U.D.O. “Rev Raptor”


U.D.O.  “Rev Raptor”  – AFM Records – 2011


Escuchar una nueva entrega discográfica del maestro germano Udo Dirkschneider siempre será un verdadero deleite con todo lo que se pueda decir tanto a favor como en contra del célebre vocalista: que si su voz ya esta muy gastada o no, que si su partida de Accept y su negativa a unírseles en la grabación de su vitoreada reunión de 2010 fuera una desatinada bestial, o que con los años poco o nada ha innovado dentro de su propuesta, etc, etc, etc, que más da, si cuando escuchas cualquiera de sus discos ya de antemano puedes suponer que no te vas a topar sino con puro heavy metal puro y duro, del bueno, de ese que muchos dicen hacer pero que pocos con la autoridad, la honestidad y la convicción del pequeño titán del heavy alemán. No creo que a esta altura quepa darle una vuelta más de tuerca a su clásico sonido, y es que así como ocurre con bandas como Mercyful Fate o King Diamond, como Helstar o hasta los mismísimos Iron Maiden, ¿le vamos a exigir un cambio innecesario cuando con lo que hacen basta para tener una lección soberbia de cómo tocar heavy metal en nuestros días con la misma sapiencia que la que hacían las glorias pasadas de hace dos o tres décadas atrás?? Aquí simplemente tenemos la huella indeleble de los que saben, nada más, nada menos y lo demás son simples habladurías, y con “Rev Raptor” Udo y compañía nos prueba una vez más que mantiene más vigencia que nunca, logrando discos como este “Rev Raptor” que consigue reventar a tope tus neuronas con estos trece nuevos tracks que rebosan de las más durísimas melodías que solo de un tipo como él (y obviamente su inseparable Stefan Kaufmann a las guitarras).

La adrenalina que logran desplegar estos temas realmente te atrapan desde los primeros segundos, con un enorme sonido crujiente y demoledor que se aprecia desde el colosal opener “Rev-Raptor” en donde ya la voz siempre cortante e incisiva de Udo conduce todo con su típico y único registro chillón y poderoso (te guste o no pero ese trademark lleva más de treinta año de historia y aquí aún sigue aportillando con todo). Los solos punzantes de Stefan y del suizo Igor Gianola no dejan sino que se te caiga la mandíbula de puro asombro con una precisión y una técnica deslumbrante. El poderoso “Leatherhead” contiene también toda esa magia de antaño, mucho más ochentera en su concepción melódica, era Accept “Balls to the Wall” con un ritmo machacador y sumamente cabezón con esos coros de puño en alto, al igual que el más acelerado y moshero “Renegade”, otro de esos temas que en vivo te los puedes vacilar una y otra vez, de un lado a otro, para quedar tirado sobre la pista, una de las piezas mejor concebidas con los riffs más venenosos de toda la placa (bueno, en realidad hay varios más con estas mismas características, no nos vayamos a engañar).

“I Give As Good As I Get” es también otro poderìsimo corte a medio tiempo, con inicio soñador en plan power ballad con un Udo cantando mucho más bajo y tranquilo, aunque tras eso se esconde solapadamente una densa y oscura melodía en línea hard metal que tiene lo suyo. Y como lo decíamos antes, la adrenalina es algo que no falla en esta placa, y con “Mr. Death” nuevamente nos topamos con otro de esos cortes de heavy metal al hueso, en tono casi marcial en los puentes y unos coros que más que coros saben a verdaderos puñetazos en la cara por parte de U.D.O. Otro punto también en ese típico rollo más Accept (con todo lo que simboliza esa banda en su trayectoria y habiendo sido parte de su engrandecimiento e historia también) era imposible que un tema como “Rock´N´Roll Soldiers” no lograra rescatar la sonoridad de sus ex partners, otro mid tempo hard rockero de gran factura. Para el regocijo de todos sus fanáticos, reitero que este disco se pasará como un suspiro, conteniendo en si el mismo espíritu combativo de discos clásicos en su actual banda como “Animal House” o “Mean Machine” aunque también sin abandonar su vertiente más actual que ya le hemos conocido y disfrutado en albums como “Mastercutor” o “Dominator”. Nosotros por acá seguiremos dándole más y mas “Play” a temas como “Terrorvision”, el mastodóntico y distorsinado “Pain Man” o ese veloz “Motor-Borg”. Y es que tras el gran regreso que significó “Blood of the Nations” el año pasado se caía de maduro que el siguiente disco de U.D.O. no podía quedarse chico frente a su contraparte (al menos en la música, porque en estatura no hay nada que hacer, jajjaja) para así tengamos en nuestras manos un álbum pletórico que nos permite respirar tranquilos y con más heavy metal azotando nuestras cabezotas. Gran álbum, sin duda alguna. Más detalles directamente en http://www.udo-online.de/  y también en http://www.myspace.com/udoonline  .

NOTA: 9.5 /10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”