CAGE “Ancient Evil”


CAGE  “Ancient Evil” -  Sweden Music Group - 2015
Sigo pensando que los norteamericanos de Cage hace rato que tocaron techo con sus dos obras culmines como fueron “Hell Destroyer” el 2007 y la excelsa “Darker Than Black” del 2003 que en este último caso, por lejos es uno de los esfuerzos mayúsculos de la década pasada en cuanto a heavy metal se refiere. De ahí en adelante ha habido esfuerzos interesantes, con altos y bajos, como fueron “Science of Annihilation” del 2009 y luego “Supremacy of Steel” del 2011, trabajos correctos en la línea de lo que siempre hemos conocido por parte de los de San Diego, pero tan solo una pequeña muestra de todo el poderío que lograron desplegar en los primeros discos citados.
 En esta oportunidad los comandados por el activo vocalista Sean Peck (Death Dealer, Denner /Shermann, bandas con las cuales editó material también este año), el fornido guitarrista Dave “Conan” García, más el batero Sean Elg, el segundo guitarrista Casey Trask y el más nuevo de sus integrantes, el bajista Alex Pickard, se han dedicado a realizar uno de los más ambiciosos discos que se pueda conocer en la discografía de Cage, pues al igual como ocurrió en el 2007 con “Hell Destroyer”,  una vez más han tenido como premisa la creación de composiciones guiadas por una historia, más novelística en este caso, escrita por el propio Sean, que ha resultado en una historia de vampiros (literaria y cinematográficamente ha sido un género narrativo bastante explotado en estos últimos años, no tanto en el plano musical metálico, pero que más da…). La obra la integran nada menos que diecinueve pistas, en su mayoría canciones de tomo y lomo que alternan con pasajes narrados para dar lugar a esta historia de horror y metal. Como ingrediente novedoso se puede contar la participación del otrora vocalista de Iron Maiden, mr. Blaze Bayley, quien con su registro será el encargado de personificar a Eliot Worthington, que a la postre se convierte en el personaje central de esta historia de terror.
Junto al tema lírico, lo musical contiene básicamente la esencia del sonido de Cage. ¿Cuál es esa esencia? Lo de siempre muchachos: puro heavy metal puro y del duro, expresivo, dinámico, moshero, veloz y al hueso, es decir, lo mismo de siempre pero ejecutado con pasión y un derroche de entrega encomiable por parte del mejor combo gringo que haya aparecido en este milenio desde la tierra del tío Sam en términos de metal tradicional. Que si están innovando en lo musical: nada. Que si hay una vuelta a sus mejores años de “Darker than Black” para quienes aún quedamos pegados con esa joya? Algo hay de eso, al menos me doy por pagado tras la escucha de un gran corte como “The Procedure” que bajo la batuta conductora de la doble pedalera de Elg y los aplastantes riffs de García y Trask, consiguen una de las piezas más perfectas en términos de variedad y peso con Sean como de costumbre brillando a gran nivel.
El álbum tras el intro “There Were Others” irrumpe ferozmente con un veloz “Ancient Evil”, en donde de inmediato deja en claro que el patrón del micro Sean Peck viene decidido a dejar una huella profunda con su apasionada performance: sus agudos son simplemente perfectos, sus subidas rabiosas y letales brillan como un Halford en sus mejores días. Si a ello además se suma el hecho que García y Trask han logrado un grado de compactación ideal en guitarras, además de una base muy compacta en la batería de Elg y del bajista Pickard, tenemos entones una máquina aceitada y engranada su mejor momento. “Behind the Walls of Newgate” también viene conducida por una doble pedalera marcada, quizás no tan veloz como el anterior, pero igualmente furiosa, mientras que “The Appetite” descarga toda esa sed insaciable de sangre que estos vampiros metálicos necesitan alimentar, para lo cual han buscado ayuda en Bayley que por aquí hace una volatíl aparición en coros que ha contribuido a dotar de un contrapunto más oscuro al conjunto.
Pero definitivamente son muchos temas sobre los cuales aquí podría escribirse por montones. No por nada son más de setenta minutos de música entre canciones y pasajes narrados. El predominio de los temas rápidos, casi en vena speed thrash (como “Cassandra”, The Expedition” o el single “Across the Sea of Madness”) marcan gran presencia en esta placa, y aquellos temas llamados a aportar la pausa como “Beholder”, “Symphony of Sin” (con esos coros de sirena impresionantes por parte de Peck) o el sombrío “Sinister Six” (otra de aquellas piezas que recuerdan el memorable “Darker than Black”) hacen de este trabajo un retorno que nuevamente posicionará a Cage como uno de los líderes indiscutidos de la movida del heavy metal actual, y es que una vez más se han acercado lo suficiente a aquella época con la cual lograron dar un salto mayúsculo a las ligas intermedias del heavy metal mundial (no digo grandes ya que tal parece que los nombres tradicionales que todos conocemos difícil es que por ahora suelten sus posiciones). Muy bien muchachos, así se hacen las cosas ¡¡¡ Juzguen ustedes. Más info y detalles sobre esta lanzamiento en https://www.facebook.com/cageofficial/ y en http://www.cageheavymetal.com/ .

NOTA: 9 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”