VASTATOR “Machine Hell”


VASTATOR  “Machine Hell” – Infernö Records - 2010


Vuelta maquiavélica del cuarteto chileno con este descomunal “Machine Hell”, un soberbio discazo de metal tradicional, oscuro y con muchas sonoridades que se aprecian entre tema y tema, con un sonido bastante logrado y con un par de colaboraciones de gran nivel que ya se habían anunciado previamente y que la han hecho bastante bien al resultado final, nada menos que la gran frontman Veronica Freeman, la portentosa vocalista de Benedictum, más el gran guitarrista de origen polaco Metal Mike, hombre de mil batallas en distintas aventuras musicales como Halford, PainMuseum, entre otros; un disco que suena en todo momento con una orientación muy old school a la americana, en la línea de grandes agrupaciones insignes del género, de hecho pueden ser cientos de nombres que se vengan a mi memoria a la hora de referenciar su propuesta: algo de Helstar, Cage, los viejos Abattoir, Exciter o Manilla Road por solo mencionar unos cuantos, aunque claro, también hay que recordar que los orígenes de Vastator, al remontarse a mediados de los 80s, estan obviamente ligados a toda esa escena y sin duda uno de los grandes baluartes del trae heavy metal sudamericano, muchísimo antes que Inquisicion, Battlerage u otros que han aparecido después, no obstante el parón de casi once años que tuvieron hasta su regreso en el 98.

No más palabras y mejor ahondemos más en el contenido de esta tremenda placa. La partida con “Machine Hell” es genial, un ataque frontal de riffs clásicamente concebidos y ejecutados como debe ser por Felipe Hernández, gran guitarrista y un tipo con hábiles recursos a la hora de acometer cada tema. En “8.8” nos encontramos con un medio uptempo instrumental con gran presencia del bajo de Peyote Herrera, lo cual no es sino el intro para “The Gods give no reply”, tema potentísimo en donde hace su aparición la gran Verónica Freeman quien realiza un magnífico dueto con el Sr. Díaz, imaginen ustedes el agresivo registro de esta chica, grave y potente como la mismísima Doro Pesch de sus mejores tiempos con Warlock, más los altos y agudos aullidos de nuestro compatriota todo ello acompañado de unas guitarras bien Priest, en un tema que no da tregua. “Fiend” toma la forma inicial de una power ballad de tintes oscuros, con unas voces a medias entre un Dickison de sus mejores tiempos y un James Rivera (Helstar, Distant Thunder, Killing Machine, Seven Witches, Vicious Rumors) que a la fecha aun se mantiene en gran forma, cerrando todo con un gran solo por parte de Hernandez hacia la mitad del tema.

Hay temas en donde también emerge la parte más thrashera de Vastator, escena en la cual han tenido su algo de injerencia, como en el veloz y contundente “X-Terminate” , o en “Hawker Hunter” el segundo tema en donde también tenemos la participación del gran Metal Mike quien también dejará su encomiable impronta a través de un espectacular duelo de hachas con mr. Hernandez. Aclarar de todos modos que ni Metal Mike ni Freeman realizan una labor tan protagónica, sino que cumplen su rol de meros colaboradores y nada más que eso, lo cual tiene el mérito de no opacar la labor de Vastator.

Quizás el punto de más contraste en todo el album es la balada “Reminiscence”, una canción que en sus inicios es prácticamente interpretada a capella y con la sola inclusión de piano interpretado también por Peyote Herrera, logrando un resultado emotivo y cautivador, aunque talvez tambien quitando algo de fuerza al trabajo en su conjunto.

De aquí en adelante los siguientes cuatro cortes son una vuelta a la propuesta original que teníamos en albums como “Maxima Entropía” de 1989, esto es, heavy metal cantado completamente en nuestra lengua, algo que a esta altura se hubiera echado absolutamente en falta, más aun con la calidad que rebosan estas nuevas composiciones. “Combustible en la sangre” es la primera de ellas, y tiene un marcado tinte hard ochenteno aunque pasado por un filtro más metalizado, como los antiguos Obús. “Puñado de almas” por su parte, suena mucho más oscuro y épico, a lo Manilla Road, pero con un sonido puesto al día, y una interpretación de Sr.Díaz para el asombro, con unas subidas memorables y cargadas de emoción, senda que es mantenida al mismo nivel por el siguiente “El último grito en el infierno”, de inicio épico aunque termine decantándose por un asesino riffs mucho más thrashero y visceral, técnico pero sucio al mismo tiempo, otro de sus mejores pasajes, dejando para el cierre el lento y psicótico “Caleuche” en donde me han recordado muchísimo a los geniales doomers puertorriqueños de “Dantesco” sobre todo por esas voces graves y altas muy al estilo del buen Erico la Bestia, quien a todo esto siempre ha sido un buen amigo de ellos y también de los geniales Nimrod, corte en todo caso de lo más variado, en donde se al final rompe en velocidad con una excelente performance del batero Gerardo Barrenechea.

Sin duda, que este tremendo regreso de Vastator será un album obligatorio para cualquier seguidor del verdadero True Heavy Metal y otro disco que nuevamente pondrá en alto nuestro metal en el resto del mundo, no por nada este disco esta siendo distribuido en Europa por el sello francés Infernö Records. Quienes deseen estar más al corriente de Vastator y sus últimas novedades visítenles en http://www.vastator.cl/  o en su Myspace oficial http://www.myspace.com/vastatoronline  .

NOTA: 9/ 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”