AT VANCE “Facing your enemy”




AT VANCE   “Facing your enemy” – AFM Records – 2012


Siempre había creído que el material de esta banda salvaba nada más por la gran calidad de los vocalistas de los cuales su guitarrista Olaf Lenk había echado mano. Sin ir más lejos sus éxitos más bullados a la fecha siguen siendo aquellos cosechados en la época en que entre sus filas tenían al fenomenal Oliver Hartmann (Avantasia, Empty Tremor y sus proyectos solistas), quien sin duda para mi gusto sigue siendo el gran vocalista de la banda y quien hizo del nombre de At Vance algo que a día de hoy aún podamos recordar con entusiasmo desde aquellos momentos de gloria del power metal más frenético. Desde luego que el tiempo pasó, y ocurrió lo que todos sabemos y lo que a muchas otras bandas también les ha ocurrido: la partida de un elementos emblemático y con ello el devaneo por distintos momentos, que comenzaron con al entrada de Matts Leven, un también muy buen frontman (ex Yngwie entre sus mejores valores agregados en su curriculum, ex Therion, y muchos más), pero que por distintas razones también dejó a la banda. En la actualidad, quien ocupa el micro en esta agrupación es nada menos que Rick Altzi (Epysode, Thunderstone, Sandalinas,etc), quien de todos modos no es ningún aparecido en los germanos (de hecho los acompaña desde el 2007 con la salida del álbum “VII”), y sin duda a ayudado a mantener el mismo espíritu que habían dejado sus antecesores, solo que a día de hoy si hay algo que realmente vale la pena agradecer es que la música es mucho más depurada y sofisticada si la comparamos con sus trabajos más tempranos. Sigue siendo heavy metal como es habitual en las obras de esta banda, pero se siente mucho más completo y diversificada la propuesta, con fuertes bases en el hard rock más ochentero, algo que quizás ya había comenzado en su tiempo con Oliver Hartmann, y que hoy con Rick Altzi al frente parecen haber llevado a su punto más alto. La calidez vocal de Rick es simplemente sensacional con ese tipo de registro a lo David Coverdale y ese nivel de composiciones que te hacen adorar un disco desde su arranque.

Por otra parte, el resto de la formación también ha experimentado cambios, entre los que cabe destacar la colaboración del batero de Kamelot, Casey Grillo, quien por supuesto también deja su impronta con un trabajo sólido y de categoría como habría de haberse esperado. Musicalmente para mi gusto es uno de los albums más completos que le he oído a esta banda, quienes en su momentos me parecieron cautivantes con su debut “No Escape” y con el posterior “Only Human”, pero que sinceramente aún me hacían ver en ellos tan solo una banda del montón. Pero tampoco seamos injustos, pues a día de hoy lo que hace esta gente poco y nada tiene que ver con esos tiempos, mucho han mutado y desde luego que la responsabilidad de Olaf Lenk es predominante, logrando una música mucho más balanceada, sin olvidarse del todo de sus arranques power metaleros neoclásicos, pero en donde abiertamente la composición se nota mucho más fluída y enriquecida por el uso de distintos recursos estilísticos. Me han encantado cortes como “Heaven is calling” con un heavy muy influenciado por bandas como Whitesnake (onda “Bad Boys”), Dokken y por supuesto la clásica signatura de los mismos At Vance. De ahí en más es sin duda el hard rock más heavy y grooviero el que se toma posesión de este registro, entrando con un disfrutable “Facing your enemy” con un sensacional trabajo de Altzi, quien por lo demás brilla a gran altura por muchos pasajes, como lo notamos también en “Eyes of a stranger” con unos riffs en plan Dio que convencen desde el primer segundo. Y así como en su momento muchos nos quedamos pegados con un baladón como “Lost in your love”, en esta ocasión un momento más intimista viene de la mano de “Don’t Dream”, con el un piano de cola de fondo y la voz profunda de Rick que resalta a buen nivel, aunque tampoco digamos que es la última gran maravilla dentro de lo que había de esperarse.

En general un disco mucho más completo y dinámico si se compara con los viejos tiempos sin dejar de mencionar la gran voz de Rick Altzi quien con su extraordinario vozarrón merece casi la mitad de los elogios en paralelo a la música. Más tracks en buena cepa también son el hard “See my crying” (con unos majestuosos coros iniciales), la powermetalera y orgullosa “Saviour” con unos riffs monumentales, el AOR sorpresivo con el que nos arremeten en “Tokyo” (un tema que por sí solo justifica la compra de este disco), el habitual tema instrumental y lleno de virtuosismo como acostumbra Lenk en sus discos, esta vez bajo la forma de “March of the Dwarf”, más heavy metal descollante por su melodías pegadizas en “Fame and Fortune”, mientras que el corte final “Things I never needed” es otra balada esta vez con la voz en primer plano de Rick y la sencilla guitarra acústica de Olaf para redondear lo que se me viene como uno de los mejores trabajos de la banda en años. Quizás el empuje necesario que la carrera de esta gente necesitaba para recuperar el tiempo perdido en estos últimos años. Más información y detalles en https://www.facebook.com/atvanceofficial  y también en http://www.at-vance.olaflenk.com/  .

NOTA: 8,9 / 10


Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”