RESILIENCE “Lo que el Fuego de Llevó”


RESILIENCE  “Lo que el Fuego de Llevó” – Independiente – 2014

Me siento del todo privilegiado al tener que comentar este enorme debut conseguido por la banda nacional Resilience, un agrupación que según lo ahondado en su historia se forja al amparo de la creatividad principalmente de nuestro buen amigo Marcelo Oyanedel, un tipo bastante curtido en las lides del power metal en nuestra zona de Valparaíso ( a pesar de ser originario de la región de Coquimbo) donde hace más de una década comenzara a sembrar una carrera junto a una serie de bandas que han ido y venido (a su haber se anota su participación como bajista en bandas como Acrosstorm, Velattore y Cathalepsy), pero en donde claramente le ha faltado dar una estocada final y trascendente, algo que en lo cual se notara mucho más su mano personal con todo lo que para bien o para mal le ha tocado conocer y aprender durante todos estos años. Resilience  - a pesar de la numerosa cantidad de invitados, principalmente vocalistas de distintas bandas de heavy y power nacional – es a todas luces el producto del genio creativo de Marcelo, que en esta ocasión se ha puesto el uniforme de obrero terminando por hacerlo casi todo en este disco, desde la composición, pasando por la ejecución de guitarras, bajo y teclados, hasta llegar a la producción del álbum, letra música y arreglos, en fin, y en donde por sobre todo su labor como relacionador público al interior de Resilience le ha permitido contar en esta auténtica “ópera” power metalera chilensis con varias voces importantes en el medio local logrando un resultado por no decir lo menos que redondo y sublime. Claro está que en todos estos años mucho ya se ha oído, mucho ya se ha visto en materia de power metal, pero cuando aparece un material de este calibre, con la calidad como la que se muestra a lo largo de todo este “Lo que el Fuego se llevó” no puedes sino rendirte ante un trabajo de estas proporciones y escucharlo una y otra vez hasta agotar todos los detalles y arreglos posibles por descubrir.

Dentro de las voces que forman parte de esta producción encontramos a gente como Ricardo Lauria (Hellangels), Nasson (Nasson, Inferis), Bruno Lavin (ex Cathalepsy), Eric Galdyanz (ex Alquimia y ex Cathalepsy), Pamela Vargas (Noctus), más la participación de músicos como el guitarrista de Neogenesis Ricardo Martínez, el baterista Cristian Gonzalez (Inferis, ex Breakdown), todos los cuales de un u otro modo han dejado sendos aportes a la grabación de este material transformando a Marcelo Oyanedel en un auténtico director de orquesta que se ha encargado de poner todo en su sitio haciendo de Resilience un punto de culminación a muchos años de tesón  y constancia en una escena que esperemos a todas luces sepa apreciar este gran esfuerzo. Y es que desde el fabuloso opener “Libertad en mi Piel” con la portentosa voz de Ricardo Lauria y un power metal veloz e hímnico acompañado de unos futuristas teclados de fondo, todo ya empieza a ganar forma dejando entrever ya algo que pocas veces hemos escuchado con tanta inspiración en bandas locales, dejando apreciar todo este buen gusto compositivo, lírico y coral que podrá recordar lo mejor que en el pasado bandas o proyectos como Warcry, Avantasia, o Edguy nos han legado para la posteridad. “Los Últimos Versos” cuenta con la participación de Nasson y en esta ocasión asistimos a un tema a medio tiempo de riffs absolutamente limpios y cristalinos (gran labor de producción en este punto, nada que envidiar a cualquier producción extranjera, sea esta americana o europea) con un aire a lo Thunderstone,  Masterplan de gran nivel, mientras que en “La Puerta Interior” asistimos a ese power metal de tintes melódicos y elegantes a lo Warcry, que a mi también me ha evocado a los mejores pasajes de unos Silent Force (era “World’s Apart”) en donde la voz de Eric Galdyanz suena con nivel y una calidad a toda prueba, un tipo que también ya sea por distintos factores, en un paralelo con la historia de Marcelo Oyanedel, también le ha faltado ese granito de fortuna para lograr un mayor y merecido reconocimiento tanto en trayectoria como en su calidad como vocalista, en donde además de su paso por Cathalepsy y Alquimia, se anota también el haber sido el frontman durante años en la banda brasilera Engrave con quienes alcanzó a editar dos discos entre 1998 y 2001 bajo el alero de Megaherz Records, siendo en sus mejores días incluso comparado al popular ex Helloween, Michael Kiske.

“Despertar” es otro de esos ataques frenéticos de power metal con el espíritu Helloween y Stratovarius clásico, con un buen hacer en la batería por parte del técnico Cristián Gonzalez, y en esta ocasión con el primer vocalista de Cathalepsy, Bruno Lavin realizando otra fantástica entrega vocal gracias a una melodía y coros pegadizos al infinito además de unos ligeros toques sinfónicos que terminan por convertirse en adictivos. “Mi Nueva Voz” es también otra de esas piezas altamente notables gracias a la entrega vocal de Galdyanz y unos riffs de gran pegada que en esta ocasión nos evocan ese heavy algo más duro a lo Gamma Ray, para luego dejar en “Lo que el Fuego se llevó” otro track más elaborado con elementos hard progresivos a lo Masterplan en donde emerge con fuerza la exquisita voz de Pamela Vargas, quien para este tipo de aventuras presenta el tono adecuado (paralelos con Amanda Somerville en sus andanzas con Avantasia son fáciles de realizar en este punto), consiguiendo otro de estos hitlights en donde incluso se atreven con un enfoque algo más experimental de gran envergadura. 

La voz potente de Ricardo Lauria vuelve a aparecer con fuerza en el poderoso y raudo “La Fé de los Caídos” y por supuesto que en este tipo de producciones las baladas no podían dejar de decir presente, y logran un par de temas que en toda regla tienen un encanto muy especial gracias nuevamente a la cálida y bella voz de Pamela (simplemente echar un par de oídas a los emotivos y hechizantes “Con cada atardecer” y “Algo en que creer”) que  también gracias a los partes de teclados de Marcelo, logran una atmósfera sensible y algo romanticona que logra el típico efecto de este tipo de composiciones. En resumen, tenemos acá un álbum que sin exagerar me atrevería a tildar como una de las grandes apuestas y golpes de cátedra para el estilo en lo que va del año a nivel nacional, y si me permiten, en comparación a muchas otras producciones que este año nos ha regalado en esta materia, lo de Resilience francamente se muetra unos cuantos peldaños más arriba que muchas otras producciones promedio que durante este 2014 han aparecido en todo el globo. Más información y detalles http://music.digmetalworld.com/album/lo-que-el-fuego-se-llevo y en http://www.facebook.com/Resiliencemetalchile .


NOTA: 10 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”