GAELBAH “Häxan”


GAELBAH  “Häxan”  -  Independiente / The Fish Factory - 2015
Segundo de estudio para los españoles de Gaelbah, una banda de heavy metal que de a poco demuestra su gran valía dentro del creciente circuito hispano  y, por supuesto derrochando muchas ganas cuando se trata de ejecutar el estilo con propiedad, para lo cual tienen ingredientes bastante interesantes, comenzando por un vocalista de altas cotas como es este Alejandro Darío Hernán, quien me ha dejado atónito con sus increíbles escaladas tonales. Y es que después de tantos años escuchando este estilo de música, pensaba que con Henning Base (ex Metalium), Daniel Heiman (Lost Horizon) o Ronny Hemlin (ex Steel Attack) ya me había escuchado todo respecto a vocalistas de grueso calibre. Y bueno, siempre hay espacio para llevarse sorpresas y contrariedades, ya que más allá de cualquier impresión previa es siempre un gusto ver como aparecen nuevas voces capaces de echar por la borda cualquier prejuicio o conjetura previa.
Como datos de interés podemos decir que el nombre de este álbum está inspirado en una vieja película de 1922 del autor Benjamin Christensen llamado justamente “Häxan” (algo así como “La Brujería a través de los tiempos”), y que líricamente aborda estos tópicos ligados con las distintas formas que la brujería ha asumido en la historia a través de la pintura, la música, el cine, entre otras formas de arte. En este caso el álbum asume una forma de robusto y contundente heavy metal con retazos hard en su base melódica, en donde la faena de Alejandro se muestra como una de las principales fortalezas de esta agrupación. Sus agudos y sus subidas son simplemente endiablados y me imagino que como la banda siga trabajando con tesón y buenas ideas como hasta ahora, podrán en el futuro encumbrarse como una de las esperanzas más firmes del panorama ibérico en materia de heavy metal. A ello además se suma un par de guitarristas completísimos como son José María Bando y Josemi Cassani, junto al bajista Diego Vásquez y el batero Antonio Moreno.
Los cortes que por acá exhiben no echan mano de habituales tópicos para el estilo. Ha sido grato escuchar una base musical en donde los uptempos y los temas a medio filo se alzan con potencia  construyendo armonías de sólida pegada desde los estribillos a los coros además de líneas vocales que se salen con todo. La trilogía inicial integrada por “Haxän”, “Salvation” y “Burn the Gods” está constituida por canciones pesadas y con ciertos guiños sabbáticos ochenteros (era Dio y Tony Martin principalmente) que ya con un par de pasadas pintan para grandes clásicos. Después temas más movedizos como la hímnica “Searching for the Light” o la hard “To Hell” te recordarán inequívocamente aquellos recordados Crimson Glory, en este caso con un Darío Hernán vistiéndose de auténtico Midnight a la hora de conseguir unos agudos auténticamente demenciales.
Sin embargo, como si no fuera ya demasiado contar con un frontman que apunta a lo alto con su envidiable performance, tiene en esta placa espacio para un par de colaboraciones que dejan su huella. En primer lugar será la característica voz del inglés Blaze Bayley (ex Iron Maiden) quien le ponga su firma a un track como “Black Widow”, otro tema lento, denso en donde la guitarra en constante distorsión por parte de la dupla Bando y Cassani van creando un manto metálico con aires sicodélicos enormes. Y tras cartón un dueto magistral entre nuestro buen Darío Hernán y el omnisciente Ralf Scheepers de Primal Fear en un bien aceitado tema llamado “Live your pain” que descarga todo esa adrenalina habitual del heavy a lo Judas Priest, terrenos donde mr. Ralf sabe perfectamente como encauzar todo su torrente vocal. Acá por supuesto un punto alto para los españoles.
“World on Fire” es otro momento alto en el hacer de Gaelbah, otro corte de rítmicas totalmente repletas de peso y contundencia para respetar. En “Night on bald Mountain” logran montar una base de heavy hard en plan NWOBHM que recuerda toques a lo Persian Risk o esos notables Cloven Hoof de la era “A Sultan’s Ransom”. Y enseguida con “The Chosen One” nos toparemos con un momento más intimista y adornado con tesituras sensibles que adquieren forma de balada en “The Chosen One” en donde una base de piano y notas de violín sirven de apoyo para una interpretación más sentida por parte de Alejandro, consiguiendo en el resultado final una demostración correcta para lo que es de esperar para melodías de este tipo, aunque en lo personal no ha sido lo que me ha quedado como sustancia al término de escuchar este álbum.  Finalizan a modo de bonus con otra versión de “Black Widow” aunque en esta oportunidad solo grabada con la voz de Darío por lo que si no te gustó escuchar al gordo Bayley en la anterior, incluso acá te dan hasta para escoger. Que más señores??¡ Otra joyita que el 2015 nos deja para el cierre de este prolífico año metálico, muy generoso en cuantos a discos de metal melódico se refiere. Más info y detalles en www.gaelbah.org y en https://www.facebook.com/Gaelbah/?fref=ts .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”