VARIOS ARTISTAS - “A Light in the Black” (A Tribute to Ronnie James Dio)”


VARIOS ARTISTAS -  “A Light in the Black” (A Tribute to Ronnie James Dio)” – Massacre Records – 2015
Si sellos como Roadrunner o AFM tenian ya hace largo rato sus propios tributos al célebre Ronnie James, porque no sumarse al grupo? Seguramente partiendo de esa premisa (además de los eventuales dividendos financieros que una movida de ese tipo podría generar) la idea de darle vida a este ambicioso doble CD tributo a la leyenda del metal, solo en base a artistas de la casa, siempre será un importante aliciente que les permite a los sellos darles algo más de vitrina a sus propios integrantes, algo que ya en el pasado hemos visto con mayor o menor éxito según sea el caso, con aquellos clásicos tributos a bandas como Accept,  Scorpions, Black Sabbath (con el recordado “Nativity in Black”), Metallica (“A tribute to the Four Horsemen”), Helloween (los excelentes “Keepers of Jericho”), e incluso a conjuntos no necesariamente metaleros como ABBA o aquel artificioso producto a la música sueca que hace unos años atrás editara el sueco Tommy Vitaly para tributar a músicos como Ace of Base o Roxette. En fin, ejemplos suman y siguen, por lo que porque Massacre no iba a poder darle su “pequeño” homenaje póstumo al pequeño gigante del heavy metal??
A diferencia de otros tributos ya aparecidos a Dio, en este hay un sano equilibrio entre temas ultra manoseados como el “King the Kill”, “Sacred Heart” o “Holy Diver”, con otros no tan populares e incluso otros que se extraen de la etapa con Black Sabbath, como “Neon Knights”. En su mayoría, los homenajeantes provienen del mundo del heavy y el power metal, con la única salvedad de los melodeath de Burden of Grief quienes se encargan de “Neon Knights” con el espíritu melódico del original aunque las vocales guturales de Mike Huhmann no tiene mucho que hacer con lo que el conjunto de temas acá nos aporta. Por otra parte, casi todas las bandas, con excepción de Iron Fate, Wizard, Burden of Grief y los true metaleros de Metal Inquisitor (con una rockera versión de “King of Rock’n Roll” que les ha quedado lo más cercana al original tanto en espíritu como en sonido) se han repetido el plato con dos temas por cada una, lo que te permite a fin de cuentas completar veinte temas en noventa y pico de minutaje, separado como decíamos en un doble CD de gran presentación y excelente portada a cargo de Jan Yrlund (Korpiklaani, Impaled Nazarene, Stratovarius, Sirenia).
De lo rescatable: la ejecución musical de muchas de estas bandas, mucho respeto y apego por la tradición en cada versión, entregando lo mejor de sí, por lo que por honestidad no nos quedamos. De hecho existen varios temas de gran pegada como el “Sacred Heart” a cargo de los hard heavy de Crystal Ball, el solemne “One Night in the City” con la soberbia interpretación de Niklas Keim de Circle of Silence. Uno de las mejores ejecuciones de principio a fin recae en los suizos de The Order con un sensacional Gianni Pontillo en las voces en el magnífico “I Could Have Been a Dreamer”, que por supuesto da gusto de escuchar en este tributo y que después repite plato en el melancólico medio tiempo “The Last in Line”.
Me imagino lo que les debe haber costado salirse de su habitual molde power true metalero de esos en que los doble bombo se les caen generosamente en cada disco a los alemanes de Wizard con la grabación de “Caught in the Act”, mucho más rockero que cualquier cosa que antes les hayas oído, por lo que supongo les ha significado un auténtico desafío con los instrumentos. Más relacionado con el género hard que Ronnie exploró en la mayor parte de su carrera, Gun Barrel se encarga de hacer un más que decente tributo con “Evil Eyes” y “Voodoo”, bastante gancheros como el original y salirse en demasía del esquema esperado, mientras que en la otra vereda más heavy tenemos a estos emergentes aún Gloryful contribuyendo con sus homenajes con dos potentes piezas como son “Heavy Metal Will Never Die” y el eterno “Holy Diver” con ese registro mucho más grave y agresivo por parte de Johnny la Bomba. Comparado a otros discos de esta naturaleza si bien ya todos sabemos que podemos encontrar en ello, además de nostalgia y melodías clásicas por definición, cuestionable talvez solo la inclusión de bandas del propio sello, ya que por ahí podrían haberse esperado alguna que otra sorpresilla ya sea en cuanto al gancho comercial de algun interprete sorpresa, o porque no una versión no tal apegada al original con algo más de experimento. En pedir no hay engaño después de todo. Más info y detalles sobre este lanzamiento en http://www.massacre-records.com/ .

NOTA: 7.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”