CRISALIDA “Terra Ancestral”


CRISALIDA  “Terra Ancestral” -  Mechanix Records – 2015
A la altura de los mejores exponentes imaginables del progresivo internacional actual, los compatriotas de Crisalida llegan nada menos que con su quinta entrega en quince años de trayectoria titulada “Terra Ancestral”. De esta banda  por ahí aún recuerdo un tema bastante pegadizo que sonaba en aquella rockera versión de la radio Concierto a finales de los 90s cuyo nombre escapa a mi memoria actual pero que sin duda desde esos años que he logrado mantener en la retina. Por a, b o c motivos acá en Valparaíso no recuerdo haberles visto en ocasiones anteriores (no en mis cinco sentidos por lo menos jejeje), y mucho me arrepiento de ello, porque cada vez que me he topado con alguno de sus registros de estudio ha sido una completa y alucinante aventura musical que en vivo debe ser tanto o más disfrutable. De alguna manera podría decir que “calidad sobrada” es la frase más concisa y que mejor resume lo que hace el cuarteto santiaguino, partiendo por la solvente y cálida voz de Cinthia Santibáñez que en realidad es una de las voces femeninas de mayor respeto en la escena metálica local (junto a la de la internacional Catherine Torrealba por cierto) más una base integrada por músicos de un talle simplemente notable. Y es que tras escuchar con detención estas siete pistas, lo de Crisalida una vez más logra transmitir una serie de sentimientos e imágenes sustentadas sobre construcciones musicales apasionadas e interpretadas en forma elegante con un estilo particular que no va directo a lo fácil, cimentando su entrega sobre tesituras con aires post metaleros, enraizadas en el progresivo remozado de gente como The Gathering, Anathema, Opeth o los más recientes Porcupine Tree.
La guitarra de Damián Agurto suena exquisita en cada nota siendo capaz de cubrirnos con un manto delicado de armonías refrescantes y al mismo tiempo complejas, recibiendo ese apoyo tan necesario como rotundo por parte del bajo y la batería a cargo de Braulio Aspé y Rodrigo Sánchez respectivamente. Un sonido que en general luce a destajo, cristalino en cada aspecto y que permite palpar un sonido de mucha sustancia, casi masticable diría yo, que a través de las distintivas notas de cortes como el melancólico e inicial “Cabo de Hornos” se vuelve una construcción emocional e inspiradora, letánica en los primeros segundos pero conforme pasan los segundos adquiere mayor fuerza y poderío tanto en guitarras como en bajo hasta que la voz de Santibáñez irrumpe con una prestancia magnánima, casi haciendo sentir como navegando por las tormentosas aguas de la zona austral de nuestro país, sensación que transmiten particularmente hacia la sección final de esta notable composición.  “Morir Aquí” es aún más volátil, mucho más cercana en inspiración a los The Gathering de la era “Nightime Birds” pero con un componente más complejo con unos coros que logran adosarse a tus neuronas en un hermoso in crescendo  de gran dulzura.
Por cierto que Crisalida no son ajenos a la temática social, política, ambiental tan en boga en nuestro país por estos días, y  líricamente lo hacen  sentir de manera bastante gráfica a través de cortes como “Bosque Triste” o “Hidromachi”: el primero en relación a la particular situación forestal cada vez más deprimente hacia la zona centro-sur de nuestro país y una industria cada vez más voraz e inconsciente, mientras que el segundo con sus tambores indígenas en el arranque dan lugar a una compleja melodía algo más endurecida que se transforma en toda una oda hacia nuestros pueblos aborígenes, particularmente el golpeado pueblo mapuche (temática que más tarde será nuevamente abordada por el colosal “Kawesqar” dedicada a los extremos alacalufes… ojo con ese menudo solo central de Agurto y una Cinthia que conmueve hasta la médula con su bellísima interpretación). El remate queda a cargo de “Violeta Gris”, un pequeño homenaje en su particular estilo progresivo a LA VOZ femenina del canto popular chileno Violeta Parra que por lo demás cierra en forma notable un álbum perfecto que calará profundamente en los corazones tanto de aquellos metaleros que gustan de armonías más enrevesadas como también a aquellos rockeros que entienden que los sonidos propuestos por gente como Crisalida son de aquellos que contribuyen a dotar de mayor holgura a  un panorama musical que en ocasiones parece saturado pero que siempre dejan el espacio para la aparición de trabajos que, como este, pueden llegar a ser lo suficientemente buenos como para conquistar al oído más incrédulo. Más info y detalles en http://www.crisalida.cl/ y en https://www.facebook.com/crisalidamusic .

NOTA: 10 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”