IHSAHN “Eremita”



IHSAHN  “Eremita” – Candelight Records / Mnemosyne Productions – 2012 

Hablar de Ihsahn debe ser hablar de uno de los músicos más talentosos salidos de Noruega en materia de metal en los últimos veinte años. No menor ha sido su paso por bandas icónicas a esta altura de la vida como sus renombradísimos Emperor (banda cuya ausencia aún se siente en el ámbito del metal más oscuro y blasfemo), Peccatum, Zyklon-B, o los death de Thou Shalt Suffer, todas ellas en su mayoría bandas extintas, aunque no así el genio creador que ha estado tras ellas, y que en esta ocasión retorna con un disco que raya la grandeza y lo sublime dentro de lo que el arte progresivo así lo permite. Si ya en el pasado “The Adversary” o “After” se habían llevado grandes elogios hacia el trabajo en solitario de este artista no me cabe la menor de las dudas que este “Eremita” rondará muy de cerca – y si es que no lo sobrepasa – todas las buenas críticas que anteriormente hubo hacia Ihsahn. Y es que una vez más este veterano músico parece haberse reinventado para seguir estando a la cabeza de lo extremo, lo oscuro y la complejidad sonora que despiertan estos nueve tracks.
De por sí la maquinaria que había echado a andar desde su separación de sus ex secuaces Trym y Samoth alguna hizo pensar que después de eso, quizás nada que saliera de esta gente podría volver a sorprender, pero lo cierto es que los años venideros dieron justamente la opinión contraria, logrando editar discos muy buenos en los más diversos proyectos y bandas donde este trío estuvo inmerso. Precisamente la carrera en solitario de Ihsahn es quizás uno de los puntos más atractivos de la era post Emperor, no por nada la calidad de sus composiciones lo avalan con una producción francamente notable. Nueve cortes que te pasearán tanto por el aspecto más extremo que ya le conocíamos desde antes, como así también aquellos cortes de locura progresiva, mucho más compleja que incorporan una serie de elementos que lo hacen demasiado atractivo. Lo brutal de la voz es algo que me sorprenda mantenga casi al mismo nivel que antaño, aunque eso sí la añadidura de los pasajes más calmos y melódicos también han experimentado mejoras ostensibles, entregándole un aura realmente mística a cada composición.
Elementos como el jazz, la música folk escandinava, la sicodelia setentera del buen rock progresivo en plan King Crimson, y por supuesto el metal más extremo y el no tanto también, todos se han dado la mano para llegar al cerebro y al frío corazón de este músico logrando eyacular en la forma de este pletórico “Eremita”, que por supuesto, como bien lo indica su título, no había mejor fórmula bajo el entendimiento de Ihsahn que refugiarse en cual ermitaño en lo más alejado del mundanal ruido para llegar a un sonido auténtico y que lograra reflejar su más auténtico universo interior. Temas tan  exquisitos como el opener “Arrival” nos ponen frente a un gran corte de melodías progresivas, inquietantes y muy evocadoras, con el clásico registro brutal que marcó patente en Emperor, con esos coros casi celestiales (quizás no sea lo que mejor aplique tratándose de este tipo, pero de que suena maravilloso, eso ni quien lo ponga en duda) que se oyen hacia la mitad del corte. En cambio, en “The Paranoid” hay un regreso hacia ese sonido más demencial y brutal que por supuesto los fans de Emperor reconocerán casi al instante, y que por supuesto congracia a Ihsahn con sus seguidores más extremos, aunque para aclarar las cosas no deja de incluir tampoco sus aspectos más complejos, propios de la nueva era por la que se ha aventurado. En lo personal, si muchos piensan que la música metalera de hoy en día ha pasado por un “bajón” compositivo y musical en general, he aquí un motivo más que elocuente para pensar justamente lo contrario, que el material que se nos entrega en esta placa es justamente un enorme tapaboca para aquellos que critican o  echan mucho de menos la falta de originalidad en nuestros días. Y si de locura y experimentación se trata escucha un tema extenso y sicodélico como “The Eagle and the Snake”, una de las composiciones más radiantes y descollantes por su propuesta, con unas guitarras que alternan con un sonido de saxo, y todo ese sesgo vocal que tiene tanto partes brutales como unos volátiles pasajes más limpios. Realmente un tema de otro mundo.
Un tema como “Catharsis” justamente puede llevarte a esa instancia, mucho más emparentado al rock folk con toques progresivos, con esas atmósferas jazzeras que vienen dadas tanto por los sin pares compases en la batería, como asimismo por el toque más experimental de las guitarras y el saxo, para de ahí derechamente pasar a otro festín de metal más extremo y black en la forma de “Something Out There”, otra pieza de anquilosador metal, lides en las cuales fue tan bien curtido este Ihsahn. A esta altura no queda más que recomendarles sin cuestionamiento alguno el conseguirse esta placa casi de manera obligatoria, pues placas como esta, te haya gustado alguna vez o no Emperor o cualquiera de sus otras bandas, será innegable el reconocer la calidad que Ihsahn ha logrado imprimir a cada una de estas composiciones. Un álbum total y absolutamente mandatorio. Detalles e info en http://www.facebook.com/ihsahnmusic y en http://www.ihsahn.com/ .
NOTA: 10 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”