WARRANT “Ready to command”


WARRANT  “Ready to command” – Pure Steel Records – 2010

Ay de aquellos que siendo metaleros a ultranza no conocieran a estos clásicos del metal alemán como son estos señores de Warrant, que desde luego no tienen en lo absoluto nada que hacer con la banda poser de glam con que los gringos vendían la pomada en los ochentas. No señor, esto es metal netamente más true, speed metal directamente a la vena como debe ser tocado y como jamás ha debido dejar de sonar. El asunto es que si por desconocimiento, falta de recursos o de medios para acceder a la información o al disco, si no conociste a Warrant hace dos décadas ahora no hay excusa que valga para ponerse al día y darle con todo a la escucha de este verdadero clásico del metal teutón, de la era en que brillaron gente como Warlock, Gravestone, Noisehunter, Veto o Vampyr, todas ellas bandas de culto del heavy metal alemán que por diversos motivos y a pesar de haber editado excelente material por esos años, fueron una a una separándose, dando paso a otras bandas, y dejando tras de sí un gran vacío que solo a través de estas reediciones de sellos como Pure Steel o Khartago Records han podido mantener su sitial en estos días. Desde luego que los europeos jamás se han olvidado completamente de este tipo de albums, guardando celosamente la tradición del metal más clásico durante décadas.

En “Ready to command”, el best of necesario dentro de la breve discografía de esta banda, y ya entrando de lleno en material musical no encontrarás nada sino puro auténtico y desbordante metal a la antigua, con guitarras crujientes y directas al punto, sin extrañas marañas, artilugios ni teclados ni orquestaciones de ninguna clase, solo puro metal haciendo de las suyas gracias en parte a la agresiva y a ratos hasta desgarrada voz de Jörg Juraschek, quien junto al excelente guitarrista Oliver May y el resto de sus compañeros, siempre tuvieron la habilidad de crear discos completamente técnicos, no al estilo de que lo actualmente pueden ofrecer varias otras banda de heavy power metal, sino más bien un estilo mucho más crudo, más visceral si se quiere, en donde incluso tenían esa habilidad de lograr sonar con cierto regustillo al heavy americano de esos años, siempre más oscuro y con un ligero toque hard rockero de gran gancho, que también supieron cultivar bandas como Griffin, Egypt o los más desconocidos aún de Cruella, una gran banda de heavy power americano que con tan solo dos albums sentaron cátedra por esos años, nunca más realizada y jamás imitada. Pues bien, justamente en esa misma vertiente, y a pesar de ser alemanes, quienes siempre han dejado entrever su marcada preferencia por los ritmos veloces y más orientados hacia el thrash, en el caso de Warrant nos topamos con uno de los mejores exponentes del heavy speed que ese país pudo haber germinado en décadas. Prueba de ello son los imperecederos acordes de temas como “Send ya to hell” o “Betrayer” con todo su lineamiento más hardrockero tanto en materia de riffs como de coros, o el infernal speed de temas como el inicial “The Rack” o “The Enforcer”. En fin, si tan solo escuchar esas melodías inmortales de temas como “Torture in the tower” o la oscuridad total de “Satan” hacen que cualquier banda del más crudo black metal se postre de rodillas antes estos germanos a pedir perdón por tanta blasfemia sin sentido. No es un disco para pensarlo dos veces, mejor te lo compras o te mueres, asi de simple… más info en http://www.warrant-germany.de/  (donde se puede apreciar sus ultimas actividades en vivo, todavía la siguen batallando estos tatitas del metal) o en su Myspace http://www.myspace.com/warrantwgermany  

NOTA: 10 /10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”