SINBREED “Master Creator”


SINBREED   “Master Creator” – AFM Records – 2016 


NOTABLE: Tras la partida de uno de sus fundadores (Marcus Siepen, quien pasara a engrosar las filas de Blind Guardian el año pasado), los tiempos de Sinbreed continúan en buen pie. Un trabajo incombustible donde en líneas generales le dan una bien intencionada vuelta de tuerca al sonido tradicional del buen power metal melódico de factura germana. 

DECEPCIÓN: Musicalmente el disco es bastante competente en lo que predican y no nos enfocaremos una vez más en el repetitivo arte de Felipe Machado en la portada. La crítica principal en este caso viene de la mano de un anexo a esta producción como es el vídeo que han rodado para “Moonlit Night”: Idea del sello o de la propia banda, pero el caso es que la estética que insinúan sigue esa misma línea oscura y apoyada en maquillajes de ultratumba que ya han venido patentado sus compañeros de casa disquera como Brainstorm, Orden Ogan y Thunderstone. ¿Mera casualidad o patrón? 

1. Creation of Reality: Con este auténtico renacer del power metal melódico, es necesario ya empezar a aplicar algunos cuantos filtros para separar maestros de aprendices. Con este tema de entrada Sinbreed intenta meterse de lleno dentro del primer grupo. Tercer disco, quizás el más completo a la fecha, y para muestra este impecable, veloz y salvaje corte, muy bien en coros, con el vozarrón particular del efectivo Herbie Langhans (ex Seventh Avenue y miembro en vivo de Avantasia al menos para sus giras europeas). (8,5) 

2. Across the Great Divides: Otro potente corte en donde las rítmicas aceleradas de Flo Laurin van de la mano con la endiablada técnica del también batero de Blind Guardian, mr. Frederik Ehmke. Sin recurrir a tonos agudos imposibles, hay que destacar la gran capacidad vocal de Herbie: pletórico cada vez que es exigido… (8) 

3. Behind a Mask: Un uptempo más guitarrero y machacante, desplegando poder auténtico, con coros infinitos y un ligero toque clásico en la melodía central. (7) 

4. Moonlit Night: El tufo al viejo Ozzy cae de frentón en esos iniciales acordes, al más puro “Crazy Train” aunque claro está con algo más de notas power metaleras a la usanza de estos germanos. La voz de Herbie en este caso explora otros derroteros, mucho más limpios y sin esa impostación que le es tan habitual (al menos en las primeras estrofas). (8) 

5. Master Creator: Quizás volviendo al sonido de su debut “When Worlds Collide”, volvemos a este speed power metal altamente técnico que en los noventas hicieron su trademark gente como Gamma Ray y Blind Guardian, o especialmente los desaparecidos Chroming Rose, banda a la cual por acá nos recuerdan en forma especial con su voluminosa melodía. (9) 

6. Last Survivor: Otra pieza melódicamente diversa con intensidades que van desde el uptempo al speed, aunque con predominio de lo primero. Sus coros no pueden ser menos efectivos, además de contener una sección central totalmente pegadiza con un solo de muy buena cepa a cargo de Flo. (8) 

7. At The Gate: Cuando han contado con tantos momentos de puto power metal a la vena, ¿porqué bajar tan de repente las revoluciones incluyendo una balada tan apagada y lacónica? El coro tiene unos momentos mínimamente decentes, pero en general no es más que un mero relleno. (4) 

8. The Riddle: El sonido distorsionado en las guitarras iniciales, además de un riff entrecortado y más rockero que se acompaña de una batería totalmente matadora y bien pedaleada por el imparable Ehmke, dan lugar a un corte más complejo en su ejecución, aunque hacia el coro se sacan el antifaz sacando a relucir todo su mejor repertorio power metálico. Mejor aún con esas notas de teclado fugaces que hacen su meritoria aparición hacia la mitad. (8,5) 

9. The Voice: Una pieza de aquellas en que nos sorprenden con una melodía mucho más clásica a la que se intercalan extractos power metaleros (algo en el medio entre los Grim Reaper de la era “Rock you to Hell” y los Heavens Gate de “In Control”) con Herbie entregando una de sus interpretaciones más sentidas, aportando la justa dosis de corazón en cada nota. Hitlight por definición para este álbum. (9) 

10. On The Run: Para cerrar no valen experimentaciones con estos teutones, y esto es así porque su décima pista es puro power speed metal asesino con unos coros altísimos a gran nivel con un cierto deje happy que puede recordar a los primeros Helloween, Gamma Ray y a los más recientes Freedom Call. Correctos, no brillando en originalidad, pero si muy efectivos. (7,5) 

FORMACIÓN: 

Herbie Langhans - voz
Flo Laurin – guitarra
Alexander Schulz - bajo 
Frederik Ehmke - batería

WEBSITE: http://sinbreed.com/ y en https://en-gb.facebook.com/Sinbreed

SONIDO: 10
PORTADA: 6
VOZ: 7
MÚSICA: 7,7

NOTA FINAL: 7,6 / 10

 
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”

ILLDISPOSED “Grey Sky Over Black Town”