NZM “Eternal Fire”


NZM  “Eternal Fire” –  Rising Force Records - 2014

Y donde estaban ocultos estos gringos antes de llegar a mis manos con este NZM ¿?? Puta, la verdad lo desconozco, pero la cagaron para tener algo único en su estilo que te desquicia desde los primeros acordes. Será esa similitud vocal  del también tecladista Nick Marino con el fallecido David Wayne (primera voz de Metal Church) o ese estilo agresivo de corte ochentero pero con un aire neoclásico de muy buena pegada en donde se destaca el brujo de las seis cuerdas Ghee-yeh y los mágicos teclados del propio Nick??? Todo ello o bien otros elementos pueden ser los que definitivamente terminen por convertir este álbum en todo un suceso, sobre todo para los amantes del sonido de Yngwie Malmsteen, lo cual quizás no sorprenda mucho considerando que el propietario del sello donde milita esta agrupación es ninguno otro que el melómano dios sueco de las seis cuerdas, por lo que hasta oír eso te empiezas ya a explicar varias cosas, entre ellas que este Nick Z. Marino (de ahí también el nombre de la banda por si no lo notaban, jejeje), ha sido el teclista de la banda del chascón escandinavo en los últimos nueve años aproximadamente. Por otro lado, siguiendo con la proclamación del autoculto a su persona que a esta altura no vamos a descubrir como algo nuevo, me imagino que las bandas que son signadas por Rising Force deben seguir derroteros sino iguales bastante similares estilísticamente hablando y en ese sentido NZM va justamente por aquel camino. De todos modos, para deleite de los fanáticos nacionales, en esta aventura se ha embarcado nada menos que el talentoso guitarrista chileno Guillermo Olivares (más conocido como Ghee-Yeh, quien en solitario tiene a su haber un par de buenos trabajos de índole instrumental y en donde ya ha tenido la oportunidad de ir demostrando toda su rica técnica y virtuosismo), lo que a nuestro juicio da un plus más que notable logrando en general un trabajo que se disfruta a concho por toda las enormes virguerías que despliegan sus músicos.

El disco en general es un CD breve y al hueso, con algo más de treinta y cinco minutos de música con temas directos, con una influencia muy directa de Yngwie pero también con algunas cuantas pasadas a Deep Purple, Van Halen o Europe, y el estilo neoclásico de unos Symphony X, en donde sorprende además la buena calidad vocal de Nick Marino, que también por ahí recuerda el estilo particular del nombrado Malsmteen pero con algo más de suspicacia, lo cual sumado a la gran calidad de Ghee-Yeh en las seis cuerdas hacen de este álbum algo memorable tanto a nivel compositivo, de coros y de melodías que terminarás adorando por mucho tiempo. Cortes como el inspirado opener “Eternal Fire” con los altos tonos poderosos de Nick, y las teclas y guitarras de alto octanaje virtuoso, así como el genial “The Force Within”, rápido y con un despliegue de técnica increíble, o también el denso y compacto uptempo rockero “I’m in your blood”  con unos enormes solos por parte de nuestro compatriota quien sinceramente en cada oportunidad que puede se luce a destajo como el mejor de los mejores. Y luego en “The Land of the Rising Sun” asistimos a un pavimento durísimo de riffs y melodías power metaleras al más puro estilo Yngwie de antaño, que ya quisiéramos escuchar más a menudo en bandas de esta estirpe.  Y el cierre con la gran balada “Life After Life” no puede ser de menor valía, con pasajes sinfónicos y unas cuerdas sensibles de enorme calidez y destreza, a la par que una interpretación que le sale del alma a este buen Nick Marino. Un disco que será mandatorio para cualquier fanático del shred y el metal escandinavo de nuestro viejo y buen amigo Yngwie. Más info y detalles en http://nzmband.com/home y en https://www.facebook.com/nzmband .


NOTA: 8.5 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”