THYBREATH “Where The Gods Fall”


THYBREATH  “Where The Gods Fall” – Independiente – 2015
La formación madrileña de Thybreath por estos días hace su fulgurante aparición con el segundo trabajo a su haber, tras lo que fuera su debut homónimo del 2013, y desde ya anticipamos un sentimiento de orgullo en esta gente a la luz de los resultados que trasluce su nueva joyita. En esta joven banda se vislumbra todo ese influjo tanto clásico como actual del género extremo, que pasa desde el thrash, el death y el groove en lo principal, aunque hilando más fino hasta pequeñas menudeces de heavy en plan americano podrán encontrarse en algunos cortes. Y es que habida cuenta de la gran competencia que por estos días tenemos en la escena thrash, no está demás el que exista gente como Thybreath que con visión ha sabido anticiparse a este panorama para intentar deslindarse del sonido masa. Personalmente a la luz de estos resultados, es claro que el objetivo logra concretarse. Mucho influjo a bandas como Sepultura, Machine Head, algo de bandas como Skinlab, Nevermore, y hasta del metal escandinavo a lo The Haunted y Amon Amarth van configurando un sonido distintivo por lo que si desde hace un tiempo eres de aquellos que no se ha sentido cómodo escuchando cuanta banda y disco han salido por aquí y por allá, no está demás darle una oreja a este lanzamiento.
El intro “Dark Playground” es una de aquellas piezas que esperarías oír en aquellas películas de terror de los 80s tipo “Pesadilla en Elm Street” o en algún oculto disco de King Diamond con un siniestro coro de niños de fondo. Todo ello sirve de antesala para un desatado arranque bastante veloz y thrashero con “The Bogyeman”, donde salta a la vista de inmediato ese toque death metal que se oye en las fauces de su vocalista Victor Camargo, dotando al conjunto de un aire extremo de buena pegada. “Deceit and Letdown” es un uptempo igualmente destructivo, en que a pesar de no ser tan rápido como su predecesor en lo personal lo estimo mucho más pegadizo y llamativo gracias a un riff central que difícil es no vacilar durante todo el tiempo que dura su descarga. Enseguida, un corte como “No Redemption” nos recuerda en algo a esos Amon Amarth de su era “The Crusher” ejecutando un mezcla entre death melódico  y thrash, con una actitud y un peso sorprendente.
Un tema como “A Drill in your Brain” me ha recordado a uno de los bastiones del death clásico chileno como han sido Execrator (particularmente su etapa con “Silent Murder”, trabajo con casi dos décadas de haber sido editado y que merecidamente es uno de aquellos bastiones no tan reconocidos del metal criollo) con ese sonido crudo, pero muy bien ejecutado, con un aire moderno en su riff, pero ingeniándoselas para no perder su base a metal thrash death de viejo cuño, siendo además una de sus mejores composiciones (que en todo hay varias  a destacar). La oscura introducción de “Until my last breath” algo nos recuerda de los viejos Annhilator, aunque vuelvo a los Execrator de Álvaro Lillo cuando su sonido se hace más brutal (salvo por esas voces limpias que han incluido en los coros, más cercanas a unos Nevermore). En “Broken Lives” las revoluciones bajan con un ritmo más marcado, pesado, pero sin pérdida de fuerza, nuevamente recurriendo al recurso de coros limpios en plan Nevermore. El álbum en general acaba por uno de aquellos registros que no se pierde entre la masa del boom thrash de hoy en día. ¿Por qué? Simple: por su variedad, melodías punzantes, mucho gancho y un Victor Camargo en vocales que no desentona ya sea en su faceta brutal como en aquella de tonos limpios, algo de lo cual no todos pueden vanagloriarse con éxito por estos días (ejemplos hay). Segundo disco para estos madrileños, y de seguro no se dejarán estar para seguir aportillando con trabajos de una calidad tan sobrada como el que nos han presentado. Más info y detalles en https://www.facebook.com/ThybreathOfficial/ y en www.thybreath.com .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”