AQUELARRE “Tempo”


AQUELARRE     “Tempo” – Independiente / CDuque Producciones – 2016

               A estos lolitos españoles ya los habíamos escuchado a propósito de su anterior “Resquiescat In Peace” que salió si mal no recuerdo hace casi exactos dos años. En ese entonces ya nos quedaron en la retina por el hecho de insinuar cosas muy interesantes, pero en donde aún les faltaba la chaucha pal peso. Buenos en el sentido de querer innovar y tener ideas originales hasta cierto punto; al debe en las terminaciones finales. Amenazantes pero faltos de esa estocada final que uno pudiera decir “Me hago fanático, me convierto, me compro toda su discografía y los traigo a tocar a mi cumpleaños”. 

               Pues bien: este nuevo trabajo “Tempo” en cierto modo refleja el paso de esto último. El tiempo ha hecho su efecto y ahora sí se nota que esos arreglos y detalles finales logran lo que antes había quedado inconcluso en algún punto. Como punto de partida destacar la voz de Icko Viqueira que ha crecido montones en despliegue y en trasmitirle fuerza a las composiciones. Vocales femeninas y algunos gruñidos siguen siendo de la partida en algunas de estas nuevas composiciones, y ahora sí, más un collage surrealista sin pies ni cabezas, adquiere una forma mucho más madura y elaborada que hace deseable la escucha hasta el final. 

                El intro “0:00 A.M.” suena como una partitura de esas que podrías usar para dormir a la guagua o tranquilizar a tu quiltro, pero enseguida “Rios de Sangre” si bien agarra algo de esa intro le pone mucho más garra con un corte donde descubren toda esa influencia power metalera moderna, harto doble bombo y rítmicas con una ambientación teatral y de variables de buen pie, con un Icko entonando a todo pulmón e inspirado – lo importante en este tipo de sonidos ¿no? – combinando con algunos guturales en coros que ayuda a crear un clima de tensión bien a tono con la música. 

                Más que un álbum cualquiera y simplón de power metal, lo que Aquelarre ofrece es de buena cepa. “Sentencia” se arranca con algunos cuantos dobles bombos como para lograr que levantes el culo de tu asiento – metal anti sedentario y saludable enhorabuena – con una melodía de esas que nos llevan a los maestros de Warcry o Avalanch en materia de recuerdos, con otra combinación de vocales, esta vez masculino – femenino. Y con “Arcilla y Marmol” – podrían haber estado en la banda sonora de “Ghost” con un título como este” – se despachan un temazo que pone en primer plano todo el buen hacer de Icko en vocales (el tipo realmente se sale en esta hímnica interpretación). 

El riff inicial de “Parte de Ti” si bien me recuerda personalmente a los Nightwish de “Wishmaster” (comparo con las guitarras de “The Kinslayer” y hay un paralelo que no me puedo sacar de la mente), al andar estos españolísimos le dan un giro mucho más veloz y pegado al pedal con lo cual le ponen su toque personal y más lúdico. Y sí: el vocalista nuevamente se lleva todos los aplausos además de un pequeño solo que tiene un tono y brillo muy particular.

 

            Si usted es los que no le pierde pisada a este tipo de lanzamientos notará que es tónica en estas bandas el tratar de moverle la fibra sentimentaloide presente en cada metalhead. Con “Esclavo del Ayer” en ese sentido logran una power ballad moderna con toques sinfónicos, metálicos, que quizás en lo musical debería ser como cualquier otra canción de lo más normal y sin mucha challa, pero no: el mandinga metalero que llevan en el alma estos hispanos ha querido que parieran un corte que para su estilo de verdad suena de la putita madre. En serio. 

           “Roto” no es un tirón de pailas por nuestras malas palabras, ni tampoco una descripción de los orificios de nadie; simplemente otro punto alto de power metal melódico con líneas oscuras y hasta góticas en su devenir. “Respirar” refrenda su propuesta destacando la versátil composición que va desde tempos veloces a otros más progresivos, mientras que en “El Mismo Pecado” atacan con un tema pegado al pedal de factura mucho más escandinava – sí, algo de Axenstar, Gamma Ray o como sus compatriotas de Nocturnia puede haber en todo esto – que merece con justicia varias pasadas en tu reproductor. 

          En “Ojos de Niebla” no nos dejan un mal tema, pero ya como que se vuelven un poco repetitivos con más power metal al uso (no obstante los arreglos presentes buscan claramente dar algo de dosificación a su obstinación por la velocidad). “Triste Final” no es tan triste como lo sugiere: un tema heavy pero de base más gótica y melancólica, con ribetes progresivos por aquí y por allá, que quizás situado en otra posición dentro del disco hubiera contribuido mejor a dar ese toque de variedad que en la segunda mitad se extraña en algo en esta placa. Nada mal el retorno de estos cabros. Pues que la madre patria hace rato que viene dándole tiraje a la chimenea, y por ahí han sido varias bandas las que hemos pillado y disfrutado a destajo. Súmele a Aquelarre en este competente listado. No creo que se arrepienta.

FORMACIÓN: 

Icko Viqueira - Voz
Adrián Rosende "Viyu" - Guitarra solista
Cristóbal Otero - Guitarra rítmica y coros
Ramón Rodríguez "Moncho" - Bajo
David Castro "Wevas" - Batería y percusión
Ramón Viqueira – Teclado



WEBSITE: https://www.facebook.com/aquelarremetalVigo/ 


SONIDO: 10
PORTADA: 6
VOZ: 9
MÚSICA: 7,5

NOTA FINAL: 8,1 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre