CRYSTAL TEARS “Hellmade”


CRYSTAL TEARS  “Hellmade” – Massacre Records – 2014

Dentro de la montonera de promos que por ahi dan vueltas y se encuentran en buen estado en lo que resta de nuestra colección, el de una banda que me llegó allá por el 2001 recuerdo era uno en que venían solo bandas griegas, unidas con un nexo común que era la figura del batero Chrisafis Tantanozis, en donde se apreciaban bandas como Futureless, Blade of Spirit, Disharmony y otra serie de nombres que en su mayoría aún pululan por el under mientras que otras al parecer jamás llegaron a buen puerto. Un montón de flyers y compilados con música rock y metal griega, dentro de lo cual si había una banda que apuntaba a algo llamativo era precisamente estos Crystal Tears, por esos días mucho más emparentados con el heavy power metal a lo Blind Guardian marcado por filosas melodías y un batero imparable desde su posición como es este Chrisafis.

Pues bien, después de casi trece años desde esas producciones menores, pensaba que este tipo y sus proyectos habían quedado algo abandonados, lo que a la luz de este álbum “Hellmade” me echa abajo todas mis impresiones anteriores, pues la banda Crystal Tears siguió adelante abriéndose paso en el escenario europeo, siendo este nada menos que su tercer disco de estudio (“Choirs of Immortal” del 2006 y luego “Generation X” del 2010, todos editados por distintas disqueras, al igual que en esta ocasión por Massacre Records), en el que merced a lo que ya antes habían hecho nuevamente se presentan con nuevos integrantes en la formación, destacando sobremanera la salida del siempre efectivo Ian Parry (quien estuvo con ellos parchando en “Generation X”) siendo reemplazado por el ex Artillery, Dignity y Crystal Eyes, entre otros, mr. Soren Nico Adamsen, quien con su registro más rasposo y agresivo intenta entregar una faceta más endurecida que cualquier previa entrega de esta banda hay mostrado antes. El resto de la formación también la completa su nuevo guitarrista de origen húngaro Matt Nagy, más los griegos Kostas Sotos (guitarra), Alex Hamalidis (bajo) y el citado Chrisafis.

Los años no han pasado en vano para esta gente, notándose a la legua ese desarrollo mucho más elaborado de sus melodías, manteniendo eso sí la agresividad a tope, alcanzando a realizar una particular mezcla de heavy, thrash, power metal con un gustillo añejado y un trabajo vocal de Soren que pulula tanto por los registros más melódicos (forzados a ratos, pero melódicos al fin y al cabo) como en otros más extremos que es donde más suelto de cuerpo se le oye. Los iniciales “Destination Zero” y “The Skies are Bleeding” arrancan como una tromba, con el primero siendo un medio tiempo cabezón de constantes cambios rítmicos que van haciendo más variada la intensidad conforme pasan los segundos, y el segundo con un tempo power thrashero muy cercano a los Mystic Prophecy de R.D. Liapakis (quien les ha ayudado con la producción del disco acércandoles a ratos a la misma habitual mala leche de sus compatriotas) además de destacar la elaborada técnica en interludios y solos de la dupla Nagy – Sotos. “Out of the Shadows”  tiene un riff mucho mas rockero a lo Firewind con unos coros totalmente contagiosos aunque en mi opinión la voz de Soren ha quedado algo descolocada en este tipo de melodías, más aún con la inclusión de unos breves guturales que aparecen en ciertos momentos. “The Devil Inside” es otro uptempo de factura hard metal, con un bajo marcado de Hamalidis, para luego dar paso a uno de los temas derechamente speedicos y thrasheros con todo, con el Soren más agresivo de su paso por Artillery, aunque por aca acompañado de una entrada llena de virtuosismo a nivel solos que se hace muy pegadiza y la batería de Chrisafis totalmente lanzada sobre la pedalera.

Lo que sigue es  otro corte a medio gas pero con suficiente onda, como es “Psycho Pollution”, en donde al parecer ha sido más fuerte el influjo o apoyo de Liapakis a la hora de producir los detalles para este corte, para luego disparar un balazo de alto impacto como es la desatada “Violent New Me” con una sección de solos de mucho vértigo, rematando con sendos cortes muy rockeros pero heavies al mismo tiempo como llegan a ser “Rock N Growl” y “Beds are Burning” con ese toque en lo personal me ha recordado a los nombrados Firewind de Gus G. pero también a los Accept alemanes, tanto por su onda como por su peso. Más info y detalles sobre este lanzamiento puede ser encontrada en estos enlaces https://www.facebook.com/crystaltearsband y en http://www.crystaltearsband.com/ .

NOTA: 8.5 / 10


Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”