ARTIZAN “The Furthest Reaches”


ARTIZAN  “The Furthest Reaches”  - Pure Steel Records – 2015

De todos los trabajos previos que hemos escuchado de esta banda norteamericana admito que este ha sido su esfuerzo más cautivante que he logrado oírles, con una composición muchísimo más brillante y entretenida en lo lírico si es que te llama la atención el tema ciencia ficción alienígena, conceptos muy bien conocidos por bandas de otros estilos como Gamma Ray y los nórdicos Pagan’s Mind. Artizan en este caso en este caso nos cuenta la historia de una raza extraterrestre que regresa a la Tierra después de recibir una señal de nuestro planeta, todo lo cual es entregado en un formato heavy progresivo de matices dramáticos y épicos en donde destacamos la soberbia labor de su particular vocalista Tom Braden, carismático y ejerciendo su mejor performance desde el debut “Curse of the Artizan” del 2011. Si a ello sumamos la participación de los vocalistas invitados Sabrina Cruz (Seven Kingdoms) y el reconocido ex frontman de Iced Earth Mathew Barlow, ya la cosa empieza a tomar ribetes que le abren el apetito a cualquiera. Y más aún, si se agrega una producción impecable a cargo de Jim Morris (Iced Earth, Jag Panzer, Crimson Glory) con ello casi echan toda la carne a la parrilla de una sola vez.

El caso es “The Furthest Reaches” va desarrollando una historia de tintes operáticos pero que en lo principal nos otorga buen metal por donde se le vea y escuche. Temas en donde la base es heavy metal tradicional, al estilo americano eso sí, con todo la carga que conlleva aplicar el apelativo de “US Metal” y la serie de sentimientos y recuerdos que se vienen a la memoria por los grandes nombres que la historia del género nos ha dado en el pasado. En este disco encontrarás toda la esencia del auténtico metal americano, temas oscuros, complejos, con suficiente dinamita y emotividad que se ve realzada por la espléndida voz de Braden que a mi entender por fin hemos podido apreciarle en toda su real dimensión. Incluso han dejado espacio para añadir algunos cuantos arreglos de música clásica (cellos incluídos) como en el potente y rockero tema que da nombre a la placa, el más extenso por cierto, pero también uno de los más completos en términos de diversidad.

Sin embargo, todo inicia con un corte tradicional de heavy progresivo, al más puro estilo Crimson Glory, Lethal o Titan Force (trilogía infernal del US progresivo ochentero, si señorrrrr ¡¡¡¡¡) con una melodía que llama a las armas en una interpretación intensa y rica en subidas y detalles para apreciar por parte de Braden. Muy bien también la faena rítmica por parte de Shamus McConney y Bill Staley en guitarra, con una sección de solos muy llamativa, y en el siguiente “Hopeful Eyes” hacen gala de un riff galopante más agresivo que dejan caer un influjo más cercano a unos tempranos Manowar o a unos Jag Panzer de la primera etapa. Pero también esa oscuridad de la cual siempre ha hecho gala el metal gringo ochentero asoma en aquella siniestra y monolítica “The Cleansing” con unas armonías más patentadas por bandas como Black Sabbath pero que resulta en una especie de visión apocalíptica con una hiriente interpretación vocal que termina por romperse hacia la mitad del tema asomando con unas guitarras algo más pronunciadas pero siempre dentro de un clima majestuoso que Artizan ha rematado muy bien.

Y lo que aparentaba ser una calma power ballad como es “Wardens of the New World” al minuto se quiebra en otro buen uptempo con notas hard rockeras en donde a la voz de Tim se suma también la voz de Sabrina Cruz que aporta el contrapunto de delicadeza ad hoc para un corte en donde el adjetivo de “progresivo” realmente toma su lugar con largueza. y atención que todo no termina ahí, porque con “Supernova” tenemos uno de sus temas más pesados y gancheros en materia de riffs, gustos más o gustos menos, es un tema con un cargamento de riffs sencillamente aplastante y de mayor pegada de este trabajo. El remate llega con “Into The Sun” que nos invita a escuchar unos interludios mucho más tradicionales, con algo de Judas Priest y mucho de ese power progresivo americano que si bien ya no alcanza los niveles de genialidad de los viejos clásicos, en el caso de Artizan muchísimo se le ha acercado para llegar a ser un auténtico estandarte de nuestros días. La versión limitada en vinilo viene además con un bonus track como es “Come Sail Away”, nada mal para quienes gusten de este tipo de regalos especiales. Un disco de esos notables que si bien no llegará jamás a ser tan popular y vendedor como unos Iron Maiden o unos Stratovarius, tienen en sí toda la magia necesaria para componer trabajos atemporales, tal como en esta ocasión lo hicieron con “The Furthest Reaches”. Más info y detalles en http://www.artizanmetal.com/ y en     https://www.facebook.com/artizanmetal .


NOTA: 10 / 10

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”