THE LIVING FIELDS “Running Out of Daylight”


THE LIVING FIELDS  “Running Out of Daylight” – Candlelight Records – 2011

Sinceramente tengo que conseguir los previos trabajos de esta gente para lograr comprender sus positivos precedentes antes de la salida de este tercer disco de los norteamericanos de The Living Fields, y para ser bien precisos no será por el gancho o fanatismo que este nuevo álbum me ha producido sino más bien lo contrario. Y es que el doom de corte más épico siempre lo he considerado un estilo de respeto por toda la tradición que tienen muchas de sus representativos, y si el caso de esta gente va en torno a conseguir los mismos merecimientos está claro que aùn les falta muchísimo camino por recorrer. Yo tan solo me pregunto si su estilo es este o aquel, ¿Por qué insistir en tocar tantos puntos al mismo tiempo y no profundizar ni concretar en ninguno de ellos??? No se, pero el caso es que este álbum lo he escuchado ya unas cuantas veces y tras cada audición me deja perplejo, ni con sensaciones positivas ni negativas.

No muy buen índice después del todo, pero lo anterior lo justifico en el sentido que The Living Fields si bien en su base algo tiene del doom clásico de bandas en plan Solitude Aeternus, primeros Paradise Lost y hasta incluso algo de Therion, al mismo tiempo se notan bastante confundidos a la hora de añadir otro tipo de elementos e influencias que los alejan en demasía del planteamiento original. Es raro por decir lo menos, que en un mismo corte desde ese doom pegado y algo depresivo se pasen como si nada a pasajes black, viking y hasta heavy metal como en “From Miseries to Blood-Drenched Fields”. Yo no lo llamaría progresivo bajo ningún título, tan solo lo hace a modo de un mal collage que no pega ni junta por ningún lado. O sea si es para discos lanzados a la chuña, después de un período de composición casi nulo mejor nos quedábamos con el nu metal o los momentos màs decadentes del power metal melódico.

En general, la banda juega lo suficiente con las atmòsferas lóbregas y pantanosas dando un clima de insana oscuridad en varios cortes, en donde la utilización de teclados e instrumentos de cuerda como violines y gaitas si bien es cierto tienen algo de encanto, la manera de utilizarlos en este álbum no me ha llegado para nada. La voz de Jon Higgs es bastante versátil, pudiendo hallarse tonos limpios, con algunos más melódicos y en otros donde incluso es capaz de abarcar el black más extremo, pero como decíamos más arriba no pega ni junta. Quizás lo más destacable y por lo menos algo logró cautivar mi atención (o al menos mantenerme despierto en una de las últimas escuchas que le dí) fue el extenso y final “Running Out of Daylight”, tal vez el que más se atreve en mantener una línea compacta y homogénea hasta el final. Si hasta la caratula no te deja ni para la imaginación. Falta muchachos, a veces si con el cuarto despiertan. Detalles en http://www.thelivingfields.com/  , en http://www.facebook.com/thelivingfields  y también en http://www.myspace.com/thelivingfields  .

NOTA: 4 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre