escudero y la rotunda perfomance de su nuevo batero Alex de Benito.

Con esta base, en el fondo no podían esperar malos resultados y así es como en esta ocasión nos han vuelto a alucinar con cortes tan grossos como “My Nightmare” (uptempo de aquellos… puro metal en su estado más candente), el inicio clásico con “River of Blood” lleno de melodías furiosas y de entonación orgullosamente heavy metalero, el guerrero uptempo “Dusty Road” o ese hímnico power metal de “Saints of Hell” para sus fieles adictos al sonido de sus primer disco “Fight to the End”, asi también como el speedico “Action”. En la base sigue habiendo mucho de Gamma Ray y Manowar, pero siempre pasado por el filtro personal de mister Pedro Monge, quien hábilmente saber siempre como dejar a sus Vhaldemar en el mejor pie en cada acometida.

En el conjunto advertimos un puñado de salvajes y furibundos temas aunque, para mi pesar, echo de menos ese tema memorable a lo “House of War” o “Steam Roller” de su fantástico segundo disco “I made my own Hell”, aunque lo más cercano a eso sea esa apabullante tercera parte de “Old King's Visions (III)”. Con todo, y por no rendirse y seguir incólumes frente a lo adverso del medio que les ha tocado vivir estos últimos años y no defraudar a sus fanáticos en definitiva, será un deber conseguir este nuevos opúsculo de esta tremenda banda del país Vasco. Más info en http://www.myspace.com/vhaldemarmetal donde podrás descargar este homónimo álbum.
NOTA: 8.8 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”