DEVILDRIVER “Trust No One”


DEVILDRIVER   “Trust No One” – Napalm Records – 2016 


NOTABLE: Peldaños más arriba que su anterior “Winter Kills”, el lobo con piel de oveja que bien refleja la portada es un indicio claro de que la bestialidad que había estado algo errática en tiempos pasados, por fin da muestras concretas de que Fafara y compañía aún es capaz de lanzar buenos discos. Buena muestra de esto son estos diez nuevos tracks que se dejan escuchar con encanto. 

DECEPCIÓN: Le cuesta a mr. Fafara sacarse del todo la sombra de sus Coal Chamber, a tal punto que a su consabida fórmula melodeath groove le es casi imposible soltar uno que otro estribillo o coro rapero que recuerda a su alter ego. 

1. Testimony of truth: Los conducidos por Dez Fafara después de tantos años de estar fuera de pistas no podían regresar con un trabajo a medias tintas, y en ese sentido este arranque da para ilusionarse en grande. Un uptempo encarador con armonías que alternan ideas propias del heavy metal que se combinan con su faceta más moderna ligada a los sonidos metalcoretas. Cualquiera que piense que esto no son más que refritos de Coal Chamber o similares, desde ya avisamos que anda muy pero muy perdido. Melódicamente muy bien plantados sus hachas Mike Spreitzer y Neal Tiemann además de tener en Austin D’Amond (ex Chimaira) a un excelente batero. (8,5) 

2. Bad Deeds: Pedazo de riff inicial acompaña la brutal performance de Fafara, aunque ese gusto por añadir estribillos tan modernos con olorcillos raperos me parece acoplan mejor con su alter ego de Coal Chamber. Cosa de gustos después de todo, pero es innegable que el ritmo es intenso durante todo este trayecto. (7) 

3. My Night Sky: Un medio tiempo mucho más denso y oscuro en sus armonías con un Fafara exorcizando sus propios demonios internos. Una canción que a pesar de lo cenagosa en sus armonías sin duda que se anota dentro de sus hitlights en esta nueva entrega. (8) 

4. The Deception: Pegadiza e hímnica melodía de ritmos cercanos al death técnico escandinavo añadiéndole en este caso algunos cuantos intervalos propios del metalcore. Los incesantes quiebres por parte del excelente batero D'Amond sin duda son uno de sus mejores condimentos a la hora de poner oreja a este trabajo: por arriba y por abajo el tipo es simplemente una máquina. (9) 

5. Above it All: Este acercamiento con lo oscuro y lo técnico tiene una expresión quizás no del todo feliz en este tema. No sé si han querido sonar algo más progresivos o mantenerse en una línea de brutalidad melódica. Ni lo uno ni lo otro, la melodía parece haber quedado al medio de muchas cosas y claramente no es el mejor resultado esperable de los norteamericanos. Eso si: la performance de Austin en batería es una vez más de gran nivel. (5) 

6. Daybreak: Si comparamos con su anterior track en este caso tenemos todo lo contrario. Nuevamente hay una suerte de experimentación sonora aunque en este caso es mucho más heavy y melódica con algunos estribillos de mayor complejidad, pero en donde la melodía termina por salir triunfadora con buenas rítmicas de marcada intención y un bajo poderoso por parte de Diego Ibarra. (9) 

7. Trust no One: Un vendaval de riffs mucho más desatados y vandalizantes es lo que ofrecen en este excelente uptempo, muy bueno el técnico trabajo de guitarras por parte de Spreitzer y Tiemann. Pecarían de ingenuos sino se convierte en un single, y es que este tema tiene una vibra contagiosa que repleta los aires con su infecciosa pista central. Para cabecear de principio a fin. (10) 

8. Feeling Ungodly: A pesar de lo muy brutal y técnico de su riff principal esa presencia de algunas líneas vocales más rapeadas o cercanas al metalcore al menos a mi oído no le sientan del todo bien. ¿Cuesta tanto definirse por lo extremo o el groove? Es el camino por el cual esta banda ha optado, y muy válido puede ser, pero a los más puristas costará de convencer. (7) 

9. Retribution: Otra tanda de guitarras macizas y con mucha onda, hechas absolutamente para destrozarse las vértebras de cara al respetable. Por supuesto el estilo moderno y taquilla de Dez Fafara es imposible pretender que lo vaya a erradicar así tan fácil. Puedes comulgar o no con su interpretación, pero de que el tipo cuando quiere ser brutal, simplemente puede llegar a serlo con mucha soltura. (7) 

10. For What is Worth: Un medio tiempo milimétricamente ejecutado con ese nivel de riffs propios de una banda como Fear Factory con arranques propios del melodeath escandinavo. Toques industriales con mucha oscuridad de fondo. Un cierre más que correcto y digno. (8) 

FORMACIÓN: 

Dez Fafara - Voz
Mike Spreitzer - Guitarra
Neal Tiemann - Guitarra
Diego Ibarra - Bajo
Austin D'Amond – Batería 



WEBSITE: http://www.facebook.com/pages/DevilDriver/7906091313?ref=ts 

SONIDO: 10
PORTADA: 8
VOZ: 8
MÚSICA: 7,8

NOTA FINAL: 8,4 / 10
 
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”

ILLDISPOSED “Grey Sky Over Black Town”