WOE “Withdrawal”




WOE  “Withdrawal” – Candlelight Records – 2013 

Un frío y clásico black metal que viene coronado con muchos arreglos propios del llamado post metal que le dan ese magistral toque atmosférico que tan bien le hace a este tipo de música cuando de sonar diferente se trata, nos aporta este tercer álbum de los norteamericanos de Woe. Dos dos previas placas (“A Spell for the Death of Man”, 2008, y “Quietly, Undramatically”, 2010) vienen precedidas de estupendas críticas, las cuales puedes entender y justificar al escuchar esta nueva entrega. Y es que estos chicos felizmente no se quedan estancados en repetir sin mayor trascendencia el típico riff acelerado y old school con esas habituales voces rasgadas de ultratumba, lo cual si bien te lo vas a encontrar como sea en “Withdrawal” con ello no quiere decir que van a utilizar sin mejores ideas la misma fórmula que la mayoría de sus colegas de estilo. No es habitual encontrar que dentro del black metal la técnica tenga un espacio importante a la hora de la composición (no solo los hijos bastardos de Emperor o los habituales clones de Dimmu Borgir son capaces de ello después de todo), y estos Woe son de aquellas bandas ingeniosas a cagar, y en que todos sus músicos gozan de un curriculum bastante nutrido con pasado en nombres tales como Abysmal Gates, Krieg, Funebrarum, The Green Evening Requiem, entre varias otras agrupaciones del under extremo yanqui. De todos ello destacaría la gran labor tanto de su portentoso batero Ruston Grosse (quien tristemente dejar la banda tras la grabación siendo reemplazado por el actual Shawn Eldridge) con una pegada sobrehumana al igual que el gran trabajo de bajo realizado por Grzegorz Czapla que viene impregnado de una energía y una potencia inusual tanto para el estilo que practican como para el sonido en general de Woe.  Temas a destacar muchos: “This is the End of the Story”, grandilocuente y oscuro con toques a lo Immortal  y ese toque atmósferico que te termina por envolver. También ese épico y bélico “Carried by Waves to Remorseless Shores of the Truth”, o ese enorme “Ceaseless Jaws”, intratable y salvaje solo comparable en genialidad al Emperor del “Anthems to the Welkin at Dusk”. Lo más original es ese “Song of My Undoing”, con un arranque más bien rocanrolero a lo Darkthrone de sus últimos discos para luego subir los decibeles con ese nivel de oscuridad que ya se nos va haciendo habitual para luego llegar a esos calmos pasajes atmosféricos que vienen trabajados a la perfección por las guitarras de Ben Brand. Calidad asegurada para los amantes del metal negro y más allá. Detalles e info en http://www.woeunholy.com/ y en http://www.facebook.com/pages/Woe/258733479982?ref=ts .

NOTA: 9 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”