HELL IN THE CLUB “Shadow of the Monster”


HELL IN THE CLUB  “Shadow of the Monster” – Scarlet Records – 2016
Si en el pasado has escuchado a bandas como Elvenking y a Secret Sphere, sabrás que ambos combos italianos nunca han ocultado sus influjos más rockeros y taquilleros a pesar de que el formato de estas bandas se ha enmarcado clásicamente por el folk power y por el metal neoclásico en forma respectiva. En cualquiera de sus producciones más recientes no ha sido difícil encontrar uno que otro tema con marcado acento por el hard ochentero, de ahí que la pachanga y el glam no sea algo que se desconozca del catálogo de esta gente. Ahora bien, ¿Qué dirían ustedes si contáramos que este año saldrá ya el tercer esfuerzo colaborativo de músicos de estas dos bandas, llamado Hell In The Club? Menudo trabajo ha llegado de la mano de Dave, su vocalista, quien también es conocido por su alter ego Damnagoras o Damna, también frontman de Elvenking, el bajista Andy Buratto (Secret Sphere), el guitarrista Andrea "Picco" Piccardi (conocido de andanzas en bandas tributos como Wrathchild y Seventhrone – Maiden y Toto en cada caso) y su nuevo batero Lancs que recién este 2015 se incorpora a las filas de los piamonteses.
Hay que decir que lo que Hell In The Club realiza en este álbum es bastante competente en su área. Pega con mucha fuerza y en general estos diez temas se hace disfrutables en su totalidad. No ha sido necesario recurrir a ningún vínculo con sus bandas previas, de hecho ni las recuerdan. El trabajo vocal de Dave es contagioso en su performance lo cual también supongo se debe a una correcta labor compositiva que les ha permitido como banda conseguir auténticos himnos muy coreables de cara al respetable. No es difícil recordar a bandas como Bon Jovi, Motley Crue, Van Halen, o lo que en un plano más reciente hemos escuchado de otras bandas europeas como The Poodles, Shakra o Gotthard. El arranque con “DANCE!” quizás no muestra todo el potencial de inmediato,  aunque sus coros superan cualquier aprehensión preliminar gracias a un efecto masivo incontrarrestable. Es con “Enjoy the Ride” donde recién inicia toda la juerga y el glamour como tal, que guitarras más vacilables han conseguido en este track y un estribillo y coro que me es difícil despejar de mi mente. Que tremendo tema señores ¡¡¡
Con “Hell Sweet Hell” incluso añaden un toque a rock más sureño (detecto una fusión Motley Crue con algo de Gun’s Roses en todo esto) mientras que en el tema que da nombre a este disco tenemos uno de los momentos más heavy con unos riffs totalmente monstruosos y unos solos de gran valía técnica por parte de Picco. Y si de baladas con ese sentimiento propio de los ochentas se trata, un par de excelentes muestras, una de ellas es la tierna “The Life & Death of Mr. Nobody” con un aire a lo Skidrow inconfundible, y la otra es el cover final que se despachan para “Money Change Everything” de la clásica voz del pop americano Cindy Lauper. Con todo son aquellos temas rockeros y pesados como “Appetite” o ese fenomenal “Try Me, Hate Me” con ese aire Motley Crue que no pueden sacar del ambiente ni aunque lo quieran, en donde Dave simplemente se disfraza del más jovial Vince Neil para cantar casi con calco cada nota de este contagioso temón. Otro disco que nos hace intuir que este 2016 será un buen año en materia de discos. Habrá que esperar a lo que sucede con aquellas bandas más veteranas al regresar nuevamente a las pistas, aunque por lo pronto aquellos más jóvenes les están poniendo la pista bastante difícil. Más info y detalles en http://www.hellintheclub.com/ y en http://www.facebook.com/home.php#!/hellintheclub .

NOTA: 8.5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”