THE SOUTHERN CROSS “Rise to the Power”


THE SOUTHERN CROSS    “Rise to the Power” – Independiente – 2014

            A pesar de que este trabajo ya lleva su buen rato de haber sido lanzado, nunca hay excusa para hablar de buen metal de factura nacional. En este caso, The Southern Cross es una banda que lleva unos cuantos años en escena, con dos discos a cuestas, los cuales siguen una ascendente curvatura en pos de ir puliendo y enganchar cada vez más a la audiencia con su rotunda propuesta. Otra nueva sorpresa que nos hemos llevado, porque ya de entrada te topas en primer lugar con un álbum de sonido bien logrado, con una base rítmica sumamente machacante anclada en una mezcolanza bien definida de estilos del tipo heavy y thrash con elementos de power y groove metal que no te suelta de principio a fin. 

             “Rise to the Power” hace un ingreso triunfal con unos riffs pichangueros al más puro estilo Primal Fear sacándose de la manga unos interludios chispeantes con mucha energía y despliegue técnico por parte de los guitarristas Leo y Diego además de un sonido de bajo profundo y omnipresente. La pegada del batero Danny Cerda es algo también digno de mencionar aportando suficientes cambios de ritmo a la composición rematando todo con un trabajo vocal que tira mucho más hacia el aspecto agresivo y brutal que lo melódico (esto último apenas asoma en algunas líneas corales), pero que de todos modos acopla muy bien con el espíritu de la música. 

                Ese toque de thrash power con un estribillo y coros absolutamente vacilables (algo de Metalium, Lost Horizon, Manowar desde la arista melódica) con algo más bruto en plan Testament, Annhilator, Nasty Savage o Metallica es algo que se me viene a la mente cuando le vamos dando vueltas a la música de esta gente. En ese sentido “Sins of the New World” sigue similares derroteros que el opener: la grave y agresiva voz de Cesar en primer plano y una música golpeadora de principio a fin aunque en este caso atreviéndose a dar un giro novedoso desde el punto de vista del solo central, el cual adquiere un aire mucho más neoclásico y docto de muy buen desarrollo para luego volver a rematar con algo más de ese thrash poderoso y moderno que tan bien han sabido explotar en esta aventura. 

               Con “Let’s Talk about Freedom” recurren a un thrash mucho más desatado, a ratos progresivo y con brillantes secciones técnicas (piensa en unos Nasty Savage o en unos Paradox), pero que definitivamente tiene sus mejores partes en la veloz cabalgada que despachan en el estribillo final, con muy buenos solos de gran inspiración. Y enseguida tenemos a “Building a New God”, el tema central puesto en el corazón de esta placa, y que sin duda refleja muy bien la identidad de estos Southern Cross con toda la esencia de su poderoso y técnico sonido demostrando un nivel de riffs que concentran una fuerza realmente incontrarrestable, con una doble pedalera protagonista por parte de Danny en una vibrante y groovie entrega musical que por lejos – junto al primer corte – están dentro de lo que no puedes pasar por alto al escuchar este álbum. 

                Ante tan impresionantes condiciones técnicas, creo que la presencia de un tema como “Within the Sands of Time” en donde nos muestran su capacidad de realizar una buena faena con melodías algo más trabajadas, no tanto en velocidad, la cual en este caso si bien no desaparece, sí al menos cede protagonismo a la exploración de texturas igualmente atrayentes desde el punto de vista melódico, con mayor énfasis en el groove. Casi en el epílogo “Secret Sons” además de ser el tema más extenso con algo más de siete minutos de duración, destaca con otra correcta dosis de metal a la vena, con un juego vocal algo más diverso entre secciones limpias y brutas, que sin duda es en estas últimas donde mejor demuestran sus armas más letales. 

               Con apenas siete pistas, el recorrido llega a su fin. Se puede concluir en un muy buen ejercicio de crossover por parte de esta banda en donde la idea central de aunar influencias tanto del heavy como del thrash, pasando por otras modernas texturas de fondo, no ha podido ser mejor entendida y capturada en este disco por unos Southern Cross que hasta este momento – al menos para mí – eran absolutos desconocidos, pero que de ahora en adelante estaremos prendiendo alertas frente a sus futuras andanzas. Como pocos, muy tenaces, y con una dinamita que al primer contacto estalla con mucho ruido. Sí ves algún cartel anunciando su presencia, no es malo darse una vuelta por esos lados.

FORMACIÓN:

Cesar Vigouroux – voz
Diego Salazar – guitarras
J.P. Toro – bajo
Leo Cortes – guitarras
Danny Cerda - batería

WEBSITE: https://www.facebook.com/TheSouthernCrossMusic/

SONIDO: 8
PORTADA: 7
VOZ: 6,5
MÚSICA: 9,5

NOTA FINAL: 7,7 / 10

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”