REGRESION “Prisioneros”


REGRESION  “Prisioneros” – Santo Grial Producciones – 2015
Formados en 1995, el quinteto hispano barcelonés de Regresion es uno de aquellos combos que ya con su cuarta larga duración bajo el brazo no necesita mayores presentaciones (al menos en su tierra de origen), aunque claro está que para aquellos que no hemos tenido el placer de recorrer lo largo y ancho de su discografía previa resulta todo un acierto el poder escuchar un trabajo de tan buena calidad musical como este “Prisioneros”, que con certeza aparece en el momento adecuado en que el interés por el metal de tesituras clásicas se ha vuelto más cautivante que nunca (sobre todo gracias a lo que vienen haciendo varios conjuntos escandinavos). Particularmente no es sino desde la  época de los mejores Obús o Baron Rojo en que se han cimentado los grandes clásicos del heavy hard cantado en nuestro idioma, pero ahora para nuestros días creo que con largueza es perfectamente agregable a la lista más reciente el nombre de esta banda que sin presentar fisura alguna ha sido capaz de elaborar un disco notable en cada una de sus líneas, desde el sonido a lo musical e interpretativo. Veamos porque.
Con el intro “Prisioneros” y su melancólica sección de cuerdas se nos avecina un corte como “5 de Noviembre” un heavy metal de corte clásico, con rítmicas muy limpias y recias, de elegante factura que para mi gusto guarda un cierto resabio hard heavy a los Queensryche más directos que se pueden advertir en pasajes de trabajos como “Empire” o “Operation Mindcrime”, ello en base a unos riffs realmente prendidos, a pesar de los sencillos que en primera instancia pueden sonar. Líricamente también llama la atención su inspiración en el popular cómic y alguna vez película de “V de Venganza”. Y enseguida las sirenas prenden la alarma para entregarnos un corte robusto y de gancho sumamente vacilable como es “Corre!, Escóndete!”, realizando ese tipo de metal que es imposible que no termines de rockear a lo largo y ancho de su generosa melodía, gran trabajo por cierto en guitarras por parte de los hachas Toni Sánchez y Pablo González, además de un vocalista como Pedro Guijarro que en este corte se muestra particularmente solvente. Una pieza que te permite enganchar de inmediato con el resto del disco para de ahí en adelante no querer detenerte ni para suspirar.
Precisamente esa acertada combinación entre heavy y hard rock de viejo cuño es uno de los puntos altos que a lo largo de su carrera los españoles han logrado desarrollar en pleno, y eso se traduce en composiciones refrescantes, de fácil coreo, con estribillos eternos de esos que pareces haber escuchado de toda la vida pero que en algún punto nos muestran que se trata de una banda de nuestros días, con gustillo añejado pero perteneciente a las nuevas generaciones. “Dr. Muerte” es prueba fiel de ello en donde desde su contagioso coro al más puro estilo Kiss o Motley Crue, pero con los decibeles mucho más endurecidos y el acompañamiento de unas notas de hammond poniendo la nota retro, te hará sentirte como parte de una década musical que hoy tan solo es comentario de barra de esos en donde las frases del recuerdo tipo “te acuerdas de…” o “en esos tiempos si que se hacía buena música…” suelen caer casi como frase cliché pero que esconde mucho de cierto tras de sí.
En “Cautivo” tenemos otro tema de esos con guitarras potentes y una actitud 100 % rockera y patea culos, mientras que “El Knaya” asumen un semblante que casi al instante nos trae un nombre a la retina: Whitesnake. Para mí este corte junto a “Corre!, Escóndete!” es uno de los mejor logrados en un amplio sentido de la palabra, teclados de armonía clásica, guitarras que nos hacen rememorar aquellos dorados años ochenteros de la Serpiente blanca y con un Guijarro haciendo de espléndido maestro de ceremonias, una composición glamorosa en el más amplio sentido de la palabra, en una sola palabra: NOTABLE ¡¡¡. El punto es que Regresion ha sabido en este disco darle un enfoque tal como su propio nombre lo sugiere, esto es, un auténtico viaje de vuelta hacia aquellos años mozos donde el buen metal melódico y el rock se daban la mano para fundirse en un solo cuerpo musical que no admitía más que eso, y dejarse llevar. Pista tras pista este trabajo tiene la gracia de ir dejando caer una serie de guiños a los grandes nombres del rock y el metal de antaño pero eso sí, muy desapercibidamente. Dentro de la serie de geniales tracks que también resaltan tenemos un cachondo “No nos van a parar” (pura actitud rocanrolera como debe ser), o ese groovier  “Voces” con unas señales a lo Scorpions que no sueltan hasta el fin o como esa magistral balada encantadora titulada “Déjame Soñar” que no tiene nada que envidiar a cualquiera de esos clásicos que aún resuenan en la memoria colectiva de muchos (que coros más perfectos por favor¡¡¡). El final es “Estrella del Rock 2015”, versión remozada de un viejo clásico de la banda que sin duda su estribillo y coro son de lo mejor que también han logrado parir en su historial, razón por la cual se explica por sí sola la regrabación de tan pegadizo tema. Si bien es difícil que bandas de este calibre lleguen a estos lados del continente, sería algo realmente interesante de ver además de oír, una banda que perfectamente puede ser una auténtica señal de relevo para cualquiera de esas bandas ya veteranas que poco a poco empiezan a colgar los botines para dar cabida a valores como el de Regresion. Al menos por este trabajo es claro que tienen mucho que dar de sí a futuro y en una de esas, porque no darles la oportunidad? Más detalles e info en http://www.regresion.net/ y en https://www.facebook.com/regresion.oficial .

NOTA: 9 / 10 

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre