BLACK TIDE “Chasing Shadows”


BLACK TIDE  “Chasing Shadows” – Pavement Entertainment – 2015
Combinando esa taquillera formula que aúna elementos del metal tradicional en plan heavy y con adicionales tomados del thrash y el groove metal, más una fuerte base apoyada en sonidos más actuales, los oriundos de Miami, Black Tide retornan a las pistas tras saltar al estrellato siendo apenas unos estudiantes allá por el 2007 cuando fueron firmados por Interscope Records cuando su vocalista Gabriel García recién llegaba a los quince años.  “Light from Above” el 2008 y luego “Post Mortem” el 2011 dieron el aviso para una banda que pese a su juventud intentaba decir que estaban dispuestos a esperar su turno en el mundo del metal cuando sus mayores así se lo permitieran. El éxito de estos norteamericanos fue rápido: discos que prontamente para los tiempos que corren se transformaron en multiventas, giras y más giras en importantes eventos como el Ozzfest y una crítica positiva en general tanto de los fans como de los medios especializados, por lo que de ahí en más hubo una pausa de casi cuatro años para que pudiéramos nuevamente escuchar nuevo material de estos Black Tide. Total, sus acérrimos aún estarían aquí esperándoles para el próximo gran paso.
Y bueno, producto de una natural madurez, ahora ya convertidos en unos jóvenes con mayor experiencia y bagaje a cuestas, y con algunos cuantos cambios en su formación, el nuevo álbum “Chasing Shadows” los pone de nuevo en el tapete musical, esta vez con nueva casa disquera como es Pavement Entertainment, aunque nada de esto hace cambiar el estilo enérgico y potente que han ido cultivando en estos años de recorrido. Dejando algo de lado el apego férreo al metal moderno de sus primeros días, en esta nueva etapa incluso se han atrevido incorporando algunos dejes al hard rock que han resultado en temas absolutamente más abiertos y variados. Por una parte, es hasta difícil hablar de ellos como una banda de tal o cual estilo, creo que hablar en términos genéricos como una banda de rock metal se hace más adecuado desde el momento en que tienen una habilidad excepcional para ir combinando pasajes de agresivo metal con algunas notas mucho más apegadas al rock duro (incluso incorporando ideas con corales más masivos muy aptos para las radio fórmulas post hardcore). Es álbum de hecho abre con un atractivo y melódico “No Guidelines”, thrashero en buena parte del corte, con unos sólidos e incendiarios riffs así como una mejor sección de solos, además de mostrar a un afiatado Gabriel García en vocales que impregna de un sello personal cada una de las notas en este disco. Por su parte, un grito inicial algo tapado por el veloz solo inicial da rienda suelta a un corte más cercano al heavy speed metal de unos Judas Priest, aunque no sea más que una breve pantalla para luego dejarnos unas guitarras mucho más modernas y de coros casi poperos que nos recuerdan detalles a los a esta altura veteranos  Disturbed. En “Predator (Animal)” incluso destila un airecillo a lo Megadeth en términos de construcciones rifferas que sorprende por la habilidad en la ejecución (no esperaríamos menos de ellos considerando lo que ya fue oído en sus anteriores entregas), aunque cualquier comparación puede ser tratada con el debido respeto considerando que Black Tide aún no deja de lado ese toque más “core” en su música así como el estilo vocal más melódico de García.
Incluso una balada como “Burn” permite hasta augurar un probable éxito en los charts, merced a ese mentado efecto himno que posee su melodía central así como la emotiva interpretación de García. Ojo que cada corte posee dinamita suficiente como para ser un verdadero hit en potencia, como ese heavy “Chasing Shadows” que incluso descarga unos pasajes de thrash metal absolutamente demoledor, o la rockera “Sex is Angry” que incluso podría aparecer bajo la signatura de una banda como Bon Jovi o Strypper y nadie notaría mucho las diferencias. En fin, creo que siempre será una buena cosa el dar los necesarios espacios para que jóvenes con ideas claras y lucidez instrumental puedan realizar sus aportes en materia de metal, ya sea volviendo a traer al oído el sonido vintage de los inicios del rock, o bien – como en este caso – siendo un punto de encuentro tanto para rockeros y metaleros de la vieja y de la nueva escuela. Todo es posible tratándose de Black Tide, sobre todo cuando consigues atrapar las sombras que has estado persiguiendo por tanto tiempo. Más info y detalles en http://www.facebook.com/blacktide .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”