DOMINUS XUL “To The Glory of the Ancient Ones”


DOMINUS XUL   “To The Glory of the Ancient Ones” – Xtreem Music Records- 2011


Toda una institución del metal nacional puede ser considerada esta banda matriz del death metal de viejo cuño conocida como Dominus Xul, quienes tras una carrera que prometió bastante en la década de los noventas y coronada con la salida en 1998 de su destacado ““The Primigeni Xul (I condemned my enemies)”, su único LP previo a este nuevo disco (aunque ello sin contar sus primeros tapes y demos de comienzos de esa década), la cosa tristemente pintaba para lo peor, aunque eso sí no por motivos musicales, sino más bien anímicos tras lo que fuera la pérdida de un miembro importante como lo era su carismático vocalista Danny Grave (2008), sin embargo por esas vueltas del destino todo pareció finalmente enmendar el rumbo tras la reunión producida en el 2009 lo que concluyó en la posterior composición de nuevos temas y la grabación de este álbum “To The Glory of the Ancient Ones” que en esta oportunidad les ha llevado a fichar nada menos que por la española Xtreem Music, propiedad del mítico David Rotten de los clásicos del death hispano Avulsed y ex dueño también del otrora sello extremo Repulse Records.

El ingreso de Claudio Salinas en la banda no me cabe duda que les ha servido muchísimo para mantener la base del death metal crudo y brutal de Dominus Xul, pues el también frontman de Trimegisto se adapta a plenitud a la línea oscurantista que pretendida por Alejandro Lizana, guitarrista fundador y principal compositor al interior de la banda. Lo interesante de este nuevo disco es que ni por asomo abandona sus ocultistas temáticas y la brutalidad de su particular estilo, continuando en la misma senda marcada por sus trabajos predecesores, esto es ese death metal descarnado e intenso influído por todo lo acontecido en la década de los noventas, particularmente por bandas como Immolation, Incantation y en algo también Morbid Angel, añadiéndose a ello un marcado cariz más doomie en ciertos pasajes que entrega por su parte algo más de profundidad al ya de por sí marcado estilo de nuestros compatriotas. Todos esos elementos en cierta forma se resume en un corte como “Burying the Holy Lies (Manifesto of Apostasy)”, pieza clave para tener el panorama claro respecto a la dirección que tomará en adelante este trabajo.

Lo de ellos indiscutiblemente es un pasión irrefrenable por la brutalidad y la devastación sin tapujos, y en ese sentido Claudio Salinas le da el necesario ingrediente demencial a toda esta nueva entrega con su gutural performance. Ese gusto por mezclar la velocidad típica del death clásico con otros riffs más cadenciosos y arrastrados son sin duda parte esencial de la fórmula de Dominus Xul y por que no decirlo, también sus señales de identidad que te llevan a reconocer de inmediato su sonido. En otro plano de cosas, he de decir también que el sonido está de perilla, profesionalmente logrado gracias al trabajo conseguido en los Estudios Maestro 3 de Santiago. 

Continuando con la música,  “I Raise Lucifer” contiene también un desarrollo tan macabro como aniquilador en su desarrollo, siguiendo de cerca a los antiguos Incantation, mientras que en “Burying the Holy Lies (Manifesto of Apostasy)” ese misticismo perverso que despiertan las placas noventeras de Morbid Angel se expresa en inmejorable forma, aunque luego en “Time for the Ancient Ones” nuevamente desatan una de sus piezas más blasfemas y despiadadas en términos de melodía. Un regreso triunfal para Dominus Xul, y por cierto que con esta conexión con el sello Xtreem ideal sería que tuvieran la oportunidad de mostrarse por el Viejo Continente, total material de calidad les sobra. Más información y detalles sobre ellos en www.myspace.com/dominusxulchile  como también en http://www.facebook.com/pages/Dominus-Xul/190637194302914  .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre