LAST DAYS OF EDEN “Ride the World”


LAST DAYS OF EDEN  “Ride the World” – Pride & Joy Music – 2015
Hace un año atrás habían logrado el lanzamiento de su EP “Paradise” que por ahí pudo levantar positivas críticas hacia esta banda hispana de power metal sinfónico de toques góticos. Last Days of Eden es un prominente conjunto con integrantes que en su mayoría han tenido ya pasado por bandas destacadas de la escena de su país. Tal ocurre por ejemplo con su batero Alberto Ardines, conocido por su trabajo con Sauze, Edén, Avalanch y Warcry (en su mayoría instituciones del metal melódico español), o el guitarrista Dani G. (ex Northwind y Darksun) o el bajista Adrián Huelga (Darksun), a los cuales se suman los más nuevitos Gustavo Rodríguez (a cargo de las gaitas), Juan Gómez en teclados, y la simpática vocalista Lady Ani. La banda proviene desde la región de Asturias y activo llevan ya unos cuatro años, y para este debut llegan tremendamente fortalecidos luego de lograr una producción gigantesca en este álbum en los Dynamita Studios, muy pretenciosa con sonidos bombásticos, arreglos cinematográficos al más puro estilo Epica o Nightwish con mucha pompa y bases sinfónicas, toques sinfónicos que otorga la presencia de su gaitero Gustavo, además de la dulce voz de Lady Ani, cuya pronunciación del inglés aún parece no ser de las mejores, pero que honestamente, después de escuchar la calidad de estos temas, es un detalle que absolutamente pasa a segundo plano si es que el centro es la música como debe ser.
Temas en general rítmicos, con mucha potencia, variedad de tonos y melodías, arreglos que van acrecentado el clima majestuoso que rodea a esta placa, que por lo demás te deja nada menos que con setenta y dos minutos totales de música que en mi opinión al menos, tienen cero momento de desperdicio. El extenso y épico “A Game of War” pinta por lo demás como una de las piezas más emocionantes que podrás encontrar en el disco, con esas sinfónicas omnipresentes que alternan de maravilla con los pesados riffs de Dani G.  y los líricos corales a cargo de Lady Ani que simplemente maravillan, y que con sus más de quince minutos de duración ni por asomo dan muestras de aburrir al oyente.
Pero quizás nos adelantamos un pocazo, ya que el álbum comienza con “Invincible” que es un tema de guitarras muy Nightwish era “Once” o “Dark Passion Play”, absolutamente contagiosa en su ritmo, heavy, poderosa, coreable, y que para un tema de entrada muestra todo el vigor que una joven banda como Last Days of Eden tiene para entregar al respetable. “Queen of the North” irrumpe enseguida con un sonido de gaitas en el fondo en un primerísimo plano durante casi todo el tema (si te recuerda a los Nightwish de sus dos últimos trabajos, no nos sorprendería de todos modos), con un breve solo de teclado que intenta dar lo suyo, aunque a fin de cuentas será la gaita la que termine por dominar por acá. Con “Bring me the Night” echan mano a una melodía más moderna, oscura, con bases sinfónicas y coros masivos arropando desde el fondo. Hasta acá también digamos que la labor vocal de Lady Ani es buena en términos de entrega y despliegue, aunque sigo pensando que en términos de pronunciación la veo y la siento en aprietos (¿porque no en español para una próxima? Me sobaría las manos por saber si resulta).
L
o siguiente en aparecer en escena es “The Last Stand”, un corte que como otros de este LP ya habían incluído en su promo “Paradise” del año pasado. Se trata de un tema muy heavy y cabezón, con guitarras muy bien hilvanadas por Dani G., con suficiente peso y actitud. Nuevamente estamos ante una canción que nos recordará esas estructuras de los Nightwish del “Century Child”, con la cooperación vocal de Dani G. a quien le ha faltado solamente una barba de chivo y teñirse de rubio para parecerse por completo a Marco Hietala, ya que al menos en los coros nos suena bastante similar a lo que hace el finés. Luego, en “Ride the World” tenemos un uptempo igualmente potente con huellas góticas, donde se realza más la combinación de voces entre Lady Ani y Dani G. consiguiendo un efecto bastante dinámico.
Y si con “Queen of the North” quedaban en evidencia también sus influjos folkies, con “Land of the Rain” se tiran una vez más en una melodía bellísima con arreglos más propios del folk hispano (no por nada han contado con la colaboración Riego Suarez, músico de la banda folk Corquieu, una de las más respetadas del género en su región) con unos coros sublimes. “Here comes the Wolves”, “The Piper’s Call” o ese potente medio tiempo “Paradise” resultan ser trazos de un álbum creado para apuntar a lo alto. No obstante contar con influjos directos de los matriciales Nightwish y de otras bandas con vocal femenina al frente, no por ello dejan de encantar con una serie de detalles y arreglos que sólo a ellos podrían haber trabajado de este modo. Por ello creo que estamos ante una banda que si bien recién aún están en etapa de pubertad musical, el camino recorrido que han mostrado en este debut es el correcto, claro que tendrán que limar y pulir detalles, pero vamos, quien no ha tenido que hacerlo en su primer trabajo. No es tampoco la gran revelación del género, pero lejos están por sobre el promedio de muchas otras bandas que transitan por similares senderos del power metal sinfónico. Más info y detalles sobre este disco y banda en https://www.facebook.com/lastdaysofeden y en http://lastdaysofeden.es/ .

NOTA: 8 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”