SUPREME PAIN “Divine Incarnation”


SUPREME PAIN  “Divine Incarnation” – Massacre Records – 2011


Si hubiera sabido de un comienzo del trabajo del actual vocalista de Sinister, mr. Adrie Kloosterwaard en esta banda (en donde participa también el ex batero de los citados, el señor Paul Beltman), de seguro mucho más a favor podríamos haber dicho del último trabajo de los holandeses “Legacy of Ashes”, un álbum que si bien mantiene en algo la esencia del death de viejo cuño que todos le conociéramos en los temprano 90s, el caso es que con sus últimas placas se han ido diluyendo bastante a la luz de pobres resultados discográficos y en donde el peso de su trayectoria a cuestas son insuficientes para levantar el actual estado de su carrera. Y por suerte que tenemos a estos recientes Supreme Pain, que con su ya tercera entrega bajo el alero si que tornan todo en una visión mucho más esperanzadora en cuanto a lo que la brutal escena holandesa es capaz de entregar. De hecho, este “Divine Incarnation”, suena lejos muchísimo más épica y old school que cualquiera de los trabajos que Sinister haya entregado en la última década, en este caso por unos derroteros más americanos que lo emparentan al sonido de bandas como Morbid Angel, Malevolent Creation o Suffocation, con un entregado Adrie a las faenas guturales en donde su performance lleva a esta placa por unos derroteros absolutamente fantásticos y que aplaudirán a rabiar los amantes del death más perro, de ese de toda la vida.

La maligna atmósfera que despliega este álbum es tan pegadiza que la enfermedad en este caso se transmite casi por osmosis sin posibilidad de resistencia alguna. Para ello tienen temas tan intensos como devastadores (a la par que más extensos que lo habitual, promedio cinco minutos por cada corte) como es el caso del inicial “The Dark Army”, que a mí al menos me ha recordado los buenos Morbid Angel de una placa como “Covenant” (si hasta ciertas similitudes en registro puede guardar este Kloosterwaard con el retornado David Vincent), mientras que los murallones impenetrables de riffs que consiguen en “Damned Creation” guardan aún vestigios de los mejores Sinister, era “Hate”. O ese death vicioso, de guitarras a medias entre lo vicioso y lo técnico de un corte como “Trapped in heresy” te harán considerar a estos Supreme Pain como un verdadero objeto de culto por largo tiempo. La producción además es cristalina y poderosa como debe ser, pero sin duda que son sus cortes extensos, variados y vertiginosos los que con seguridad se robarán todos los elogios. Un “dolor supremo” que de seguro te convertirá en el más adicto de los masoquistas. Más información y samplers para escuchar en http://www.myspace.com/supremepainofficial  .

NOTA: 8.5 /10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”