TRIBOULET “The March of the Fallen”



TRIBOULET    “The March of the Fallen” – Independiente – 2016 

                Dentro de la vorágine de bandas que nuevamente posiciona al power y al heavy metal como géneros de avanzada dentro del amplio abanico de posibilidades que ofrece la música dura – y diciendo esto tanto a nivel nacional como foráneo – es de destacar la labor que viene realizando esta joven agrupación santiaguina llamada Triboulet. Su carrera se remonta a tan solo cuatro años atrás, que prontamente desemboca en la edición de un demo en el 2013 seguido luego del EP “Quiero Decirte” el cual logró cosechar positivas críticas en diversas plazas y sitios especializados. Pero ahí no quedaría todo, porque desde hace casi un año que venían fraguando lo que debía ser su debut oficial a través de su primer LP siendo este “The March of the Fallen” el resultado de un trabajo muy profesional planteado con altas miras desde sus orígenes. 

                Lo que estos seis jóvenes están demostrando con este disco es un correctísimo ejercicio de power metal melódico en la tradicional línea esperable de los grandes referentes del género, particularmente siguiendo de cerca las enseñanzas tanto de la escuela italiana como escandinava del estilo. Si es de buscar algunos parámetros, percibo en el ambiente algunos dejes a bandas como Labyrinth, Skylark o Shadows of Steel (el elemento coros y el manejo de los teclados por parte de Nicolás Saez así lo hacen entrever), aunque también en guitarras y algunas cuantas melodías recuerdan lo hecho por bandas como Axenstar, Morifade y también algo de los australianos de Vanishing Point

               Con “The Beginning of Eternity” tendremos una evocadora introducción con amplio predominio de paisajes ambientales de corte sinfónico que tras cartón permite la entrada de un orgulloso y veloz corte como es “You’ll Never Be Alone” que manteniendo la tónica de este tipo de producciones irrumpe plena con majestuosos coros y una voz de rango medio a cargo de Sebastián Jaque que sin grandes alardes ni agudos habituales en este tipo de bandas, realiza una sencilla labor que se acopla muy bien con esta hímnica pieza inicial. 



             En el siguiente "To Win” las cosas mantienen similares derroteros bajando algo las revoluciones, pero rematando una vez más con un coro pegadizo con unos bonitos teclados de fondo y ese consabido efecto himno al más puro estilo Labyrinth con un sentimiento que queda impregnado en los aires tras su escucha. Buenísimo el duelo guitarras – teclados que hacia el medio encontramos en este tema que estará de seguro entre las cosas que debe ser vista en escena para enganchar mucho más con esta propuesta. 

             Otro buen uptempo resulta ser “To Start Again” sacando de la manga otra melodía marcada por un buen gancho en guitarras y unas inquietantes teclas de acompañamiento por parte de un técnico Nicolás Sáez, acercándose por acá más a la variante sueca de unos Axenstar tanto vocal como musicalmente hablando. Y sin tregua alguna, enseguida con “Into the Oblivion” si bien no encontraremos muchas novedades, resulta entretenido seguir recibiendo buen power metal ejecutado con calidad y buena técnica, algo que en lo personal me resulta de mucho agrado: tanto en el power como en el heavy tenemos material de calidad para rato según se ve en los distintos lanzamientos que de manera frecuente están apareciendo acá en Chile. 

           
                  Para poner notas de contrapunto, tendremos dos piezas que merecen mención aparte: una es el evocador medio tiempo con dejes hard en melodía como es “Perhaps” que remata con un coro de gran nivel en plan AOR que brilla a gran altura gracias a la interpretación limpia de Jaque. La otra es el elegante “In our hands”, que también cuenta con unos coros que bien podrías haber esperado de una banda tipo Journey o Harem Scarem que de seguro en vivo apuntan a convertirse en todo un hit. Y por último también destacar la sensible balada “Lost Inocence” en donde la magia llega en primer lugar con las delicadas notas de piano por parte de Nicolás para luego dar paso a la cálida interpretación de Jaque impregnando de gran emoción esta sencilla pero efectiva melodía, sentimiento reforzado además por la maravillosa colaboración lograda junto a Caterina Nix (Timo Tolkki) en un punto también dignísimo de destacar. 

               No faltarán los chaqueteros de siempre cuando se trata de dar la bienvenida a una nueva banda que se ha esmerado en lograr un producto de calidad profesional. Allá ellos, aunque para quienes saben apreciar y escuchar con detalle tanto a este como a cualquier otro producto musical forjado en estas tierras, tan solo queda invitarlos a que se unan sin prejuicio alguno, a esta poderosa “marcha de los caídos”. Ten por seguro que te entusiasman. 

FORMACIÓN: 

Sebastian Jaque - Voz
Nicolás Saez - Teclados
Maximiliano Jaque - Guitarra
David Plaza - Batería Mauro Silva - Bajo

WEBSITE: http://www.triboulet.cl/ y en https://www.facebook.com/TribouletMetal# 

SONIDO: 9
PORTADA: 9
VOZ: 7,5
MÚSICA: 8

NOTA FINAL: 8,3 / 10 

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

SYMPHONITY “King of Persia”

VIVALDI METAL PROJECT “The Four Seasons”

ILLDISPOSED “Grey Sky Over Black Town”