ENTREVISTA A LLUVIA FÚNEBRE: Cabalgando hacia el horizonte


En esta búsqueda constante de nuevos nombres que forman parte de la escena metálica nacional, en esta ocasión nos topamos con uno de los grupos más curiosos que puedan existir en el circuito regional, como son los sanantoninos de LLUVIA FÚNEBRE, una banda que con algo más de diez años de existencia y un par de trabajos a cuestas, tiene ya una importante figuración en diversas presentaciones fuera de nuestras fronteras, pero no ocurre lo mismo a nivel local en donde lamentablemente aún se esmeran por hacerse de un nombre. Hablamos con su guitarrista y líder Matías Francino, el cual nos dio un pormenorizado detalle de lo que la banda está haciendo, de todos sus altos y bajos y los objetivos que esperan concretar durante este año con la salida de su tercer disco de estudio. 



 MRH: Me he dado cuenta que ustedes son una banda de metal industrial influenciada en su minuto por bandas como Die Krupps, Ministry. Quizás podríamos comenzar hablando un poco de lo que son los raíces de la banda. ¿Hace cuanto que comenzaron? ¿Cómo se han ido dando las cosas en el último tiempo, considerando un parón bastante largo entre el último trabajo del 2010? 

MATÍAS FRANCINO: Bueno, junto con agradecer la oportunidad de la entrevista, la banda se formó en el 2006. Antes de dar ese paso al industrial, nosotros tocábamos más metal, algo entre el thrash y el groove metal, con cosas de Celtic Frost, Coroner, Kreator, Prong, Pantera, y en ese tiempo por el 2006 nos dedicamos a tocar más en forma local. A diferencias de otras bandas locales nosotros siempre tratábamos de tocar en distintos eventos con bandas de distintos estilos. Eso quizás chocó con los prejuicios de algunos que no les gustaba que bandas de metal compartieran con bandas de rock o de estilos más suave o alternativo. Cuando grabábamos el primer disco tuvimos una invitación a tocar en Brasil con lo cual la banda empezó a tomar un rumbo más serio. Acá fue también cuando comenzamos a cambiar el sonido, teníamos también algo de doom, lo cual pudimos percibir en la estadía en Brasil, era lo que estaba en boga y hacia allá apuntaba el mercado. Allá pudimos tocar con Pathological Noise, Expurgo

         Más tarde el 2009 volví a Brasil por unas cosas inconclusas, tenía unos contactos para lograr algunos shows más grandes, pero los chicos que estaban conmigo no podían hacerlo por razones de estudio y otros. Incluso tuvimos la oportunidad de abrir para Il Niño en Brasil en Sao Paulo. Con ello fui puliendo más el sonido de la banda junto a mi ex compañero Emmanuel. Muchas de las bandas que nos gustaban estaban cambiando, de hecho siempre fuimos seguidores de gente como Paradise Lost, y de bandas que estaban en evolución. Por eso el segundo disco esperábamos que no fuera la continuación del primero, sino que hacer algo nuevo sin los parámetros que nos marcaran siempre en un mismo estilo, es decir, “adaptando un estilo dentro del estilo de la banda”. 

         Cuando cambiamos de estilo curiosamente comenzamos a tocar en lugares donde antes no lo hacíamos. Después de Brasil, nos invitaron a tocar en Argentina y en Uruguay. También algo en Santiago. Incluso en Brasil compartimos escena con una banda como Hibria, uno de los fuertes que hay por allá. Así era como nos estábamos haciendo un nombre por Sudamérica dentro de las limitaciones con las que contábamos que era por ejemplo no tener una mega producción, dado también las posibilidades de acceso a grabar no eran las de hoy, en que se puede realizar algo de buena calidad y con menos plata. 

          

        Desde el 2010 en adelante la banda se fue disolviendo, fuimos tomando distintos caminos. Yo también emigré y fui avanzando con mi carrera solista en guitarras que igualmente me permitió tocar y conocer varios lugares en Brasil. Después de cuatro años tocando solo en el extranjero resolvimos era tiempo de reunir una vez más a la banda, y ahí fue que el 2014 empezamos a experimentar todo de nuevo. Probamos con una vocalista, con otro tipo de influencias, y como decíamos al inicio: bandas como Die Krupps, Ministry, KMFDM, fueron en cierta medida un empujón para el último trabajo que hicimos en el 2010 (“Re-Construction of the Mind”), y luego en el 2011 la banda ya estaba disuelta. No solo este tipo de bandas nos influyeron para ese disco, sino que incluso bandas que no tenían mucho que ver, aunque sí reflejaba bien la maduración musical que había adquirido al igual que al resto de los músicos. 

 MRH: Entiendo que ustedes ya están trabajando en un nuevo álbum que probablemente salga este año o el próximo. ¿Cuál sería la dirección y el sonido que la banda está tomando de cara a este nuevo trabajo? 

MATÍAS: Previamente teníamos planificado grabar unas doce canciones, contando con un número de invitados extranjeros que habíamos conocido durante estos viajes, como gente de Sacrificed (Brasil), unos amigos industriales de Colombia (Man on the Living Road), otros de Argentina. Es interesante como ven tu música en forma externa y el aporte que te pueden dar a lo que quieres llevar a cabo. No sabría decir con certeza respecto al estilo de este disco, si es thrash, death o heavy metal, ya que este trabajo tiene influencias dispersas, tiene más líneas melódicas, cosas que antes no tenía mucho (por el hecho de ser gutural). Podría ser un metal alternativo en este caso, aunque no estoy seguro de encasillarlo como tal, pero como te decía, desde el 2014 que estoy tratando de grabar estas composiciones y testimoniarlo en una disco. Trataremos de terminarlo este año, y de hecho ahora en marzo comenzaremos a buscar un estudio para empezar con las baterías, queremos que tenga varios singles, y también empezar a movernos más acá en Chile pues acá creo que somos unos perfectos extraños, no obstante a nivel provincial la banda tiene un cierto nombre, pero nos falta llegar a ciudades como Valparaíso o Concepción, en que a pesar de tener las ganas no lo llegamos a concretar. 

        Volviendo al próximo disco, este contará con bastante diversidad, probaremos con otros instrumentos como una viola caipira, algunos del folclor brasileño, más que nada para algunos temas que necesitan algo de color o matiz diferente a la canción dándole un aire más “místico” como se podría decir. Por ahora solo tenemos algunos demos, con una calidad para nada perfecta, aunque en el canal de Soundcloud hay algunos adelantos que pueden dar la idea del camino por el cual va el disco. 

MRH: No es habitual encontrar una pareja o un matrimonio siendo parte del mismo grupo (al menos acá en el medio local). ¿Afecta esto de algún modo al trabajo en la composición al hecho de que tú y Cris estén casados? ¿Cómo fluye la música bajo estas condiciones? 

MATÍAS: Bueno, Cris también es guitarrista y nos conocimos en Brasil. Ella tenía otras bandas, una de metal progresivo y otra de metal melódico llamada Ruins of Elysium. Por esas cosas nos fuimos conociendo y tuvimos un romance loco (risas), terminamos casados, y bueno, precisamente ella fue una de las personas que más le gustó el sonido de la banda y quería que termináramos este nuevo proyecto del próximo disco. Si bien estábamos con los antiguos integrantes, el caso es que cuando ya tienes una vida más o menos estructurada (trabajo, familia) es difícil llegar a un trabajo como este que es un disco. A fines del 2016 pudimos juntarnos con unos nuevos músicos que están al 100 % con la banda. 

Cris Nominato - Guitarra

       Con Cris nos casamos en el 2015, hicimos una presentación de conmemoración del casamiento, que es una de las cosas mas curiosas y locas que he hecho en mi vida. 

        Creo que la mayor dificultad que podemos tener son los factores personales que pueden llegar a la banda (aunque no es nuestro caso). No hemos tenido estos problemas porque los dos vamos en la misma dirección en cuanto a los objetivos de la banda, y no tratamos de atropellas a la banda por algún problema que por ejemplo puede ser, que uno de los dos esté de mal humor y que se vaya a desquitar con un ensayo, con una tocata o algo así. En ese sentido debo reconocer el profesionalismo de Cris, y que por lo tanto esto no ha afectado ni en lo emocional ni en la convivencia con los otros músicos y esperemos que así siga siendo. 

MRH: ¿Dónde es posible conseguir el material de ustedes? Para aquellos que quieran conocer un poco más de la banda… 

MATÍAS: El material antiguo lo comenzaremos a disponibilizar durante estas próximas semanas, en la página – www.lluviafunebre.com – que como comentaba anteriormente, no es un material que se escuche perfecto pues tenemos el problema que la persona que nos ayudó con la masterización exageró con los agudos y no quedó lo que nosotros esperábamos. Por ahora hay canciones en Youtube y en Soundcloud de los dos primeros trabajos, pero pronto estarán disponibles en nuestra web para que puedan descargarlos, lo antes posible. 



MRH: ¿Crees que en estos momentos en Chile existe un espacio para una música como la que ustedes practican que es el metal industrial – al menos hasta lo que han hecho por el momento - ¿ Falta más audiencia o es un tema de difusión y promoción? ¿Qué crees tú? 

MATÍAS: Esa pregunta es bastante buena. Creo que es una combinación de ambas cosas. El público en los dos últimos años creo que se nota que aceptan más a las bandas que se apartan de los parámetros comunes respecto a los estilos establecidos. He visto por ejemplo, que hay más gente que se acerca y nos consulta cuando tocaremos, donde obtener nuestros trabajos. Encuentran que sonamos diferentes a aquellas bandas que tratan o aspiran de sonar similares a sus ídolos. A mí me gusta pensar que estoy intentando hacer algo más original. 

         Creo que falta algo más de unidad en la escena metalera por ejemplo. Acá en San Antonio vemos bandas dispersas, por el hecho que su estilo no calza con el del resto. Nosotros al menos estamos moviéndonos para tratar de tener eventos y crear con ello una diversidad en las tocatas o festivales que se van realizando. Nuestra música no es que sea 100 % industrial, sino que usamos matices de ella, para dar una atmósfera más pesada y tensa. 

         Creo que público para lo que es el metal hay, aunque en Chile existe aún el prejuicio contra ciertos estilos musicales. Lo del público en cierta forma también es responsabilidad de las bandas, es el reflejo de lo que tú quieres proyectar. Por ejemplo, en nuestros comienzos aspirábamos a tocar en grandes festivales, y para ello – aunque nos doliera un poco – debíamos tener un sonido un poco más accesible. 

 MRH: ¿Qué se viene en lo inmediato para con la banda respecto a tocatas y eventos? 

MATÍAS: En realidad es la grabación del disco. Queremos grabar los temas nuevos con todos los músicos nuevos, en donde incluso Cris estará aportando cosas nuevas con las letras. Lo otro sería grabar un trabajo en vivo adelantando material del próximo álbum, de “Re-Construction of the Mind” y del primer álbum “La opción final”, algo así como en una sala de ensayo o en un teatro en que aparezcan solo los músicos tocando que tenga una buena calidad, y que nos permita comercializarla mientras tanto para poder financiar la grabación del disco. 

      La promoción también es vital ya que ella nos permite apuntar a mejores cosas, festivales, presentaciones, y expandirnos que es una de las cosas que más queremos, insertándonos en el circuito del metal, independiente del estilo que nosotros hacemos (que en este caso es algo más alternativo). Con el nuevo trabajo queremos rescatar un influjo más melódico, más maduro, que estas canciones sean más accesibles, no solo para un sector de público, y así conseguir mejores cosas, mayor visibilidad, no es que sea algo más comercial, solo más melódico. 

CESAR PALMA - Batería

       De hecho nos apartaremos del segundo disco, porque no será tan industrial como el segundo, sino que agarra algunos conceptos melódicos de este y lo brutal del primero. Esto dará forma a este nuevo álbum, que a pesar de lo aplazado que está, queremos que salga sí o sí este año. 

MRH: Sobre el estilo musical y la búsqueda de un sonido propio apartándose del parámetro habitual, ¿crees que esto los va dejando de lado en relación al común de sus compañeros de escena? 

MATÍAS: No creo que nos haya afectado mucho. Creo que incluso nos ayuda: nos ha permitido tocar en distintos eventos. Desde que decidimos cambiar de estilo nos hemos podido insertar en carteles desde death, a thrash, pasando hasta el nü metal. Podemos compartir escena con cualquier banda, hasta de progresivo y hard rock. A otros colegas no les sucede lo mismo. El hecho de que tengamos una búsqueda de identidad nos ha ayudado mucho a conseguir shows. Este trabajo debiera ser el definitivo y reflejará la culminación de la búsqueda de un sonido más maduro. Como artista siempre admiré mucho a David Bowie, Peter Gabriel, U2, etc, todos los cuales consiguieron identidad en la búsqueda de su propio sonido. 

MRH: tienes alguna anécdota o situaciones que puedan ser calificadas como lo mejor o lo peor que la banda le ha tocado pasar? 

MATÍAS: Lo mejor creo que ha sido poder viajar a otros países; otros demoran años en lograrlo. Nosotros hemos podido compartir con otras bandas muy buenas, estando a la par con ellas. El hecho de tener varios músicos participando en este nuevo trabajo también es una experiencia que se vive solo una vez. También el poder figurar en medios de otros países, como Italia y Mexico, donde también tenemos algunas personas que siguen a la banda. 

SEBASTÍAN LEIVA - Bajo


         Creo que la formación actual es otra cosa muy positiva. Estamos con Sebastian Leiva en el bajo y Cesar Palma en batería, con ellos consigo proyectar los objetivos de la banda, se han dado 100 % al proyecto, aportando ideas en la pre-producción para el disco, lo cual nos permitirá cumplir los objetivos. Esperamos poder lanzar algunos videoclips y hacer algunas cuantas presentaciones no solo afuera, sino que también en Chile, en Valparaíso, Antofagasta, etc. Ojalá podamos compartir y fomentar la unión con otras bandas ya sea de Santiago o Valparaíso. 

         Lo peor: los cambios de formaciones. Con lo cual hemos perdido oportunidades importantes. En el 2010 desaprovechamos ir a Uruguay porque los chicos simplemente no quisieron o no pudieron. Quedamoa a mitad de camino y eso fue frustrante. Tuvimos oportunidad de grabar con un buen productor y los chicos simplemente no aparecieron cuando teníamos que hacerlo. Querían algo y después no, en fin. 

MATÍAS FRANCINO: Guitarrista - La mente maestra tras Lluvia Fúnebre


También cuando comenzamos a grabar este nuevo disco, tuvimos retrasos con organizaciones culturales que ofrecieron ayuda financiera para ayudar a la banda, pero finalmente no se dio. Con ello el nombre de la banda se vió afectada. 

MRH: ¿Algunas palabras para finalizar esta entrevista?

MATÍAS: Muchas gracias por la entrevista, por tu tiempo, por las preguntas. Esperamos lanzar este nuevo álbum antes de octubre. Un abrazo, muchas gracias.
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

SYMPHONITY “King of Persia”