MARAUDER “Elegy of Blood”



MARAUDER   “Elegy of Blood” – Pitch Black Records – 2012
Marauder debe ser de aquellas bandas que a pesar de llevar muchísimos años en el negocio (veinte ya para ser exactos) parece que la mala suerte u otros imponderables factores han estado rodeando su carrera, la cual cuando empiezas a investigar sobre ellos te das cuenta que ha estado por lo general plagada de buenas placas, bien logradas y recibidas en general por la crítica, pero en donde talvez el hecho de no haber salido de un lugar como Alemania, Finlandia o Suecia, les ha relegado inmerecidamente a un segundo plano. Triste decirlo pero a la luz de los hechos parece que fuera así, no por nada este es ya su quinto álbum de estudio (uno a razón de cuatro años en promedio) entre los cuales destaca la aparición de “1821” y “Sense of Metal” como algunos de sus mejores resultados. Pero la vida de las bandas es así, querámoslo o no a veces el mercadeo y la procedencia de una banda estigmatiza mucho la carrera de un grupo, y en ese sentido nos podemos topar con casos como el de estos Marauder que siendo una muy buena banda aun se encuentran ahí en el under marcando el paso, aunque no por ello han perdido la fe en sus capacidades y el entusiasmo por hacer la música que les nace del alma. Así las cosas, en lo personal pienso que este nuevo álbum de los griegos de Marauder – que en esta ocasión llegan de la mano del sello chipriota Pitch Black Records – contiene nada menos que once himnos de ese metal melódico, con señales irrestrictas del power metal más rancio y curtido en acero germano, del tipo Grave Digger, primeros Gamma Ray o Noisehunter, por lo que se aplaude el esfuerzo de esta gente en no caer en resultados que intenten subirse a las modas vigentes. Es más, al escuchar con detención este álbum hay un fuerte hincapié en ideas tomadas de las buenas bandas germanas de los ochentas, con buen sentido de la melodía, riffs para cabecearlos una y otra vez, sin tantos artilugios ni pirotecnia musical, que por supuesto para cualquier seguidor del heavy metal más old school deberá ser mandatorio escuchar.

El inicial “The Great War” es un estupendo corte de entrada que a pesar de su marcada tendencia por ir en búsqueda de la pesadez que incluso te puede traer a la memoria algunos cuantos toques a lo Judas Priest, no oculta ese deseo de conseguir himnos que el respetable pueda recordar de cara al futuro. En cierto modo ese efecto me los hace similares a la banda de Kai Hansen, aunque claro para el caso de los griegos, fuera de los coros, cuentan con una música que podrías considerar mucho más agresiva que la de los germanos.  En “Alexander” nuevamente junto al speed en el cual se manejan con toda soltura, van añadiendo ese efecto himno en los coros y que en esta ocasión realmente llama la atención, con efecto épico que pasará a la historia como uno de sus mejores hits. La dupla guitarrera conformada por Andreas Tsaoussis y Giorgos Sofronas dejan también en evidencia que con los años han ido superando escollos para llegar a componer quizás los mejores riffs de su carrera. Por ejemplo en el gran “Roman Empire” dejan en claro su apego inefable por el heavy metal más auténtico y cabezón no claudicará hasta el fin de los tiempos, y en donde continúan por supuesto la senda conceptual basada en el imperio romano que se han impuesto para desarrollar en este disco. Buen corte, con momentos de velocidad aunque también bastante cargados a los riffs de corte clásico, con Maiden y algunos cuantos influjos a lo Grave Digger presentes a lo largo de él.

A continuación arremeten también con su faceta más instrumental, en un interesante “Hiroshima” en donde por cierto despliegan todas sus ideas más técnicas, para luego continuar con la balada de corte épico “Mother” que sin ser ninguna gran maravilla, se deja oír, aunque nunca para transformarla en el gran tema del disco. “Crusader” retoma en gran forma y con un aire marcial, todo el power y la speed que de una banda como Marauder se suele esperar, en un corte que contempla todos los vicios y virtudes que contempla el heavy metal alemán, del cual estos muchachos por supuesto implícitamente se declaran herederos, aunque el denso y final “World War II” me definitivamente baja en algo los decibelios en una veta más orientada hacia los últimos Running Wild. En general, un disco dignísimo para una banda que sigue ahí dando la pelea por hacer de su nombre algo que recordemos por los siguientes veinte años. Esperemos que este año sea el de su definitivo despegue. Al menos por entusiasmo no se quedan. Detalles e info en http://www.facebook.com/pages/Marauder/110872512305516 y también en http://www.marauder.gr/ .
NOTA: 7.5 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”