MUTACION “Mutacion”


MUTACION   “Mutacion” – Independiente – 2016 

            Una banda a día de hoy no tan conocida en el medio local, oriunda de Rancagua y que con este homónimo álbum debut hacen su aparición en los escenarios locales intentando hacer de su nombre uno de aquellos que se debe considerar bien en lo alto, sobretodo por aquellos que gustan de los sonido del heavy metal de raíz clásica, de ese que tanto se ha hablado en el último tiempo, y que por supuesto muy buenos exponentes ha logrado obtener de un tiempo a esta parte. Lo de ellos se afinca muy bien en ese heavy metal que nos lleva hasta los dorados ochenta del ala angloamericana en cuanto a estilo, aunque por ahí también no faltarán quienes puedan percibir un cierto gustillo al sonido de los antiguos nombres surgidos en España como Rosa Negra o Barón Rojo. Por cierto que su estilo lejos está de agotarse solamente en el metal pues con mucha inteligencia han sabido como incorporar un toque vintage muy ad hoc cercano a aquellas glorias pasadas del querido rocanrol liderado por bandas como Deep Purple o Led Zeppelin. 

           Todo no podía comenzar en mejor forma que con el gran “El Poder de la Mente”, un corte de imponente base rítmica de melodías sencillas y aire tradicional que nos lleva en retrospectiva hacia los oscuros sonidos de la NWOBHM. Unas guitarras cargadas de sedimento siniestro muy bien secundadas por el bajo profundo de Francisco Carrasco, además de un registro efectivo, grave y sin grandes subidas, casi hipnótico a cargo de Patricio Rubio que ha sabido muy bien como dar con la interpretación adecuada a este tipo de composiciones (algo cercano a un joven Paul Di’Anno por citar un tipo de referencia). 

          El rock duro con algunos toques de sicodelia sabbática se deja escuchar con prestancia en “Angel” en donde la voz de Rubio alcanza incluso algunos ribetes que lo acercan al rock setentero de bandas como Deep Purple o los propios Black Sabbath. Y es que las bondades de este trabajo no paran de sorprender: el siguiente “Recuerdos” es una sentida balada con añadido de piano incluido, con un tono bastante hímnico y una letra que busca reflejar en su letra los primeros coqueteos con el rock por parte de su guitarrista Richard Jimenez, a todas luces su líder natural, encargado además de las líricas y de componer la música. Los rancagüinos no cesan en su intento de llevarnos en un viaje alucinógeno a través del sonido del heavy rock clásico y con “Futuro” serán capaces de levantar una mirada hacia lo que viene – siempre en clave de heavy metal – consiguiendo un tema muy bien hilvanado en base a unas guitarras compactas con un aire ochentero que recuerdan a gente como Persian Risk o los Tygers of Pan Tang, sin duda una de las mejores composiciones con las que los nacionales nos han sorprendido en este álbum.

   

            Lo que sigue es sencillamente un momento de sicodelia pura en un estilo que bien podríamos tildar de propio, ya que “Cueca Mística” es simplemente lo que es, tal como suena, sin ninguna letra que cambiar a este sugerente título. Los compases empleados en esta pieza instrumental son totalmente en la línea de la danza nacional, mientras que los acordes y el desarrollo instrumental a través de guitarra y bajo son tan sublimes y etereos que te sumergen en esa atmósfera mística que consistentemente logran generar. 

       En cambio en el siguiente “Mujer de Fuego” volvemos a los derroteros de la composición a medio filo, muchísimo más siniestra y sabbática en términos de clima y melodía, siempre logrando el efecto de envolverte en un manto de armonías y magia emparentada con el rock y el metal vintage al cual hoy por hoy todo parece retrotraerse con un sutil encanto. Esas armonías de hammond que aparecen hacia el final no podían haber quedado mejor logradas después de todo. 

            Más rocanrol y actitud callejera descargan en el contagioso “Nena” con uno de los solos mejor logrados por parte de Jimenez, mientras que el bajo potente de Carrasco gana en protagonismo al iniciar “Diversión” con Rubio realizando una de sus mejores interpretaciones en una melodía que para un máximo disfrute no debería jamás estar tu jarra vacía del mejor brebaje alcohólico. Por otra parte, el hammond inicial de “Vida” nos vuelve a llevar hacia los senderos del hard rock setentero a través de un himno hechizante de riffs que convoca en sus influencias a gran parte de los maestros que el estilo ha dejado en todos estos años de música. 



           Casi llegando al final aparece el segundo instrumental de la jornada que es “Divagando”, un tema de armonías mucho más melódicas gracias al empleo del hammond manteniendo un aire movedizo y de riffs cabeceables, dejando para el cierre un breve corte como “Escape” que presentan a modo de bonus, el cual sin duda podría haber aparecido mucho antes en la placa, merced a la genial melodía rocanrolera de la cual está dotado. No está demás mencionar ese prendido solo de Richard que descarga hacia la mitad. 

          No cabe duda de que estamos ante una agrupación del under nacional que para dar sus primeros pasos en el under han hecho un trabajo inestimable en cuanto a su calidad compositiva e interpretativa. Desde ya emperamos con ansias el comprobar lo que por acá se ha oído en el próximo “Heavy Metal Night” a realizarse acá en Valparaíso junto a otros insignes del heavy metal patrio como son Axe Battler, Impetra y Raijin (además de los doomies Condenados). Como para no perdérselo… 



FORMACIÓN: 

Richard Jimenez – guitarra 
Patricio Rubio – voz 
Matías Sepúlveda – batería 
Francisco Carrasco – bajo 


SONIDO:
PORTADA:
VOZ: 8,5 
MÚSICA: 9,5 

NOTA FINAL: 8,5 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”