STRIKER “Stand in the Fire”


STRIKER “Stand in the Fire” – Independiente – 2016 

NOTABLE: Dos años pasaron desde la salida de “City of Gold”, un disco que en lo personal me impactaron como uno de los mejores del 2014, y en un periplo que para otros quizás sería insuficiente, ello han conseguido un trabajo de calidad sobrada (quizás hasta superando a su predecesor). El panorama ha cambiado bastante para los canadienses, uno de esos cambios es haber vuelto a la auto-gestión. Si algunos pensaban que por ese simple hecho todo podría haber redundado en bajar la guardia, nada de eso señores: Striker siguen siendo esa misma banda letal y vibrante que hace su trabajo con una pasión y un profesionalismo a toda prueba. 

DECEPCIÓN: Corría el rumor de que este año vendrían a tierras sudamericanas. Decepción fue que no se concretara una presentación por estos lados (y por supuesto que el que escribe no pudiera ir a verlos). Asco...

1. Phoenix Lights: Después de haber quedado alucinado con su anterior “City of Gold” no puedo creer que Striker sigan siendo capaces de componer temas de tanta dinamita como este “Phoenix Lights” en apenas dos años y ahora de forma totalmente independiente. Que temazo por favor¡¡ Batería rápida y explosiva con unas hachas afiladas en todo momento y una melodía que te retrotrae hacia aquellos viejos acordes en plan Grim Reaper. Esto es para no creerlo señores… (9) 

2. Out for Blood: Algo más de pedal al acelerador. Aquí es donde los canadienses se sienten como pez en el agua (o más bien como un tiburón devorando todo a su paso). No me voy a cuestionar que hace un saxo intentando meter un solo hacia la mitad del tema, porque por más extraño que suene, el toque sicodélico no le sienta nada mal a un tema tremendamente potente y agresivo. (8,5) 

3. Too Late: Ya lo habíamos escuchado como adelanto y se trata de otro buen corte con la voz de Dan sonando a altísimo nivel, aunque esta vez descargando una melodía con un rollo mucho más hard, cercana a los Cloven Hoof del “A Sultan’s Ransom” con un estribillo simplemente irresistible. (10) 

4. Stand in the Fire: Un uptempo con algunos compases complejos en los primeros segundos, pero que tras cartón se mandan otro de esos temas que les son tan característicos cuando se deciden subirse a la moto. Coro de gran subida, y acordes punzantes como era de esperar. (6,5) 

5. The Iron Never Lies: Cuando escuchas a esta gente algo extraño ocurre: la necesidad de imprimir algo de velocidad metalizada a tus oídos va desesperadamente en aumento, y con composiciones como esta es la mejor forma de poder estudiar estos síntomas. En que irá no lo sabremos quizás en el corto plazo, pero de que hay que vacilar, hay que vacilar. Este corte es de los buenos que nos aporta Striker en su breve pero intensa discografía. (10) 

6. Escape from Shred City: De las pocas piezas en donde los canadienses hacen uso de sus habilidades instrumentales con un mayor grado de profundización. Si no le han incorporado voces que más da, creo que ya el hecho de escuchar tamaños y gigantescos riffs más el espectacular desempeño de su batero Adam Brown son elementos más que suficientes para disfrutar de su música. (9) 

7. Outlaw: Como sigan existiendo bandas como Striker, Cauldron o Enforcer, que cada cierto tiempo sean capaces de descargar este tipo de temas tan intensos y poderosos con un clima ochentero a rabiar, vamos a tener que necesitar períodos más largos para la rehabilitación cervical y neurológica. Que tema más furibundo y la combinación de speed y riffs ochenteros suena con una calidad cada vez más brillante. (10) 

8. Locked In: Por acá asoman algunos riffs más propios del thrash metal americano en plan Testament o Annihilator que para la música cada vez más asesina de estos canadienses, ya no sorprende, sino que aniquila. Y es que mi cuello ya se cae a pedazos. (9) 

9. United: Estribillos y coros adictivos con una melodía de estilo absolutamente Grim Reaper y Judas Priest. En Napalm Records deben estar ocupando sábanas para secar sus lágrimas frente a la partida de los canadienses desde sus filas. Completamente entendible. (9) 

10. Better Times: Cuando pensaba que en este tema nos darían un respiro con unas melodías algo más ralentizadas, patada en el culo señores ¡¡¡¡ Y es que el thrash metal no es algo a lo que esta banda le haga el quite. Lo combinan con tanta maestría como en sus momentos de mayor intensidad heavy metalera. Una duda: ¿De dónde saca tanta energía para su garganta este enorme Dan Cleary para seguir sonando a tan buen nivel con cada pista? (9,5) 

11. One Life: Arrancando con los ribetes propios de una balada acústica con un lúdico conjunto de acordes y el buen Cleary demostrando que también brilla a buen nivel cuando no está frente a la exigencia propia del sonido más metalizado, el cierre llega a través un tema diferente para lo que es de esperar de Striker. Emotiva performance vocal, que en lo musical depara sorpresas hacia la última parte ganando en una melodía arrolladora, demostrando con ello que Striker es uno de los mejores combos que el actual heavy metal nos puede aportar. Cuando todo parece estar dicho y hecho, llegan ellos y la rompen con álbumes de nivel. Que mejor… (7,5) 

FORMACIÓN: 

Dan Cleary – voz
Adam Brown – batería
Timothy Brown – guitarra
Wild Bill – bajo
Trent Halliwell – guitarra 



WEBSITE: http://www.facebook.com/strikermetal y en http://www.striker-metal.com/ 


SONIDO: 9
PORTADA: 10
VOZ: 9
MÚSICA: 9

NOTA FINAL: 9,2 / 10


Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”

ILLDISPOSED “Grey Sky Over Black Town”