BONZ “Broken Silence”


BONZ  “Broken Silence” – Pavement Music – 2015
Dentro de la movida metálica más alternativa por mediados de los noventas hubo una banda que a través de consistentes discos bastante heavies, groovieros y que añadían como nadie ese toque crossover bajo un estilo motejado por muchos como “rap metal” siempre me encandiló a través de su particular forma de entender y ejecutar el metal. Antes que ellos algunos hablaron de Anthrax cuando decidieron incorporar una colaboración con los rappers de Public Enemy en su versión de “Bring the Noise”, o bandas como Faith No More y Rage Against The Machine hacían lo propio en pos de fusionar ambos sonidos que compartían en común un nexo de marginalidad y agresividad. Paralelamente desde Suecia llegaba otra buena banda como fue Clawfinger con quienes el estilo se definía mucho más aún, pero para mi gusto una banda con la cual realmente el rap y el metal tomaron la forma de un estilo propio, con sus cadencias y una identidad inconfundible esos fueron los norteamericanos de Stuck Mojo. Trabajos como “Snappin Necks”, “Pigwalk” o “Rising” fueron una trilogía difícil de olvidar hasta hoy en día, aunque hubieron trabajos posteriores igualmente entretenidos y llamativos, siempre con el particular vocalista Bonz capaz de animar toda presentación de la banda, al margen de contar por ahí con un gran guitarrista como Rich Ward que incluso más tarde pasara a engrosar filas junto al astro de la WWE Chris Jericho en su banda Fozzy. Tras una separación de 5 años, Stuck Mojo en el 2006 la banda anuncia su regreso a los escenarios, el lanzamiento de un disco como “Southern Born Killers” el 2007 le sobrevino, pero con ello también la escisión de su antiguo vocalista Bonz, quien fuera reemplazado por un tal Lord Nelson, con el cual si bien la banda no dejó de predicar su patentado rap metalero cambió bastante por el enfoque más melódico de este último.
Con todo, aquellos viudos del primer sonido de Stuck Mojo, pueden dar un respiro de alivio con la vuelta del moreno vocalista al ruedo metálico a través de su primera aventura en solitario, proyecto bautizado simplemente como Bonz. Luego de unas insípidas notas de bajo inicial, será el propio Bonz el que se encargue de arrancar en un tema realmente cojonudo y potente como es “Sinister Grin”, ese habitual rapeo entretenido arropado con riffs tremendamente monstruosos (esta vez a cargo de un tal Curt Taylor de Primer 55). Un tema de apertura que rememora inequívocamente a su antigua banda, con esa voz que aún parece haber quedado atascada en un punto intermedio entre “Snappin’ Necks” y “Pigwalk” con algunos dejes hard de muy buen pie. El siguiente “Comes Over Me” es algo más heredero del sonido alternativo de unos Sevendust, algo que quizás debamos al pasado de de su guitarrista Curt con una banda de nü metal como es Primer 55, algo que se refrenda algo más con un distorsionado “Goodshine” pero que gracias al siempre ágil estilo rapero de Bonz salva en buena forma con unas guitarras que en definitiva se dan maña para añadir unas tonalidades más melódicas y modernas que cuajan bastante bien. “Broken Silence” es de algún modo la respuesta de Bonz a sus ex compañeros de Stuck Mojo, queda lo suficientemente claro después de leer la letra de esta canción que no es más que un constante repaso hitos importantes de este vocalista junto su pasada banda con referencias a aquellos grandes clásicos de SM como “Snappin’ Necks”, “Not Promised Tomorrow”, “F.O.D.”, “Pigwalk”, “Violated”, “Enemy Territory”, “Mental Meltdown” y tantos otros, resumidos en casi cinco minutos de gancheras y dinámicas melodías.
El trabajo en general discurre por momentos especiales en los que la contundencia no falla, a través de temas oreja y pesados como ninguno, como ese sabbático “Take It Personal” con un bajo protagonista a cargo de Don Leslie y una batería absolutamente demoledora por parte de Erin Stagg, otros con un sentido mucho más funkie como llega a ser este volátil “Sour Diesel”, con retazos una vez más al sonido más agresivo y de antaño que nos evoca el pasado de Bonz, como ese contagioso “Bad News” o ese más thrashero “Bad Love”. Un trabajo que me ha convencido a plenitud, y si en el 2008 la recepción para Stuck Mojo con su “The Great Revival” no fue todo lo acogedora que se hubiera esperado, con un trabajo de este nivel talvez pueda quedar claro que una cosa es Stuck Mojo con Bonz al frente y otra muy distinta sin él. Y que lo diga su actual banda, que nivel exhibe para este entretenidísimo debut. Más info y detalles en https://www.facebook.com/bonzband y en http://www.bonzband.com/ .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”