DIABULUS IN MUSICA “Dirge for the Archons”


DIABULUS IN MUSICA    “Dirge for the Archons” – Napalm Records – 2016 

            De que siempre en el ámbito del metal habrá líderes y seguidores creo que no es misterio alguno. Que varios de esos actuales líderes han iniciado sus carreras al amparo de también haber sido en cierta forma seguidores de otros que han venido antes también. O no menos cierto es que algunos de esos seguidores tienen también la habilidad innata para intentar desmarcarse poco a poco de la sombra de sus mentores conforme pasan los años y engrosan su discografía. Apreciaciones en ese punto pueden haber muchas, algunas mejor fundamentadas que otras, pero en este caso cuando empezamos a escuchar la nueva obra de los españoles de Diabulus In Musica es imposible no quedarme pensando en esta reflexión, más aún cuando al margen de estar frente a una producción sonoramente espectacular, con plenitud de detalles y arreglos musicales y sinfónicos, y de que cada uno de sus ejecutores realizan una labor poco menos que formidable, hay poco de lo que escucho acá que no me termine por recordar a bandas precursoras en este género, especialmente a una como es la gente de Epica

           La guapa Zuberoa Azuárez es una frontlady que para la ocasión cumple con su rol a cabalidad. La chica es bella, y si a ello le sumamos que canta como una diosa, tanto en las líneas limpias como en los tonos más líricos (muy bien balanceado a partes iguales), ya con ello la banda tiene medio punto de aprobación a su favor. Pinceladas de Simone Simons claro está, algo de Floor Jansen y Liv Kristine también podrá escucharse en su registro, pero claro, recordemos que la banda es uno de los mejores exponentes del metal gótico sinfónico comandados por una chica que ha salido de la península (sino es la única, al menos es el mejor referente en su país para el estilo). El problema a mi entender es que la banda después de su interesantísimo álbum previo “Argia”, poco a poco ha ido perdiendo mucho de su identidad para sumarse al listón de bandas que siguen de cerca a sus omnipresentes influencias (y que en un subgénero como este ya es mucho decir, ¿o no?). 



            Al menos desde la vereda positiva podemos decir que hay un par de temas que intentan deslindarse de las comparaciones más directas. Su opener “Earthly Illusions” me ha encantado por su particular combinación de guitarras duras – casi rayando en el death metal melódico – con las partes orquestales que en esta ocasión tienen un protagonismo omnipresente gracias a un portentoso sonido. Sin embargo, las modernas guitarras que asoman en “Marble Embrace” junto las parafernálicas sinfonías de acompañamiento no se advierte pisada que le hayan perdido a los holandeses de Epica. Referencia inmediata y directa para los hispanos que si no fuera por el hecho de estar viendo en la portada el nombre de los españoles hubiera jurado estar escuchando material de los de Simone y compañía. 



           Tampoco puedo decir que no sienta cierta emoción al escuchar la brutal combinación de metal y sinfonía hecha con encanto por parte de estos españoles, más aún cuando los Epica han tirado su música hacia otros derroteros en su última placa (lo mismo que en su minuto ocurriera con Within Temptation o Lacuna Coil) quizás porque han previsto que vendrían muchos otros tras ellos para colgarse de su creatividad y talento. El caso es que un tema como “Invisible” con su profunda cadencia y conmovedora interpretación me ha encantado por su cinemática base sinfónica de fondo que junto a los pesados riffs de acompañamiento y las voces más brutales del también teclista Gorka Elso consiguen un tema bastante vacilable.

           “Crimson Gale” con unos arreglos de raíz electrónica se manda también con otro gran corte en donde la agresividad y el groove de las guitarras gana un protagonismo importante, sumándole a ello una capa de coros orquestados que apañan muy bien la labor de Zuberoa que por acá pone algo más en relieve su gran registro mesosoprano de una belleza encandilante. Y luego con “Ring Around Dark Fairies’ Carousel” logran trasladarnos hacia unos derroteros atmosféricamente insanos y sicóticos gracias a unos arreglos de teclados y sinfónicos que inquietan y perturban al mismo tiempo.


             La segunda mitad del disco inicia con una bonita balada llamada “A Speck in the Universe”, bonita porque es un tema calmo, relajado, casi rozando los sonidos de la new age más ambiental, solo dejando espacio para el metal por unos breves segundos hacia la mitad. Emotivo como pocos (y lo dice alguien que por lo general no presta muchos minutos a escuchar este tipo de melodías, aunque en este caso he podido llegar al final sin bostezos ni cabeceos de por medio), pero tras su término “Hiding from You” inicia con una lenta cadencia de orden más progresiva, cercana a esos sonidos del post metal, nuevamente un tema hecho para poner en primer plano la versátil voz de Zuberoa que en esta ocasión es acompañada por una voz masculina cuyos créditos no he logrado averiguar. 

           Mucho más melódica y comedida es “The Voice of Your Dreams” con una sección central donde una vez más asoma con potencia su base gótica metálica con unas rítmicas de alto octanaje, aunque vuelvo a insistir: creo que para un próximo álbum es necesario abandonar las influencias y asomar con un trabajo completamente Diabulus in Musica donde podamos escucharlos realmente a ellos y no tanto a quienes comenzaron a escuchar cuando decidieron iniciar su carrera. Luego, tras el introductorio “The Hawk’s Lament” otra balada como “Bane” hace su aparición, aunque en este caso más allá del buen registro de Zuberoa, creo estar frente a un tema de relleno del cual perfectamente se podría haber prescindido sin afectar en nada el desarrollo del disco. 

          Pasamos a lo último que es “The River of Loss”, que al igual que en la partida, nos presenta uno de los temas que más esperanzas puede brindar al desarrollo futuro del estilo de la banda. Acá hay una buena combinación del elemento vocal diverso por parte de Aznárez, y además un constante clima de tensión a lo largo de una melodía que va en cambio de texturas pasando desde cinemáticos pasajes sinfónicos a algunos cuantos interludios más propios del progresivo y hasta del thrash. Notable forma para culminar este ostentoso álbum (sin mencionar el outro “Zauria”) que más allá de la innegable calidad en lo sonoro, aún me falta ese algo, ese toque que quizás en un siguiente disco nos lleve a hablar de la música de Diabulus in Musica como la suma de todos sus talentos, y no de la gran banda que “se parece a”. Juzgue usted mismo. 



FORMACIÓN: 

Zuberoa Aznárez – voz
Odei Ochoa – bajo
Alexey Kolygin – guitarra
Gorka Elso – gruñidos, teclados
David Carrica - bateria

WEBSITE: http://www.diabulusinmusica.com/ y en http://www.facebook.com/diabulusinmusicaofficial 

SONIDO: 10
PORTADA: 7
VOZ: 9
MÚSICA: 6,5

NOTA FINAL: 8,1 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”