SEVEN KINGDOMS “Decennium”


SEVEN KINGDOMS   “Decennium” – Napalm Records – 2017 

             Con el paso de los años y luego de muchos grupos yendo y viniendo del panorama musical, se puede decir que al fin desde los Estados Unidos se ha logrado ir dando en el clavo con el sonido del power metal metal melódico que tan buenos resultados ha logrado dar en latitudes como Europa, Japón y América Latina. Si bien hace ya más de veinte años con Symphony X se daban los primeros pasos en una movida más progresiva que terminaría por sentar escuela, poco a poco han sido numerosos los nuevos conjuntos que han ido dando forma a esta escena, si bien con resultados dispares, pero aún así dejándose escuchar con tanto o más encanto que sus pares más conocidos del viejo continente. Nombres como Armory, Seven Seraphim o Cellador quizás lejos aún están de llegar a la popularidad de unos Helloween o de unos Angra, pero que duda cabe que con su música ya tienen un nicho más que ganado en las lides del estilo y que cada uno de sus nuevos lanzamientos resulta un nuevo incentivo para seguir conociendo las bondades que el género aún tiene para ofrecer en estos días. 

         Lo de Seven Kingdoms no va muy lejano de aquella dirección. Una banda con ya cuatro trabajos de estudio, provenientes de una zona como Tampa (Florida), que en el pasado ha sido sinónimo de death metal del bueno (¿te suena el nombre de unos tales Morbid Angel, Deicide o Control Denied?). El único problema que me produce el digerir una producción como este “Decennium” es que si bien los muchachos comandados por la vocalista Sabrina Cruz se han prodigado en obtener una producción de grueso calibre (nada menos que con Jim Morris en los North Avenue Studios, uno que en cuanto a metal sabe mucho), no es menos cierto que uno de los principales puntos en contra con te puedes encontrar cara a cara desde el arranque es en cuanto a la poca diversidad que ofrecen en este álbum.
 

              Power metal a raudales por cada costado, con líneas vocales que van en constante búsqueda de ese mentado efecto himno, una dupla de guitarristas que desde lo técnico convencen a la primera por su innegable capacidad de soltar buenos solos con altas dosis de virtuosismo, pero que a poco andar desnudan su principal falencia. Y es que realmente tras los primeros temas como “Stargazer”, “Undying” o “In the Walls”, poco o nada hay más adelante que te pueda entusiasmar hasta la médula sin terminar de provocar hastío. Reconozco el esfuerzo que ha puesto en esto la vocalista Sabrina, pero no es suficiente para composiciones que tras las primeras dos canciones pareciera que ya te lo hubieras escuchado todo. Me parece que la gracia de un estilo como el power metal es justamente mantener el entusiasmo en su audición a lo largo del disco entregando las suficientes variantes y cambios de ritmo para mantener prendido al oyente, algo en lo cual estos gringos se nos caen de bruces como si de un niño recién aprendiendo a caminar se tratase. 

De lo más simpático podríamos destacar a “Kingslayer” con unos leads galopantes cercanos a la escuela maidenesca, uno de los de los más enganchadores sin duda, y también por ahí la contagiosa “Neverending”, con un gustillo más hard heavy de muy buen pie y mejor ejecución con un despliegue técnico envidiable. Pero de ahí en más poco y nada, tan solo algunos cuantos destellos para una banda que prometía demasiado, y que como otros tantos esfuerzos se nos va más que nada en un par de temas efectistas y una portada medianamente ostentosa, pero que termina dándole la razón a aquel sabio refrán popular de “mucho ruido, pocas nueces”. Discreto lo de estos muchachos. 

FORMACIÓN:

Sabrina Cruz - voz
Camden Cruz - guitarra
Kevin Byrd - guitarra
Aaron Sluss - bajo
Keith Byrd – batería



WEBSITE: https://www.facebook.com/SevenKingdomsOfficial 

SONIDO: 9
PORTADA: 7
VOZ: 5
MÚSICA: 4

NOTA FINAL: 6,2 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SINIESTRO “El Elegido del Mal”

NOTICIAS: Lanzamiento del single "Given Work" de los chilenos Renegade - 22 de septiembre