VOYAGER “V”


VOYAGER  “V” – IAV Records – 2014

Considerados por muchos como  una de las fuerzas más creativas y vigorosas del actual metal australiano (hijos nuestros al igual que los campeones del pasado Mundial, jajajaja) el regreso con este quinto trabajo de estudio de Voyager podría ser considerado como un auténtico alivio a la tensa espera que se ha dado desde su última placa “The Meaning of I”, la cual de seguro fue la culpable de abrirle el paso a la escena europea, al punto de ser uno de los discos destacados en el 2011 por la prestigiosa revista “Metal Hammer” y que hoy en día los tiene en el cartel del importante evento para prog maníacos como es el ProgPower europeo en donde compartián cartel junto a nombres como Chimp Spanner, Agent Fresco y los geniales Pagan’s Mind. El quinteto cuenta por cierto con una de las mejores y más carismáticas voces como es la de este buen Danny Estrin, quien con su particular voz de amplio registro y tono livianamente popero en ciertos pasajes, puede ser considerado como un elemento que permite dotar a la música de Voyager de un punto de inflexión absolutamente distintivo en relación a cualquier otra banda motejada bajo el rótulo de “progresivo”.

Y es que dentro de este género por fin podemos agregar algo igualmente diferente, que permita diversificar en algo la habitual lista encabezada por bandas como Dream Theater o Symphony X. Empiezas a oír este disco con ese complejo pero finalmente melódico track “Hyperventilating” con sus electrónicos teclados en el arranque y la soñadora interpretación de Estrin que va sumíendote en un corte profundo y meticuloso, por cierto bien metalizado gracias a las guitarras de Scott Kay y Simone Dow con una melodía central que me recuerda algo a aquellos rockeros canadienses de Magellan (obviamente en una versión mucho más dura). “Breaking Down” mantiene esa tónica con una sección incial ambiental para a los pocos segundos romper el aire con unas guitarras de texturas inclasificables para recién en los coros conseguir un resultado mucho más reconocible, mientras que en “A Beatiful Mistake” nuevamente los riffs heavies y de baja afinación marcan presencia junto a los volátiles teclados que acompañan la particular voz de Estrin.

La facilidad con que estos australianos combinan atmósferas complejas con sus melódico groove espacial es por decirlo de algún modo su mejor argumento que permite avizorar su excelente lucidez musical. “You the Shallow” al igual que “Embrace the Limitless” ejemplican a plenitud esto último, con una instrumentalización de alto contenido técnico, y más aún en donde el sentido de la melodía, a través de sus detalles de complejidad progresiva inherentes, no se pierden en devaneos inútiles sino más bien se refuerzan en composiciones que aprovechan justamente cualquier idea para ir perfeccionando su estilo particular. “Orpheus” cuenta con algunos pasajes en que pareciera irán por unos derroteros más cercanos al melodeath escandinavo pero que a la larga regresan al terreno donde se mueven con mayor seguridad, siendo talvez este el gran tema que representa la rúbrica de estos aussies. Once temas que distan mucho de quedarse en lo convencional, y como buen exponente del progresivo metalero, con seguridad hablamos acá de uno de sus mejores exponentes en lo que va de esta última década. Ojo también con temones como “It’s a Wonder” o esa soñadora pieza con enorme entrega técnica como es “The Morning Light”, de lo mejor que se haya escuchado en el género desde hace mucho tiempo. Más info y detalles en http://www.facebook.com/voyageraustralia y en http://www.voyager-australia.com/ .


NOTA: 10 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”