VOODOO CIRCLE “Whiskey Fingers”


VOODOO CIRCLE  “Whiskey Fingers” – AFM Records – 2015
Con “Whiskey Fingers” la banda multinacional Voodoo Circle vuelve a la palestra musical con su cuarta producción en apenas siete años de carrera. La idea original de echar a volar sus influjos más rockeros y blueseros por parte del virtuoso guitarrista alemán Alex Beyrodt (también en los más power metaleros Silent Force y Primal Fear) en su minuto fue bien acogida por sus compañeros de aventura que siguien siendo más menos los mismos que tocaron en el debut homónimo del 2008, o sea, el bajista Mat Sinner (Sinner, Primal Fear), el tremendo vocalista David Readman (de los incombustibles Pink Cream 69), el tecladista Alex del Vecchio (ex Eden’s Curse, Edge of Forever) y el batero Francesco Jovino (U.D.O. y Primal Fear).
La música de Voodoo Circle en general no requiere muchas introducciones para hablar de ella. Un hard rock potente y confeccionado con gusto, con una fuerte base en lo ocurrido en los setenta y ochenta, donde Rainbow, Deep Purple, Whitesnake o Led Zeppelin se empieza a dar la mano en torno a lograr con ello un disco pletórico y de gran clase cuando se trata de tocar buen rock. Me imagino que el buen whiskey escocés, con unos cuantos discos de rock sonando de fondo se hace una irresistible influencia cuando se trata de componer música por parte de Beyrodt. Lógicamente con un background tan diverso en su historial, en la música de Alex y Voodoo Circle por ende, no solo se percibe ese influjo al hard rock tradicional, sino que también de cuando en vez deja caer algunos cuantos interludios más propios del metal en donde también ha dado muestra de ser un gran valor en las seis cuerdas. Si no basta escuchar el gigantesco opener “Trapped in Paradise” que cuenta con una melodía fantástica al más puro estilo Whitesnake de la etapa “1987” (¿“Bad Boys” no se te viene a la memoria al escuchar este track?) en donde además de la siempre impresionante capacidad vocal del inglés David Readman, súmale ahora la del multifácetico tecladista e ingeniero Alex Del Vecchio quien acompaña en buenísima forma a David en tareas vocales. Menudo solo central que se despacha Alex y además del constante acompañamiento del hammond distorsionado por parte de Del Vecchio. Gran opener sin duda alguna.
“Heartbraeking Woman” si bien no resta peso a las guitarras, en este caso la melodía parece llevarnos unos cuarenta años y más atrás en el tiempo para emocionarnos con un tema al más puro estilo Rainbow , Zeppelin, en donde Alex se viste de Robert Plant y Readman de Page, para lograr una transportación casi completa, a no ser por el hammond que aporta el toque más sicodélico y ochentero. En “Watch and Wait (I got my eye on you)” tendremos una bonita balada blusera con esa interpretación sentida y con carácter por parte de Readman que a ratos en esas subidas de tono parece estar escuchando al buen David Coverdale.
Si de actitud rockera se trata (y bueno, hasta algo heavy también), “Medicine Man” trae todo eso en un solo corte: guitarras acojonantes por parte de Beyrodt dan paso a una melodía que después se vuelve algo más melódica y hard con un coro que se adhiere a la primera escucha gracias a su pegadizo estribillo. La siguiente balada “The Day the Walls Came Down” puede significar el momento preciso para pararse a buscar algún buen refrigerio o hasta una cerveza, ya que si bien está bien lograda en términos generales, me parece un tema más de relleno si se le compara con los que le anteceden o que vendrán después.
Un intento baqueteo por parte del técnico Francesco Jovino nos pone frente a otro entretenido corte rockero como es “Straight Shooter”, uno de los más heavies y potentes junto al opener y “Medicine Man” que adorarás gracias a sus irresistibles corales. Y si su anterior balada fue intrascendente, la que sigue “The Rhythm of my Heart” pone todo el talento bluesero de Alex al servicio de una composición que lejos está dentro de las mejores escuchadas en mucho tiempo en este género. Después de todo la base de muchos estilos rockeros y hasta de metal me atrevería decir, están justamente en este tipo de melodías, y acá creo que Voodoo Circle se ha despachado un tema notable, elegante en su concepción y mejor interpretado por un Readman que acá me ha emocionado hasta la médula.
Pero y enseguida que tenemos acá?? Deep Purple en gloria y majestad se ha encarnado también en este disco para dejarnos un track de aquellos que queremos escuchar más a menudo: “Devil Takes me Down” es un acrobático esfuerzo por parte de Beyrodt y compañía por rememorar doradas épocas pasadas del mejor rockanrol con una melodía cautivante por su groove y la añadidura de notables líneas de hammond y un solo lleno de magia y virtuosismo fantástico, sin dejar de mencionar la atinada performance de David una vez más. “5 O’Clock” casi al cierre se desbanca con un medio tiempo de hard rock con tintes blueseros cercano a los primeros Whitesnake mientras que el final “Been Said and Done” es un corte más sensible con guitarras ralentizadas y en plan  semi acústico por largos pasajes, con el hammond sirviendo de apoyo a una épica balada en donde el blues nuevamente se hace fuerte. Me parece que lo Voodoo Circle con un nivel sobresaliente en materia de buen gusto y elegancia musical, sigue explorando desde otra vereda los sonidos del hard rock setentero y ochentero, no tan vintage como se ha puesto algo de moda por bandas como Kadavar o Honeymoon Disease, pero en donde en definitiva resulta innegable el esfuerzo y talento que han logrado desplegar en este tremendo discazo. Más información y detalles en https://www.facebook.com/voodoocircle y en http://www.voodoocircle.de/ .

NOTA: 9 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre