AFTERLIFE “In the Shadows”



AFTERLIFE  “In the Shadows” – Independiente – 2012 

Después de 27 años de un silencio absoluto por parte de quienes conformaron en su momento una formación  como Razorblade, la que allá por 1985 había editado un single como “Run for your life/ Ready to fight” que acaparó las miradas de la entonces en gestación escena heavy sueca (con bandas como Manninya Blade, Heavy Load, Gotham City o los más populares Europe ya dando sus primeros pasos fuertes en estos terrenos) se nos hace casi imposible de creer que después de tanto tiempo finalmente hayan optado por colgarse nuevamente las guitarras y darle con todo a lo que me imagino siempre ha sido su gran pasión. Es cierto que los tiempos que corren no son los mismos que antaño, que la magia de hacer un heavy metal old school más que una actitud y una filosofía de vida se ha vuelto gracias a muchos una auténtica moda, y que también un número no mayor de nuevos músicos se han puesto a encumbrar la bandera del auténtico heavy metal por donde han podido, por lo que lo que ahora esta remontada que pretenden los ex Razorblade – ahora Afterlife – es un esfuerzo que si bien vale la pena y atención, quizás no consiga el mismo efecto que hubiera logrado de haber continuado su carrera en el tiempo en por primera vez se lo plantearon. La formación hoy por hoy les trae de vuelta con Fredrik Gunnarsson (bajista) y Jompa Gustafsson (vocalista y guitarrista), ambos miembros originales de Razorblade y principales gestores de este retorno, a quienes actualmente se les han unido el guitarrista Mikael Andersson y el batero Pether Svedjewik.

Lo que en este regreso nos traen estos Afterlife es bastante efectivo y contundente, heavy metal con sonido actual y estilo moderno, con unas voces bastante crudas, oscuras y agresivas, quizás mucho más adecuadas como para una banda de thrash metal, pero en este caso sirviendo de base para una banda de melodías mucho más accesibles al estilo de unos Judas Priest o de unos Nocturnal Rites de sus primeros discos con Jonny Lindqvist como frontman. En todo caso también han añadido un ligero toque hard rockero a varios de sus cortes que los hacen sonar melódicamente interesantes y más gancheros, aunque quizás ese toque más harsh de su vocalista generará sus resistencias a la primera escucha. En todo caso, el sonido es más que competente y si de resaltar sus mejores momentos se trata, inconcebible es continuar con esta reseña sin hablar de temas como “End of Days”  o “Run for your life” con un toque a lo Judas Priest reconocible al primer segundo con guitarras tremendamente compactas y que te encañonan directo a la cara, o  el heavy thrash muy bien logrado en “Dying Alone” con un aire oscuro y rocanrolero que se entrelazan en inmejorable manera. Y si del lado más hard rockero se trata – siempre pensando en hablamos de gente criada en el ámbito más clásico del estilo – tenemos las pegadizas melodías en plan “Falling to pieces” con un medio tiempo que de todas maneras ingresa con unos riffs bastante pesaditos o esos leads a lo Accept que resaltan en “Why”. Por cierto que bien les ha quedado ese cover a Demon, aquella legendaria banda de la NWOBHM, con su hit “Don’t break the circle” para cerrar un trabajo bastante interesante en términos de agresividad y melodía, con toda la experiencia que se supone tienen músicos de este talante, aunque claro quizás lo que hacen no termine de sonar del todo adaptado a lo que su vocalista puede entregar de sí. Más info y detalles en http://www.afterlife.nu/ y también en http://www.facebook.com/afterlifesweden .

NOTA: 8 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”