SACRED DAWN “A Madness Within”


SACRED DAWN   “A Madness Within” – Qumran Records – 2011


En el mundo del metal progresivo parece ser habitual encontrarnos con el tipo de bandas que a través de su música parece rendir pleitesía a los recurrentes Dream Theater y Symphony X, y no es que tenga algo en contra de estas últimas bandas, aunque si justamente en contra de quienes que creen que buscándole en grado de cercanía con estos ya se pueden ir asegurando alguna cuota de gracia o consideraciones especiales ya sea de los fans o de la prensa. Me parece que además de lucir una buena técnica y nivel instrumental hay que tener otros méritos y por sobre todo algo más de originalidad y personalidad para alzarse con un brillo propio. Por fortuna estos dardos no van para Sacred Dawn, una más que destacable banda norteamericana, oriunda de Chicago y que si bien podrían medianamente tener alguna referencia a gente como la banda de Michael Romeo y cia, lo de ellos va mucho más allá, y es que si uno ya tuvo la oportunidad de oír su debut “Gears of the machine” el 2006, y más tarde su reedición en 2008 bajo el nombre “Gears of the machine: A new beggining” (lo mismo pero con una nueva producción algo más prolija) te das cuenta que Sacred Dawn si bien se inserta en las lideas del prog metal actual, lo de ellos ostensible se aparta con largueza de ser un “clon mas de”. No señor, Sacred Dawn es capaz de llevar las cosas inteligentemente por unos derroteros mucho más diversos, más heavies de hecho, con ideas tomadas de distintas fuentes, encontrando en ellos guiños que te hacen recordar a próceres tales como Queensryche (el dramatismo por ejemplo del clásico “Operation Mindcrime”), la complejidad agresiva de unos Nevermore, con pasadas al heavy prog clásico de Savatage o de unos Crimson Glory por graficar de algún modo lo que sucede en este “A Madness Within”.

Eso sí, y para dejar en claro de inmediato los puntos no tan cautivantes de la obra, hay que decir que el hecho que Lothar Keller asuma tanto faenas vocales y de guitarrista le jueguen algo en contra a la hora salir airoso pues no su voz grave y no tan rica en matices y en tonos altos le hacen alejarse del toque dramático que la música de Sacred Dawn de por sí incorpora en cada uno de estos tracks. Tampoco digo que no pegue ni junte, sino tan solo que a ratos se diluye en secciones que podrían haber tomado un cariz algo más feliz de haber contado con algo más de recursos. Sin embargo, todo se balancea correctamente con un trabajo de guitarras diverso, con armonías algo sombrías en varios de sus tracks, con unas melodías que más los ligan con el heavy americano clásico a lo Savatage o Metal Church, más que netamente con el progresivo que cultivaran más en su previo “Gears of the Machine”.

En un tema como “The Untold Story” todo comienza con un clima de guitarras envolventes y cadenciosas que hacia el estribillo y coros se suben al galope en una melodía mucho más cercana al power metal aunque siempre con la habitual complejidad base que el progresivo supone. Por otra parte, la variedad de un tema como “Dawn of the Day” incorpora algo más de esa variedad en plan Nevermore, con una agresividad típica del heavy gringo de siempre que incluso incorpora unas voces mucho más brutales y de corte death metal consiguiendo un contrapunto de buen gusto. Pero si de gustos también se trata, ahí son los momentos en plan heavy clásico los que me han emocionado con el corazón encontrándome un temazo como “Demonlover” con un riff irresistible en plan Judas, con un Lothar Keller atacando agresivamente como vocalista en una de sus demostraciones más impecables, aportando un aire incluso más dramático, con un rotundo trabajo de guitarras y unos solos de gran valía. El tema título es por su parte un medio tiempo de gran peso y actitud en donde las líneas vocales de Lothar más pausadas y graves que en el anterior corte, van de la mano con unas guitarras algo más densas aunque en los coros se transforman sacando unos riffs de un peso y una oscuridad soberbios.

Por supuesto que tampoco falta la baladita de rigor, quizás no el mejor intento que podrían haber conseguido estos chicos, por lo que “It shall be” quizás no pasará a la historia como lo más memorable que se haya grabado en su especie, aunque sí lo será el siguiente “Delirium”, con el mejor trabajo de guitarras de toda la placa, un tema estelar que me ha recordado incluso a gente como Evergrey o Cloudscape, con ese nivel de riffs evidentemente más darkie en su concepción que incluso añaden algunos gruñidos para justamente dotar de más brutalidad todo el entorno que pretenden plasmar en este track. “The Decision” podríamos decir que mantiene una línea similar en cuanto a oscuridad y peso, con unas guitarras crujientes y de ritmos entrecortados, mucho más progresiva, y con la añadidura de unos teclados que le dan el toque más técnico a sus melodías. En todo caso, nos quedamos acá con un buen ejemplar de ese power prog metal de tintes oscuros, vocalmente algo débiles, pero en general un disco recomendable para quienes buscan algo más de diversidad musical e instrumental. Detalles, info y samplers directamente en http://www.sacreddawn.com/  , así como también en http://www.myspace.com/sacreddawnmusic  y en http://www.facebook.com/sacreddawnmusic  .

NOTA: 7 /10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”