PERPETUAL FIRE “Invisible”


PERPETUAL FIRE  “Invisible” – Rock It Up Records – 2010


Los había conocido en su anterior entrega “Endless Worlds” de 2006, album en el cual demostraban su pasión por el power metal épico y galopante con toques neoclásicos gracias a la virtuosa labor de su guitarrista Steve Volta, todo un maestro de las seis cuerdas y muy ad hoc para el estilo de esta italiana formación. Casi cinco años pasaron para verles en el tapete musical con nueva entrega bajo el brazo, y con “Invisible” han logrado un retorno que les deja mas o menos en el mismo punto donde quedaran por esos años, y con ello no digo que la banda no haya evolucionado ni avanzado en su trayectoria, pero lo cierto es que con su estilo ya marcado desde entonces, tan solo le restaba seguir perfeccionado detalles, lo que a mi juicio quizás no se ha logrado del todo dejando entrever ciertos vacíos que desafortunadamente no se han llenado de la mejor forma. Es cierto que ahora quizás encontramos algunos arranques de corte progresivo que los hace algo más diversos al oído, pero en la base sigue siendo un power metal rudimentario, en donde solo la guitarra de Steve Volta (ex Pandaemonium, una de las tantas bandas desaparecidas del panorama power metal de comienzos de la pasada década) intenta salirse de la media con sus arranques y riffs algo más innovadores, pero en donde poco contribuye a un resultado final algo más distintivo.

Las voces de Roby Becalli siguen siendo habitualmente altas y agudas, la batería de Cisco Lombardi a pesar de notarse esta vez ciertos cambios de patrones, la marca del power metal con doble bombo al galope sigue estando ahí y las ideas de tinte progresiva que ha intentando incluír mister Volta desde su posición no han sido suficientes para poner a Perpetual Fire un paso delante por sobre otros de sus congéneres. Y es que si les ponemos en un plano de igualdad con unos Labyrinth o unos Vision Divine, es claro que estas últimas han mostrado señas claras de evolución – y para mejor – con el paso de los años y los albums que han ido editando han sido el reflejo de ello, lo cual no ha sido el caso de Perpetual Fire, que luego de seis años de ausencia con un debut que podríamos tildar de “medianamente decente” lo mínimo que podría haberse esperado de ellos era un álbum con más variedad de elementos y recursos que los que en “Invisible” han dejado como impronta. Son nada menos que diecisiete tracks aunque mucho de ellos no pasan de ser meros rellenos, lo cual deja entrever la –en parte – ambiciosa propuesta de estos italianos, pero cuyo resultado final se desinfla a muy poco andar.

La partida con “Winter’s Night” no es mala de hecho, power metal con los clásicos ingredientes del estilo, al igual que la velocidad (esta vez más progresiva) de “April’s Blood” en donde el solo central de Volta sería talvez el ingrediente que se sale de la media.

Sin embargo, justo a partir de este momento empieza a deslucirse en buena medida lo hecho hasta aquí ya que “Kissin the shadows” y el tema título en su intento de querer sonar algo más vanguardistas se pierden en una maraña de ideas que no calan en ningún puerto seguro, mientras que el siguiente “Walking on your fire” suena como a un intento deslavado de fusionar metal progresivo y power metal sin un ápice de chispas, y en donde – insisto- lo unico que vale la pena de oír son los incendiarios solos de Steve Volta, que a esta altura bien podría ir pensando en volver con sus Pandaemonium que algo más de sustancia tenían según mis recuerdos.

Algo de buen hard rock progresivo también se podrá encontrar en temas como “In the Cage” y en “Secrets”, sobre todo este último con buenos coros y guitarras ciertamente enganchadoras. Aunque con el extenso “Time Machine” en realidad me hubiera dado por pagado por lejos, dejando quizás fuera un lote de otros temas que notoriamente podrían haberlos trabajado algo más o en realidad dejarlos para un siguiente album; sin duda, el mejor tema en términos compositivos, con ideas mucho más lúcidas y que mejor resume todas las intenciones que han tenido para este “Invisible” y que no han llegado al mejor destino tras oír este resultado final.

Podría haber sido mejor, pero la verdad de las cosas y para concluír en base a lo mismo Perpetual Fire pintaba para algo mucho mejor y por esas cosas que tiene la música se han quedado tan solo en eso, meras expectativas que no dejaron tras de sí nada memorable. Una pena de album y una lata de oír, más de setenta minutos que con suerte podrían reducirse a unos veinte de contenido, como mucho. Más sobre ellos en http://www.myspace.com/perpetualfire  .

NOTA: 3.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”