ACERO NACIONAL “El Sonido del Metal”


ACERO NACIONAL  “El Sonido del Metal” – Independiente – EP 2016 

          Si me hubieran dicho hace unos quince años atrás que el Heavy Metal chileno habría de llegar a tales niveles de calidad y profesionalismo a la luz de lo que hoy día se puede ver en todo lo largo y ancho de nuestra prominente geografía, probablemente hubiera quedado con varios signos de interrogación en la cara. Todos hemos podido atestiguar de una u otra manera lo mucho que se ha desarrollado el circuito local, que las posibilidades de grabación ya no se limitan a un pequeño grupo que puede acceder a los mejores estudios o a algunos cuantos músicos que por sí mismos han tenido que especializarse en el extranjero para sonar lo más competente que se pueda. Sabemos que las principales limitaciones son de otro tipo, que dicen relación con la mayor figuración en medios masivos, con el apoyo del público en término de tocatas y compra de material de nuestras bandas, así como una más decente distribución del material a través de sellos y tiendas locales, cosa en lo cual aún estamos casi en el mismo estado que hace dos décadas. 

           Hago todo este preámbulo para llegar a Acero Nacional porque me parece esta banda, con todos los años que llevan a cuestas y por la perseverancia de sus experimentados músicos, da cuenta de una propuesta que no importando el paso del tiempo apuestan todas sus fichas por un sonido más tradicional y agresivo, marcado por ese tipo de guitarras que bebe no solo de las fuentes clásicas de corte más melódica sino también de aquellas más agresivas y hasta sabbáticas. Todo en el estilo de estos chicos suena con bastante pasión y contundencia llamando poderosamente la atención desde el primer segundo, partiendo con la voz de Andrés Fuentes (ex Sangre de Acero) que para mi gusto suena como una mezcla entre Messiah Marcolin (Candlemass) y Warrel Dayne (Nevermore) con mucha garra y fuerza en cada una de sus intervenciones, hasta la música que intercala aspectos tanto del heavy y el doom ochentero hasta algunos toques de thrash metal, no hay nada en esta banda que no logre evocar el sonido tradicional de los primeros años de nuestra música. 

             Todo comienza con “Libre”, un tema rápido y efectivo en donde prontamente asoma la voz de Fuentes como auténtico emblema logrando un marcado efecto himno en los versos y coros gracias a su inusitada potencia que no solo destaca por su fuerza sino también por sus efectivas subidas de tono. Con el siguiente “Mi Raíz” ralentizan un poco más las cosas, con un corte algo más monocorde en término de riffs – rayando el doom prácticamente, asimilándose en algo a aquellos interesantes puertorriqueños de Dantesco -, no así en cuanto a intensidad, punto en el cual la banda cumple a cabalidad gracias a la aceitada labor de Cristian Kowal en guitarras, más aún cuando hacia el puente todo rompe en otra galopada a todo thrash. 



           El tercer track es “El Hijo de Judas”, un tema que constantemente amenaza en base a un riff golpeante, con un coro algo repetitivo pero al mismo tiempo prendido y contagioso, tras lo cual será “Nunca me verás caer” el que azote con un riff galopante y un ritmo bastante tradicional de armonías clásicas, claro que con ese vozarrón oscuro y potente por parte de Fuentes marcando el sello de distinción el cual a esta altura Acero Nacional tiene más que patentado. Es claro que bandas como las que ahora nos toca revisar no necesitan de rebuscar su sonido ni dar con tremendos alardes de técnica y virtuosismo. Ellos lo entienden con un sentido bastante sencillo y pragmático pues cuando escuchas el resultado notas que han dado con el sonido perfecto para la calidad de sus músicos, en especial para el particular registro vocal casi operático de Andrés que muy pocos pueden exhibir con orgullo en estas lides.
 
           “Vivora” es otro medio tiempo de líneas intrincadas en lo melódico, con cierto sesgo doomie en su desarrollo y que encanta una vez más por la dramática interpretación, no obstante hacia la mitad el asunto da un vuelco inesperado incorporando mucho más groove y un maldito halo de oscuridad. Y luego en “Renacer” nuevamente vuelven sobre sus raíces más sabbáticas en una melodía con un ligero toque hard en ciertas melodías (así como también en ese breve solo a cargo de Kowal) para finalmente rematar con “Acero Nacional”, tema homónimo que de alguna forma puede llegar a ser el himno y carta de presentación de la banda para sus presentaciones habida cuenta de su desmedida potencia, con una aplanadora de riffs que merodean en un punto intermedio entre lo heavy y el thrash más toda esa letra llena de hidalguía, propia de quienes viven y sienten el metal en el día a día, más allá de una simple grabación o de tener un par de discos de que vanagloriarse en su colección. Sin duda, me parece estar ante un gratísimo lanzamiento de metal que repasa muchos recovecos y distintos estilos siempre con ese marcado énfasis en lo tradicional. Es de esperar que la tónica se mantenga y podamos ver y escuchar mucho más de ellos en el futuro. 

FORMACIÓN: 
Andrés Fuentes – voz
Javier Sepulveda - Batería
Cristian Kowal - Guitarra
Jorge Fuentes - Bajo

WEBSITE: https://www.facebook.com/aceronacional/?hc_ref=PAGES_TIMELINE&fref=nf y en http://www.aceronacional.cl/

SONIDO: 8
PORTADA: 8,5
VOZ: 9
MÚSICA: 8,5

NOTA FINAL: 8,5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”