OVERWIND “Illustrator”


OVERWIND  “Illustrator” – M & O Music – 2014

Fundados en el 2013 en la localidad rusa de Krasnodar por el cuarteto que a día de hoy sigue integrando por el vocalista Alexander Chumakov, el guitarrista Anton Emelyanov, el batero Sergey Krasnozhen y el bajista Misha Gigava, el primer apronte musical finalmente decanta en la salida de este “Illustrator”, un trabajo que para los amantes de los sonidos más complejos y heavies, anclado básicamente en el power progresivo que recordará a bandas como Pagan’s Mind, Circus Maximus o Pain of Salvation, terminará por levantar los espíritus a través de estos diez tracks que aparecen dotados de todo un conjunto de detalles y elementos técnicos que harán pasar momentos de sumo placer auditivo. Comenzando por el enérgico rango vocal de Chumakov que llama la atención no tanto por su clase sino más bien por la intensidad con que acomete sobretodo aquellos ritmos más frenéticos y agresivos, lo cual también sirve de gran apoyo al nivel de riffs que exhibe su compañeros Anton Emelyanov que vaya nos ha sorprendido por la calidad sobrada de sus riffs, solos y líneas melódicas, a un nivel de técnica y pegada tan recia como la del noruego Jorn Viggo Lofstad de Pagan’s Mind, que en lo personal sigo creyendo que debe ser uno de los talentos más endiablados que ha aparecido en el metal en los últimos quince años.

La sustancia que nos ofrece este álbum está para chuparse los dedos desde el primer al último tema, comenzando con un par de tracks como “Giant Sleep” o “Justice for Sleep” que no acaban de recocijarte con su particular mezcolanza de ideas progresivas y agresivas, cuando ya te tienen encima otra tanda idénticamente espectacular e intensa con “Illustrator” o “Daily War”. “Giant Sleep” por cierto tiene unos arropes algo más oscuros y netamente progresivos, y luego “Justice for Sale” con unos arranques más propios del melodeath progresivo de bandas como Soilwork o Scar Symmetry se aventura en uno de los cortes más agresivos y enganchadores del álbum. El tema que da nombre al plástico es algo más heavy con unos riffs densos y marcados por parte de Anton, y una batería monstruosamente potente por parte de Krasnozhen, que durante el resto del disco también se marca pasajes de una técnica de muy buen pie. “Dance on the Grave” contiene una melodía más propia del heavy metal tradicional con un acojonante doble bombo inicial que luego alterna con unas guitarras mucho más arrastradas y aletargadas para llegar finalmente a unos coros algo más tradicionales.

La experimentación sónica de la cual hacen gala estos rusos llega a tales ribetes de lucidez compositiva que en un tema como “Broken Spell” pueden después de un instante de thrash metal brutal pasar a algo mucho más melódico y heavy sin bajar un decibel de calidad ni por asomo y luego continuar como si nada en una maquina de complejos tintes como es “Myself” o incluso velar por demostrarnos su mejor lado sensible en una dramática balada como es “Crystal Prison” en donde Chumakov realiza talvez una de sus entregas más encomiables. Que nivel después de todo el de estos nuevos Overwind, y es que si esto es lo que pueden realizar con tan solo un debut en apenas algo más de un año de existencia, imagínense lo que podrían lograr en su siguiente paso. Yo ya los estoy esperando de vuelta. Más info y detalles en https://www.facebook.com/pages/Overwind/240689919448810 y en http://www.overwind-band.com/ .


NOTA: 10 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”