AKRAMEN “Bajo Control”


AKRAMEN   “Bajo Control” – Independiente – 2015 

NOTABLE: Con casi veinte años de trayectoria y dos discos oficiales a cuestas, los nacionales de Akramen hace rato que debería tener algo más de tribuna que la que hasta el momento han recibido. El talento y la disposición son argumentos más suficientes, y en particular este reciente “Bajo Control” es un puñetazo bien puesto para quienes exigen material de calidad “made in Chile”. Y ojo que si buscas por su página de Facebook te toparás con este disco en descarga gratuita (aunque también existe el formato físico tradicional).

DECEPCIÓN: Vocalmente quizás Solar peca de cierta monotonía, no advierto grandes cambios en su tipo de interpretación. Algo más de sorpresa y salvajismo no vendría nada mal, aunque en general no por ello queda empañado el logro de un trabajo bien hecho en esta placa.

1. Intro: Unos intrigantes sonidos de fondo con campanas incluidas dan lugar a los primeros riffs macilentos y con suficiente groove para ir calentando motores. Un buen incentivo para estar alertas respecto a lo que a continuación se viene. (6,5) 

2. Bajo Control: Ya con esta triunfal entrada se nota la evolución musical que los santiaguinos han experimentado desde la salida de su primer álbum “Esclavos del Nuevo Orden” del 2004. Técnicamente hablamos de un tema golpeador, bien balanceado en términos de velocidad con variedad de ritmos, algo que siempre se agradecerá considerando que la gran mayoría de las bandas actuales parecen ponerse de acuerdo en cuanto a poner el tema más veloz en la entrada. Nadie dice que así tenga que ser siempre, pero ahí tenemos mes a mes discos que no dejan de tener ese elemento en común. La voz de Solar me parece que queda en un punto intermedio entre el death y el thrash, y por supuesto que los solos a cargo de Francisco Pinto y Jaime Paredes brillan a través de una endemoniada ejecución siendo uno de los puntos a destacar en esta pieza. (9) 

3. Venganza: Tras un brevísimo interludio los muchachos de Akramen se lanzan desbocadamente en una composición mucho más ligada a los sonidos del thrash crossover, en donde la batería de Rodrigo Cerda suena como auténtico cañón con una pegada de la puta madre. Y tras los primeros segundos en donde el mosh salvaje parece no tener tregua, nos dan un breve respiro con una sección más comedida pero sólo te permitirá ganar lubricación para tu cuello y así seguir destrozándote en lo que resta. Altamente compacto. (9) 

4. Guerra Sucia: Tras las alarmas iniciales, nos atacan por acá con otro buen tema en donde alternan influjos que beben tanto de la escuela gringa como teutona del thrash metal. Al ingenio que les permite contar con excelentes ganchos melódicos le incorporan cuotas de velocidad asesina, a lo que además sumamos unas líricas absolutamente encendidas retratando su propia visión crítica respecto a la política y la sociedad. Esto es hasta el final. (8,5) 

5. Cuarto Poder: En este tema comienzan desarrollando una introducción instrumental en base a un riff marcial y que busca preparar el oído para lo que se viene. Y es que intempestivamente te azotan con una avalancha de riffs a mil por hora, con Solar vociferando frases que encienden el aire con su ácida crítica, no obstante siempre tener esa habilidad de ir dosificando secciones rápidas con tempos menos acelerados. Uno de los cortes en donde más puedes advertir el buen trabajo en sonido que han conseguido para este álbum con cada instrumento sonando en su lugar con los adecuados niveles en términos de mezcla y equalización. (8) 

6. Akramen: Más cercano al thrash de unos Slayer con algo de Metallica, esta pieza instrumental es un deleite si es que querías ver algo más de acción por parte de esta buena dupla de hachas conformada por Francisco Pinto y Jaime Paredes que me parece no solo se quedan en la creación de armonías destructivas y mosheras sino que a todas luces se nota tienen algo más que aportar (conviene aclarar que no es la misma formación que a día de hoy sigue en activo).(8) 

7. Creación: Por acá otro corte en donde tras una introducción extensa y con dejes de oscuridad (en lo personal ese riff tan denso y lacónico tiene detalles que me recuerdan a bandas algo más extremas como Gorefest), aunque tras ese preámbulo vuelvan por los fueros con un intenso y bestial arranque de thrash metal con resabios a bandas como Kreator y Sodom. Por lo demás, se trata del track más extenso con casi siete minutos de duración, espacio de tiempo suficiente como para lograr explorar todas las texturas posibles dentro del thrash metal. (7) 

8. Terrorismo: Solo puedo sugerirle que consiga algo de povidona y mentolatum para los dolores musculares. Su cuello y eventualmente sus piernas (por todo el headbanging en que terminará tras esta canción), se lo agradecerán. (8,5) 

9. Cara y Sello: Otra clara muestra de la evolución de estos muchachos. Solo una pulida técnica y los años de carrete sobre los escenarios, dan la lucidez suficiente para ser capaz de engendrar este tipo de energúmenos musicales. En vivo esto debiera ser una motosierra pasándote por el cráneo. (9) 

10. Pilsen Thrash Attack: Con algo de humor e irreverencia y tomando como temática el brebaje por excelencia para amenizar cualquier carrete con el metal como himno de batalla, en este track los Akramen van añadiendo un componente que los acerca al heavy metal tradicional de base ochentera. Para ello no ha sido necesario cambiar todo el esquema – sobretodo vocal – logrando obtener un tema muy rocanrolero con unas guitarras muy lúdicas de principio a fin. Salud señores ¡¡¡ (9) 

FORMACIÓN: 

Carlos Solar : Voz
Francisco Pinto : Guitarra (actual Victor Hernandez)
Jaime Paredes : Guitarra
Fernando González : Bajo (actual Jesús Pérez)
Rodrigo Cerda : Batería (actual Paula Marín)



WEBSITE: https://www.facebook.com/Akramen-1492076021105818/?fref=ts y en https://akramen.bandcamp.com/ 


SONIDO: 8,5
PORTADA: 7,5
VOZ: 7,5
MÚSICA: 8,2

NOTA FINAL: 7,9 / 10

 
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”