OSOBROM “Hyperventrosis – A Story in Three Beats”


OSOBROM  “Hyperventrosis – A Story in Three Beats” – Australis Records – 2011


Seguimos revisando el mundo extremo de Australis quienes esta vez nos permiten adentrarnos en el universo musical de los death metaleros de Osobrom, una potente y dinámica agrupación que no se anda con cuentos a la hora de remecernos con su técnica y brutal propuesta, trece cortes son los que en este caso se encargarán de llevarte por los inefables recovecos de la perdición y la violencia expresados a través de la descarnada crudeza que este “Hyperventrosis” reparte por todos sus costados. La banda en este caso está integrada por el ex Denying Nazarena, Javier Soto (guitarras y vozarrón), Román Vasquez en la batería y el bajo de Cristián Alvarez y se conforman como tal en 1996, editando por ahí un par de trabajos autofinanciados como los EPs “Loss of Cephalic Mass” y también “Incinerating Beliefs” de mediana repercusión en el medio, lo que de todos modos les ha permitido poco a poco ir forjando ideas que finalmente han decantado en este potente y oficial debut para el sello nacional Australis.

Es innegable que la influencia de bandas como Morbid Angel, Nile y hasta los grandiosos Asphyx han dejado su huella en estos músicos, aunque ello no resulta en una banda que no tenga la suficiente personalidad para destacar por méritos propios. Aquí de hecho, si hay algo que merece la pena destacarse – además del ponzoñoso sonido – es la contundente destreza técnica del baterista Román Vasquez además del diverso bagaje de su guitarrista que de momentos de chacalidad pura es capaz de pasar en cuestión de segundos a pasajes mucho más profundos y doomies que entregan el contrapunto preciso y distintivo a buena parte de este radical trabajo. Así que si de algún modo te has sentido defraudado con la última entrega de los Morbid Angel, el legado que esta gente patentará en álbumes seminales como “Blessed are the stick”, “Domination” o incluso en “Heretic” (todo un acierto de cómo hacer death metal mastodóntico), es indudable que con Osobrom (o Morboso para los amigotes) puede tener unas cuantas razones para ir cambiando esas muecas de fastidio por un gesto más de satisfacción, más aún cuando este trabajo contiene tan buenos momentos en un estilo como el death metal que cualquier conocedor del género no debiera pasar por alto.

La muestra es más que clara desde el inicial “Blindness by Retinal Detachment”, un corte casi de tintes progresivos, con un riff algo monótono pero que después de un par de minutos nos muestra su verdadera identidad para pasar a un bestial ejercicio de técnica en velocidad, por cierto muy adecuado para quedar prendido desde la partida con el estilo de estos chicos. Así las cosas, el tono empieza a subir en intensidad en cada tema, alternando como corresponde, los pasajes más extremos con ideas más técnicas y pasajes de densidad oscura, lo cual se muestra en inmejorable forma en temas como “Terrorist I.C.U:”, el profundo latigazo de “Thrombosis”, el alucinante y belicoso “Loss of Cephalic Mass”, con un destacado trabajo de guitarras de Soto que lleva todo por unos derroteros yo diría progresivos junto a su gutural garganta. Ojo que se trata de un trabajo inusual para el estilo, con nada menos que sesenta y pico minutos de duración, pero que no presenta mayores fisuras en términos generales, entregando hacia el final una serie de cortes tomados de su trabajos más tempranos cuando aún estaban en búsqueda de su sonido definitivo, lo que resulta en un death metal mucho más garajero y que para otros puede llegar a ser auténtico material de colección. Otra de las interesantes bandas nacionales que empiezan a destacar en nuestro panorama. A ver si llegamos a tener la oportunidad de verles en acción por estos lados. Más información y samplers para escuchar en http://www.myspace.com/osobromusic  .

NOTA: 8.5/ 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre